lunes, 14 de marzo de 2011

El final de la era Zapatero (I)

Manuel Rincón
Si todos los productos industriales ya incorporan una obsolescencia programada de fábrica, también ocurre lo mismo con los políticos. Y al Sr. Rodríguez Zapatero, ya le han puesto la etiqueta de caducidad, con fecha límite 11 de marzo de 2.012.

Capítulo 1. Introducción

Quiere esto decir, que por fin en esa fecha, si no es antes, nos veremos libres del inefable ZP (siglas que vienen de aquello que parecía una broma y al final fue una triste realidad, Zapatero Presidente), de aquel ZP del talante y la sonrisa ingenua, del que tanto mal hemos recibido, al menos en mi modesta opinión, y que creo es el peor gobernante que hemos padecido en este País desde tiempos de la Guerra de la Independencia.

Mientras en estos momentos sus sátrapas, que otra hora le postulaban como el vástago y líder indiscutible, se pelean entre sí para repartirse sus despojos, recordando aquellas tristes escenas de La Caída del Imperio Romano donde todos querían ser emperadores de un imperio que se desmoronaba. Ellos aquí y ahora aspiran a gobernar una nación que se desmorona también, España y a la cual parecen empeñados en poner una fecha de caducidad.

Me parece interesante en este momento y antes de su finalización, analizar brevemente la era Zapatero, para intentar inferir que nos va a deparar el futuro próximo, una vez que ZP, permitidme que le referencie a veces por las siglas con las que es conocido por todo el mundo, haya sido retirado de la circulación y declarado caducado y obsoleto de forma irreversible.

He de decir que muchas de las situaciones que pasaré a comentar, no son exclusivas de ZP. Venían ya de gobiernos atrás y no se habían solucionado nunca, pero las recetas que aplicó ZP, por no captar el entorno que se le entregó, lo que hicieron fue maximizar ciertos problemas de manera inadmisible.

Es conveniente recordar, que España hace siete años, al menos aparentemente estaba a la cabeza del crecimiento económico de Europa, lo cual no debía de suceder desde tiempos de Felipe II. Era un país con oportunidades, con superávit presupuestario, con empresas multinacionales y con la tasa de paro más baja de su historia reciente. Con una visión ortodoxa de la economía esto no era así, pues se arrastraban errores y problemas desde la era González, pasando por la de Aznar, pero estaban totalmente enmascarados tras un falso desarrollismo, que daba una fachada de solidez, bajo unos cimientos de barro, susceptibles de hundirse en cualquier momento.

Capítulo 2. Entrada triunfal

Pero vayamos a la historia de estos últimos siete años, y las transformaciones que han ocurrido.

Todo comenzó inopinadamente, por las dramáticas circunstancias que todos conocemos, y en las cuales no voy a entrar, que catapultaron a nuestro amigo ZP a la Moncloa, casi sin pensarlo y dudo mucho que mereciéndolo.

Y ni corto ni perezoso, una vez instalado, empezó a aplicar sus genialidades a toda la población española. Ya había conseguido sujetar a su partido y a casi todos sus “barones”, con mano de hierro. Se rodeó de una serie “curiosa” de personajes, obedientes, aduladores, serviles y leales, y colocó a muchos de sus colaboradores en los ministerios, donde salvo en contadas ocasiones, comenzó a reinar la mediocridad más absoluta. La táctica aplicada, fue poner gente más ineficaz que él mismo en los puestos clave y desplazar a la gente más brillante, con el fin de no tener nunca competencia.

Había, aparentemente dinero del superávit presupuestario, esta vez parecía que la despensa estaba bien llena, y acometió el derroche sistemático de los fondos públicos, ahorrados durante años. Ya entraría más dinero. Estábamos con un PIB, en boca de ZP, por encima de del Italia y a punto de pasar a Francia. El optimismo fluía a raudales y todos sus allegados se congraciaban de la situación. Él mismo nunca se dio cuenta que heredaba una situación económica bastante insana, pero hábilmente maquillada por sus antecesores, para dar la sensación de esplendor y fortaleza de la que realmente carecía.

Además de hablar de maravillas económicas, sin saber lo que decía, había que apuntarse el tanto del fin de ETA, negociando prácticamente sin condiciones el final de la misma, y como no, había que mejorar los estatutos de autonomía, que siempre era una manera de cosechar más votos. Si conseguía salir airosos de tales lances, sería el Presidente perpetuo de España.

De paso le parecía interesante a ZP recordar los tiempos de la Guerra Civil, con una Ley de Memoria Histórica, bastante parcial en su enfoque, para que no se nos olvidasen, al los ciudadanos que queríamos olvidar, aquellos turbulentos tiempos. Y nos inundó con sus visiones existenciales sobre aquellos sucesos.

La educación, tema importante, se solucionaba dentro de su peculiar visión de este tema, con la implantación de la polémica asignatura “Educación para la Ciudadanía”, que en su enfoque parece más pertenecer a la vieja era soviética, que a un país moderno, plural y democrático. Pero a él le satisfacía en extremo

Por supuesto la banca y el sistema financiero españoles eran el asombro del mundo. No necesitaban ni reformas ni dinero. Nunca se puso a pensar en la cantidad de hipotecas que atesoraban, que la era Aznar propició, el peligro que esto suponía para el sistema, y que él al heredarlas no tuvo nunca intención de cambiar.

En política exterior, parecía que los aliados naturales de España, en la era Aznar, (USA y Europa), contaban ya poco. Nuevas alianzas con otros países, eran ahora más necesarias que nunca, regándolos de paso con dinero que nos sobraba. Parecía más interesante incluso tomar decisiones militares al margen de la OTAN pues era hasta divertido y audaz. Por supuesto los soldados españoles en Irak fueron repatriados a toda prisa, según incluía el programa electoral, y sin ninguna contemplación con los aliados.

En economía como el ladrillo parecía una fuente eterna de beneficios, no eran necesarias medidas especiales, limitándose a dar continuismo a los garrafales errores cometidos por los gobiernos de Aznar. Tener una oficina económica privada en Moncloa sin sintonía ninguna con el Ministerio de Economía, le proporcionaba una sensación de superioridad y libertad al bueno de ZP.

Las voces que alertaban de un empeoramiento económico, que hablaban de una burbuja inmobiliaria y que pedían la cohesión del estado, eran consideradas como no progresistas. Todo era opinable, con buen talante por supuesto, hasta el concepto de Nación.

No estábamos en los famosos comités G, y se imploró la participación española, que al final fue lograda con mucho esfuerzo y no pocas humillaciones.

Por si no había bastantes frentes ya abiertos, porque no tocar el energético y para ello que mejor que subastar nuestra mejor empresa eléctrica, la multinacional ENDESA, una autentica joya de la corona Encima, si de paso en el desguace, había pingues comisiones para los intermediarios, mucho mejor para todos, menos para los ciudadanos, que por supuesto no contaban. ZP nunca pensaba entonces en que podía equivocarse.

Para los sindicatos generosas subvenciones con dinero público, a cambio de su servilismo y entrega total.

Pero las cosas no le salieron tan bien como pensaba a este moderno Maquiavelo.

Capítulo 3. Indicios alarmantes

Y al final de los cuatro años de legislatura, nos encontramos con una ETA más feroz que antes, con la vergüenza del caso Faisán, con el Estatuto Catalán en el Tribunal Constitucional, con cabreos mayúsculos del ministro de economía, con acciones poco amistosas de nuestros nuevos países amigos, y con el caso ENDESA mal solucionado. Por si fuera poco, Afganistan dejaba pequeño a Irak, en bajas y en envergadura militar. Los sindicatos empiezan a dar muestras de descontento. Su discurso populista y demagógico empezaba ya a sonar a hueco hasta para sus más fieles seguidores.

La economía había comenzado a invertir su ciclo. Los antiguos superávits desaparecían a velocidad pasmosa, y el fantasma del paro llamaba a la puerta.

Nada de esto pareció hacer mella en el líder que se veía en la cima de su poder, y que pensaba conservar largo tiempo para profundizar en sus reformas, que solo habían comenzado. Su discurso repetitivo no cambiaba.

Y el bueno de ZP, dentro de su obsesión, para ser reelegido, en una campaña que recuerda a las de las repúblicas bananeras, promete la creación de 2 millones de empleos, prometió el regalo de 400 euros a cada ciudadano, cheques bebe de 2.500 euros, autonomía a espuertas y muchísimas más frivolidades. En fin así cualquiera es reelegido presidente.

(CONTINUARÁ)

Otros artículos de este autor

________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

16 comentarios:

  1. ¿ZP, el de la sonrisa ingenua? Ingenuos los que le votaron, porque no he visto en mi vida a alguien más transparente que él. Sólo hacía falta echar un vistazo a su curriculum y a sus discursos, para deducir que cabía esperar de su gobierno.
    Aprovechando algunos términos del artículo, corto sí, y perezoso, también.

    ResponderEliminar
  2. Ahora solo faltan los ZP2, que harán lo indecible, cueste lo que les cueste, para seguir en el poder, pues de lo contrario y DEPENDIENDO DE QUIEN TOME LAS RIENDAS (al menos eso esperamos la gente honrrada y de buena fe) les van a salir muy caras sus mentiras, despotismos, corrupciones, prepotencias y un rosario más de sinvergüencerías que tienen a España convertida en un sin fín de putrefactas tribus con sus correspondiente corruptos y vendidos caciques.
    El problema está en ¿quien tomará las riendas? Otros vendidos y aspirantes a la buena vida sin dar algo a cambio?
    Es que no existe gente honrrada y digna en España? Esperemos que sí!

    ResponderEliminar
  3. Gracias y ya deseo leer la segunda parte, de este resumen de una era nefasta por el personaje que la protagoniza y por los acólitos que le han acompañado. Hoy un diario decía que ZP ya está en quinto lugar dentro del PSOE y pronto sus antiguos acólitos, como Judas le negarán repetidamente.

    ResponderEliminar
  4. Empieza la entonación del mea culpa.

    El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha admitido este lunes, cuando se cumplen siete años de la primera victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero, que el PSOE ha cometido "alguna equivocación" durante todo este tiempo, lo que ha justificado señalando que "el que trabaja mucho a veces se equivoca"

    ResponderEliminar
  5. Se queda Ud. corto. El Zejas es el peor gobernante desde los Reyes Católicos. Eso sí, con la anuencia del monarca.

    Y aún no sé de qué c... se ríe siempre. Vaya donde vaya, la última vez en Bruselas, sale el pedazo de imbécil sonriendo. No puedo con eso.
    ¿Acaso sonríe por saberse autor de la desgracia que ha hecho con España en tan poco tiempo?

    Debe reírse de los cinco millones de parados. Es como para echarse a la Moncloa con armamento pesado.

    ResponderEliminar
  6. Menos mal que caduca, si no fuese por eso acabaría con todos los españoles y seguiría cachondeándose. Inútil.

    ResponderEliminar
  7. En caída libre.
    La imagen política de José Luis Rodríguez Zapatero está en caída libre y eso está teniendo un efecto devastador para él entre los ciudadanos y entre los votantes socialistas, que han dejado de verle como un referente, censuran su actuación política y no quieren que sea el candidato del PSOE en las elecciones generales.

    ResponderEliminar
  8. Los españoles tenemos lo que nos merecemos. Somos unos incultos y lo peor unos cínicos!! Y a creernos todo lo q nos dicen los paleolíticos y la caja tonta!!! Venga!! A opinar de todo sin saber de nada!!! Ala!! A gobernar los mayores ineptos, corruptos,ignorantes y desangelados posibles (de 1 y otro bando) y sobre todo nosotros a quedarnos en casita sentados viendo pasar la vida! Que bonito!! INFORMENSE y VOTEN en consecuencia COJONES!! madre mía que indignación!! Y q hacemos lo q no queremos esta mierda de sistema? Emigramos??

    ResponderEliminar
  9. Imanol Azpicueta15 mar. 2011 7:07:00

    Yo estoy en desacuerdo. Los españoles tenemos LO QUE NO NOS MERECEMOS. En concreto con ZP, no nos merecíamos nunca un personaje tan poco preparado y tan ignorante como este hombre. Pero tampoco nos merecemos una ley electoral tan poco democrática como la actual, que opera con listas cerradas. No nos merecemos la politización de la justicia y no nos merecemos que nos roben descaradamente los políticos. El futuro está en nuestras manos en no resignarnos +D

    ResponderEliminar
  10. Mientras que en nuestra querida España, no se lleve a cabo una profunda reforma de nuestra "Santa Constiución", que defina con nitidez y claridad total, -fuera de toda duda o equívoco-, la clase de Estado, Justicia, Autonomías,Sistema Político, y demás Instituciones que deseamos tener en nuestra Nación, esto, desgraciadamente no tendrá arreglo posible. No solo consiste en cambiar a este miserable personajillo ZP, y a toda su cuadrilla de parásitos, sinverguenzas y vividores que nos engañan, mienten y roban de continuo, y nos tratan como a retrasados mentales; hay sobre todo que pedirles responsabilidades por haber arruinado un País en poco más de siete años, ¡¡que se dice muy pronto!! A los politicos, A TODOS los que no cumplan estrictamente con absoluta honradez las obligaciones de sus cargos, voluntariamente aceptados, hay que darles un severo escarmiento por parte de la Justicia. De todos modos, lo urgente ahora es echar a ZP de la política y mandarle a Cuba con Fidel, sin billete de vuelta. ¡¡ZP, MALDITO SEAS, TU Y TODA TU GENTUZA" "QUE LASTIMA DE GUILLOTINA" En estos casos sería la mejor medicina. ABM

    ResponderEliminar
  11. Corre por internet la siguiente información a cerca de Don Jose Bono: Entre sueldo y complementos, el presidente del Congreso cobra 13.856 euros al mes: 3.126 por diputado, 3.605 como complemento, 3.915 para gastos de representación y 3.210 de libre disposición. Las dos últimas partidas suman más de 6.000 euros mensuales para comidas, regalos y actos de protocolo. Todo este dinero sin contar las indemnizaciones previstas por ley para sufragar «gastos que sean indispensables para el ejercicio de su función».

    ResponderEliminar
  12. Los sindicatos quieren, pero no pueden decir nada o lo que dicen lo dicen con la boca pequeña, ya que han sido también grandes beneficiados a la hora de recibir dinero, pasando de 14 millones de euros en el 2004, a 29 millones de euros en el 2010.

    Por eso se olvidaron de los trabajadores, porque estaban bien pagados y bien comprados.

    ETA existe porque cuando se tuvo la oportunidad de acabar con ellos, porque estaba casi totalmente desmantelada, se pactó una tregua enganñosa a la que el PSOE como si tuviera una deuda con ellos, permitieron.

    Y bueno, en su conjunto, han sido un gobierno nefasto, que ha mentido constantemente a sus ciudadanos y que ha vivido de las rentas heredadas del anterior gobierno, que para llegar a dejar el país bien y como una gran potencia, tuvo que trabajar muy duro e incluso congeló el sueldo a los funcionarios, pero en esa ocasión, valió la pena porque se vieron resultados positivos.

    Y ahora la pena es que todavía les queda un año para seguir destruyendo todo lo que tocan, crando malestar, separación, pobreza, ruina...

    Son unos auténticos destructores que no han sabido llevar las riendas de nuestro país y además, sus acciones están en la mayoría de los casos en la línea de crear un estado de prohibiciones que no tiene nada que envidiar de una dictadura.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Con lamentarnos y maldecir la desgracia de los últimos siete años no proyectamos el futuro. A los palmeros,seguidores perrunos de ZP y demás ignorantes que reelijieron al prócer cósmico, un poco, solo un poco de AUTOCRÍTICA. Elloss son corresponsable de éste erial.

    ResponderEliminar
  14. q tristeza! es cierto q éramos un gigante con pies de barro, pero este iluminado idiota tardó 2 segundos en llevarse por delante lo q muchas generaciones de españoles habían logrado con tanto esfuerzo.
    Unos pocos minutos tardé en catar a este sujeto. Más allá de sus lindos ojitos no habia nada q mereciera la pena y sí mucho sufrimiento para España, pero muchos lo jalearon y lo vieron como un cambio positivo, pero su actuación durante los luctuosos acontecimientos del 11-13 de marzo, lo dejaban todo meridianamente claro. Nos está bien empleado por votarle no una sino 2 veces. Aunq yo gracias a Dios, nunca lo voté.

    ResponderEliminar
  15. ES BUENO RECORDAR LO QUE PASÓ PARA PROCURAR QUE NO SE REPITA MÁS

    ResponderEliminar
  16. ESTOY DE ACUERDO. OJALÁ SE CIERRE ESTA ERA YA

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.