sábado, 26 de febrero de 2011

Debates sobre la ley electoral. Resumen de lo expuesto hasta ahora

La Tercera Ola
Hace unos días se inició en La Tercera Ola un ciclo de debates sobre la Ley Electoral, cuya reforma se considera una de las prioridades fundamentales con el fin de conseguir un funcionamiento adecuado de nuestras instituciones, la regeneración del sistema político español y la devolución a la ciudadanía de su capacidad de decidir. Los argumentos expuestos por tres articulistas fueron completados por las aportaciones de los participantes en esta web a través de sus interesantes comentarios. Es momento de hacer un resumen de lo expuesto hasta el momento por articulistas y comentaristas.

El ciclo comenzó con el artículo de Manuel Rincón, que expuso la urgencia de la reforma de la ley electoral por considerar que el voto a listas cerradas, esto es a partidos y no a personas, implica conceder un cheque en blanco a las formaciones políticas, con muy poca capacidad de control de la gestión pública por parte de los ciudadanos. Según este autor, la mayor parte de los votantes conocen, como mucho, al primer candidato de la lista, pero no al resto. Sería mucho mas conveniente votar a personas con nombres y apellidos, cuya forma de pensar sea conocida por los electores. Considera que las listas electorales abiertas constituye una vieja aspiración que la vigente ley no contempla en absoluto.

También advertía Rincón que la actual ley deja a la gobernabilidad del Estado al arbitrio de partidos regionales minoritarios, que obtienen así enormes ventajas poco acorde con su número de votos. Por último, el autor apuntaba a que el actual sistema dificulta el necesario control del representante por parte del representado.

Por su parte, Emilio S. Herrera advertía en su artículo, citando a Rousseau, que la Voluntad Popular queda desdibujada o transformada en una caricatura cuando son las organizaciones y no los individuos, quienes toman la iniciativa legislativa. La esencia de la democracia se fundamenta en el voto individual pero la creación de grandes estructuras partidarias, y en general organizaciones fuertes con funcionamiento no democrático, hace que sea la élite de estas estructuras la que, en realidad, acaba votando y no los ciudadanos. Por ello, según el autor, el bipartidismo en España ha secuestrado la democracia ya que los electores no votan realmente las políticas que pueden realizar estos partidos sino aquello que, en su opinión, representan: su ideología. Y este problema no se limita a los partidos sino que es extensible a sindicatos y otro tipo de organizaciones.

Por todo ello, Herrera lanzaba un llamamiento para que, a través de internet, aquellos ciudadanos hartos del actual sistema exijan una reforma de la ley electoral con el fin de recuperar la auténtica democracia y el derecho a decidir.

Por último Juan Manuel Blanco explicaba en su artículo los mecanismos por los que el sistema de elección por medio de listas cerradas, junto con un funcionamiento no democrático en los partidos políticos, ejerce un efecto devastador sobre el sistema político, vaciando de contenido la mayor parte de las instituciones del Estado (Parlamento, Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial etc). Así, estas instituciones desarrollan un funcionamiento meramente formal pues las decisiones no se toman realmente en estos órganos sino en las cúpulas de los partidos políticos, que son los que controlan estas instituciones. Todo esto lleva a la desaparición de la Separación de Poderes, de los mecanismos de control de los gobernantes y del principio de representación, llevando a una democracia más formal que real.

En opinión de Blanco, la reforma de la ley electoral debe perseguir cinco objetivos: a) fomentar la representación directa para que cada elector sepa quién es su representante y pueda exigir cuentas de su actuación, b) procurar en mayor medida el voto a personas, y no tanto a partidos, obligando a los candidatos a presentarse individualmente ante los electores, c) potenciar la autonomía del parlamentario individual y la libertad de votar en conciencia sin disciplina de voto, d) favorecer la separación de poderes y unos Parlamentos con mucha mayor autonomía de las direcciones de los partidos y e) reducir la concentración de poder en las direcciones de los partidos, favoreciendo la independencia de las instituciones clave del Estado.

Los comentarios de los participantes han sido muchos y muy diversos. Parece existir un acuerdo generalizado con lo expuesto por los articulistas y, en particular, en el carácter perjudicial y poco democrático de nuestro sistema electoral. Algunos lectores han ido más allá, indicando que la democracia en España es inexistente. Nadie ha manifestado conformidad con las listas cerradas: los que se han pronunciado están claramente en contra. También hay quien se ha quejado de que ,con la ley electoral actual, todos los votos no tienen el mismo valor.

No se han expresado muchas propuestas concretas de reforma, salvo la apelación, en alguna ocasión, a las listas abiertas o al voto personal al candidato y no al partido. También se ha propuesto la idea de votar a las personas por un lado y a los partidos por otro. El pronunciamiento más concreto ha consistido en la defensa del sistema anglo-americano de elección de diputado único por distrito, enunciando las ventajas que proporciona este sistema.

Otros participantes han expuesto la necesidad de imponer requisitos a los candidatos, como por ejemplo que no sea sospechoso de corrupción.

Existe un acuerdo en que la reforma de la Ley electoral es urgente pero gran discrepancia acerca de lo que los ciudadanos pueden hacer para impulsarla.

Una parte de los participantes muestra un no disimulado pesimismo, considerando que es muy difícil, cuando no imposible, modificar el actual statu quo. Piensan que los políticos no van a aceptar una reforma que recorta su poder y privilegios. Alguien ha citado las palabras de Mariano Rajoy en el sentido de que si llega al poder tampoco cambiará la ley electoral “porque no hay demanda”. Algunos señalan la imposibilidad de encontrar vías para que la ciudadanía logre hacer oir su voz favorable a las reformas.

Otros consideran que la mejor estrategia es trabajar en internet para difundir los mensajes e ir modelando poco a poco la opinión pública utilizando tanto ideas básicas o consignas, como argumentos razonados. Esta campaña utilizaría tanto el correo electrónico como las redes sociales.

Un lector cree, por el contrario, que internet no es eficaz y que hay que llevar la discusión a los medios de comunicación de masas.

Se han propuesto vías de acción concretas como la organización de movilizaciones, la creación de un partido que defienda estas reformas, la elevación de una petición al Rey o la recolección de firmas para una iniciativa legislativa. Sobre esta última propuesta, otros participantes han comentado su escasa eficacia.

También se han contemplado estrategias relativas al voto. Desde pedir votar sólo a partidos que defiendan la reforma hasta propugnar la abstención o el voto nulo. Mención especial merece la discusión sobre el voto en blanco, propuesto por una parte de los comentaristas aunque otros se muestran en contra, argumentando su inutilidad.

Por último hay quien manifiesta su escepticismo ante estas acciones concretas. Considera que para ser eficaces hay que organizarse, usando internet, tener unos objetivos y un plan viable. Y ser un número aceptable. En caso contrario, piensa, “no llegaremos muy lejos y nos ahogaremos en nuestra frustración”.

___________________________________

Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

22 comentarios:

  1. O sea, como no nos ponemos de acuerdo en nada, los partidos seguirán haciendo lo que les de la gana. Cojo-lio, digo, nudo.

    ResponderEliminar
  2. Queridos amigos.

    Debo felicitarme por la acogida que ha tenido este ciclo, necesario para lograr un cambio en una ley fundamental y que en su estado actual devalúa notablemente nuestro modelo democrático.

    Partamos del punto donde hay consenso total. La ley es mala y hay que cambiarla.

    Para un cambio racional de la misma, parece que el mejor modelo sería un voto por demarcaciones a candidatos concretos, conocidos y de fácil seguimiento en su trayectoria.

    Otro punto a cambiar sería evitar la vergonzosa actuación de venta de votos de partidos minoritarios, que se podría solucionar con una segunda vuelta en el caso de ausencia de mayoría absoluta.

    Para completar esta ley de forma eficaz, se necesitaría un estatuto del político, que incluyese inhabilitaciones por cohecho o corrupción.

    Llegados a este punto, en mi opinión podemos hacer un debate constructivo de la forma práctica y más efectiva de hacer estas peticiones.

    Reflexionad este fin de semana sobre ello. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. HAY QUE IR PONIENDO EN TODOS LOS SITIOS QUE PODAMOS QUE EXIGIMOS UNA ¡Reforma de la Ley Electoral YA!, para que no diga Rajoy que no hay demanda.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos: en primer lugar quiero dar las gracias a todos los que participan en esta página tan estupenda de La Tercera Ola, creo que es el camino correcto para ir haciendo Democracia con mayúsculas, cuando la gente nos vamos dando cuenta de la necesidad de participar en la vida social en general, por todo ello...¡¡ ánimo para todos y que no decaigan las fuerzas !!.
    En segundo lugar deciros que soy leonés, del Viejo Reino, ( Salamanca, Zamora y León ) tan ultrajado y vilipendiado....maragato para mas señas...tranquilos que llegamos ja ja ja. ¿A que viene esto? Muy sencillo, el pasado año, 2010 se celebró el 1.100 aniversario del Reino de León, y claro como no somos ni vascos ni catalanes, pasó desapercibido a nivel nacional e internacional, a pesar de tener un organismo encargado de las efemérides y celebraciones. Si hubieran sido los vascos o catalanes los que celebraran el nacimiento del Parlamentarismo en Europa, se hubiera enterado el mundo entero. Y con el primer Parlamento europeo, llego a las razones de que fuera en León y no en otro sitio...y no son otras que el Derecho Consuetudinario ( Dícese de lo que es costumbre) Leonés. Y esta es mi propuesta y la solución a nuestros debates. Ya tenemos en nuestra Historia, como forma de gobierno inviertiendo la pirámide de poder actual, el derecho como se aplicaba en el Reino de León, empezando por el Concejo Abierto, como primer órgano de gobierno comunal con poder de decisión sobre los temas que interesaban al pueblo y donde en concejo y democraticamente se elige al representante o alcalde pedáneo, siemrpe será un vecino al que todos conocemos: Los alcaldes pedáneos eligen al representante de la comarca y así sucesivamente...Por cierto, que la Junta de Castiga a León, ha eliminado todo el poder a las juntas vecinales o concejos, quedando como algo folklorico. Gracias por vuestra paciencia, pero es muy interesante creo esta propuesta, además es nuestra, auntenticamente española.
    Saludos a todos, Juanjo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Que dice Rajoy que no hay demanda?, pero en qué planeta vive este individuo. Pues claro que hay demanda, pero como los que votamos sólo somos el atrezzo de "su democracia", los que se sientan en estos órganos de poder nos prestan la atención que merece cualquier elemento prescindible en una obra de teatro.
    Creo que habría que inundar el correo de las sedes del PP y del PSOE, además de los del congreso y del palacio de la Moncloa con mensajes, exigiendo la reforma de la ley electoral.

    ResponderEliminar
  6. REFORMA DE LAY ELECTORAL YAAAAAAAAAAAAA!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Se debe agradecer tanto a editores como a comentaristas sus trabajos. Creo que estamos en el embrión de algo bueno para la democracia, y hay que dar tiempo para que se desarrolle, y pueda nacer correctamente. Todos a ello. Podemos.

    ResponderEliminar
  8. Estimados todos:

    No hay que dejarse llevar por el desaliento. También parecía imposible derrocar regímenes y los países del magreb nos están enseñando a hacerlo.

    El otro día escribí un comentario que se me borró. Os lo vuelvo a poner para que le deis una vuelta.

    Yo considero que hay que distinguir en los tres ámbitos de elección entre el que te va a gobernar y el que te va a representar.

    Es decir, en las elecciones a Cortes Generales tendríamos que tener tres votos: uno para el Presidente del Gobierno y otros para tus representantes. En el primer caso la lista sería a nivel de España y el más votado gobernaría directamente. En el segundo se distinguiría entre una lista a nivel nacional y un representante a nivel local. En el caso nacional dejaría 100 escaños a repartir proporcionalmente siguiendo el mismo esquema de las elecciones europeas. En el caso local, el representante sería el más votado en cada circunscripción y tendría que dar cuenta de sus hechos a sus electores. Habría 300 escaños elegidos de esta forma.

    A nivel autonómico aplicaría el mismo criterio. Aunque considero que las Autonomías sobran.

    A nivel local sólo habría dos voces: Una para escoger directamente al alcalde y otra para el representante de Barrio.

    La ventaja de este sistema radica en que la voz del elector siempre sería oída, ya que elegiría siempre a su representante de zona. Además la formación de Gobierno sería fácil ya que se eliminaría el chalaneo característico. Por último partidos como IU y UPYD tendrían representación por la lista proporcional pura a nivel estatal en función de sus votos reales y los partidos nacionalistas tendrían voz, no estarían excluidos del sistema, pero no chantajearían al resto al no servir sus votos para la formación del Gobierno. Además, la separación entre poder ejecutivo y legislativo sería real.

    Como todo es un primer paso, sé que será mejorado por vosotros.

    Eso sí, hay que dar la batalla en internet y lograr que se oiga nuestra voz democrática. Democracia significa el poder del pueblo.

    ResponderEliminar
  9. UNA HUMILDE OBSERVACIÓN DE UN ASQUEADO APOLÍTICO.
    Corríjanme si me equivoco. El único partido que ha insistido y nadie(creo)le ha apoyado en esto del cambio de la ley electoral (entre otros) no es UPYD?. Me llama mucho la atención, pues que yo sepa son los únicos que veo que le están plantando cara (de frente) a estos (y me refiero a los dos, desde luego, porque tan vendidos está uno como el otro) corruptos sinvergüenzas, hipócritas y mentirosos tanto por sistema como por costumbre.

    ResponderEliminar
  10. Para lograr lo que tanto comentamos solo hará falta una cosa, DIGNIDAD Y UNIÓN ENTRE TODOS NOSOTROS. Españoles o no, ya tendríamos que tener las ideas claras y saber que mientras que los políticos, sanguijuelas y afines a este asqueroso sistema no dejarán (NUNCA) de ir a votar (POR QUE SE LES ACABARÍA EL CHOLLO) nosotros no podemos seguir "LARGÁNDONOS A LA PLAYA" evadiendo responsabilidades con a quello de: ES QUE TODOS SON IGUALES!
    España, DESPIERTA DE UNA PUÑETERA VEZ (perdón). Y si eres de esos que aún siguen cobrando una ayuda, el paro o "estas subvencionado" y por eso te ríes de los peces de colores, despierta hijo mío! MAÑANA TE TOCARÁ A TÍ y entonces dirás... ¿CABRONES? No! cabrones son todos los que fomentan la desidia y abusos (entre otros) y que permiten que semejantes sanguijuelas sigan haciendo con España lo que les da la real gana.
    Fdo.: Otro apolítico asqueado de los políticos y los zánganos que los cobijan.

    ResponderEliminar
  11. Saludos, una perfecta síntesis de todo lo sugerido en este blog sobre la Reforma de la Ley Electoral, no estoy de acuerdo con que la multitud de opiniones sea negativa, sino todos tenemos claro el fin, lo que queremos conseguir, ahora se está produciendo el 'brainstorming', y lo importante es que la gente se interesa y participa. Sobre el tema de cómo hacerlo, por mi profesión conozco Internet desde su creación, su potencial y hasta dónde llega, nosotros vemos Internet como algo cotidiano, un instrumento que usamos para muchos de nuestros propósitos (desde buscar vacaciones hasta encontrar a personas que comulguen con nuestras ideas), pero para la gran mayoría de los españoles Internet es algo poco serio y fiable, sí es un intrumento donde se pueden gestar Revoluciones, pero sigo pensando que las Revoluciones, para existir, deben tener su espacio en los medios, recordad los temas que hubo de moda de las televisiones: drogas de diseño (ahora parece que ya no existen), el acoso escolar (ahora todos conviven en paz y armonía), Al Qaeda (ahora se dedican a vender alfombras)... Para salir en los medios de comunicación se necesita lo que ellos quieren: espacio para rellenar programas, debates, noticias, prensa... Quizá una forma sea con sus propias armas, creando un partido que vaya en contra de todo lo establecido, donde no existan líderes, sino unas directrices y axiomas, que sean una síntesis de lo que la sociedad demanda, pero algo que llame la atención de los medios de comunicación, ¿cómo llamar la atención de los medios? incitando a su curiosidad, estamos repartidos geográficamente, asi que puede ser tan simple como la pegada de cartelitos con nuestras consignas de forma regular por todas las calles, no sólo en época electoral, poco a poco, y con constancia, la gente sentirá curiosidad, verá que la ideas de su interior son compartidas por mucha gente, y que están organizándose, y verá que todo puede cambiar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Imanol Azpicueta28 feb. 2011 9:09:00

    Amigo Alfonso:

    Modestamente creo, que con las fuerzas disponibles, una vez de acuerdo en que hay que cambiar la ley electoral, lo mejor es actuar en 2 frentes:

    1. Internet. Este blog es muy bueno, pero probablemente poco conocido. Hay que extenderlo y enriquecerlo con aportaciones personales, en forma de artículos concretos.

    2. La idea de poner pegatinas-carteles, no es mala. No hace falta mucho dinero para hacer unas pegatinas, uniformizadas para todo el Estado donde se ponga simplemente, por ejemplo, no votes mientras no cambie la ley electoral www.laterceraola.org.

    3. El tema del partido es peligroso, pues puede ser un fracaso importante si se carece de masa suficiente. Es prematuro. Yo más bien organizaría un encuentro, como ya se ha sugerido para tener oportunidad de conocernos y conversar.

    ResponderEliminar
  13. Saludos, Imanol, tienes razón con el tema del partido político, ya que pueden desvirtuarse los ideales originales al entrar en su propio juego, sobre todo en el estado actual en el que nos encontramos, primero tiene que forjarse La Idea, de La Idea surge El Movimiento, y de El Movimiento surge La Revolución, una vez que todo esto se haya materializado se podrá formar algo, sea partido, o sea organismo, o lobby, que gestione las necesidades del pueblo, y que lo defienda, el ideal sería (a mi parecer) un Cuarto Poder supervisor de los otros tres poderes, formado por el pueblo, con plenos derechos para proponer, vetar y sancionar (además de forma personal a los individuos) al resto de poderes, así cada integrante del resto de poderes sería responsable personalmente de sus acciones, es una situación ideal, y parecerá utópica, pero creo que es posible, no a corto ni a medio plazo, sino a largo plazo y despues de un muy duro camino y trabajo de todos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Un enlace interesante sobre como quedaría el parlamento si se modificara la Ley D'hont

    http://noticias.lainformacion.com/espana/como-seria-el-congreso-con-el-sistema-un-ciudadano-un-voto_QktiBtijK9MqIf03eJjp64/

    ResponderEliminar
  15. Señores: no se cansen, el sistema no vale. En cualquier caso el solo se va a destruir, ya que son los mismos perros con distintos collares.

    Vestrum

    ResponderEliminar
  16. Los políticos se ríen de los comentarios que nosotros publicamos en estos foros, hasta incluso llegan a hacer chistes de lo que escribimos, lo digo porque lo se de buena tinta, ellos nos califican de “pobres ignorantes” y aunque solo aspiramos a ser simples ciudadanos, ellos no nos aceptan como tales y nos clasifican en tres grupos:

    Grupo A: Somos “Pasta”
    Grupo B: Somos “Votos”
    Grupo C: Somos “Colaboradores”

    Y si conseguimos escapar a estos grupos… Somos delincuentes.

    ResponderEliminar
  17. "... los políticos se ríen de estos comentarios..." se reían. Ahora ya les da la risa floja. Y cuando se los hagamos delante de la gente ya veréis donde se meten. Son muchos los comentarios y ya estamos calientes. El invierno pasará, la primavera llegará y el calor nos estorbará y la tensión estallará. Si el cuerpo os pide aplaudir o callar ante la plaga de políticos que nos van a invadir, allá vosotros. Lo apropiado es lanzarles lo que decimos aquí y correrlos a gorrazos.
    El ambiente está que arde.

    ResponderEliminar
  18. Muy bien el resumen. Veo que algunas de mis propuestas se han tenido en cuenta.
    Insisto en lo que ya dije la última vez: reunirnos, tras una Agenda del dia con los temas a tratar, de modo que el brainstorming sea fructífero.
    De acuerdo en que lo primero es cambiar la ley electoral, si no estamos perdiendo el tiempo.
    Si los politicos se rien de nosotros, recordad que el que rie el último rie mejor.
    Premisa: no votar ni al PSOE ni al PP para salir de "las dos Españas". Ni al CIU por haber apoyado la Ley Sinde.
    Partidos minoritarios: UPyD me parece congruente y ahora también Mario Conde aparece en escena con la Fundación Civil, aunque no conozco el manifiesto fundacional. Ruego comentarios al respecto.
    Ciudadanos en Blanco: me han contactado también sobre su propuesta, voto en blanco computable, con lo cual, definidos cuantos votos van por escaño, todos los que ellos recibiesen serían escaños ausentes, o sea, vacíos, como protesta ante el mal hacer de los partidos habituales. A considerar.
    Es impresindible unirse, porque, repitiendo, hay ya casi tantos partidos como ciudadanos.
    Nuestros anfitriones aquí, personas de alto nivel intelectual y (supongo) contactos, amistades y/o prestigio personal, tendrían que contactar directamente con los líderes de los partidos minoritarios y hacer una reunión general para proponerles crear una plataforma común, al menos para el objetivo primordial de cambio de ley electoral, de modo que las consignas -las mismas- se multipliquen más rápidamente en el territorio nacional. Es de suponer que eso les debe interesar a todos, siempre que se les invite de modo que los "egos" individualistas pasen a segundo lugar, ya que nadie será el primero ni el que gane nada, puesto que la ley actual lo impide.
    Hay que hacerles ver las ventajas, ganar-ganar para todos.
    Hay que lograr un frente común digno de los adversarios: el tercer frente, la tercera ola o la tercera alternativa, y si se consigue cambiar la ley electoral, estudiar el coordinar esa fuerza social con UPyD -que ya está dentro del sistema- o Mario Conde, que tiene carisma y una historia que habla de una personalidad interesante y atractiva para el público. O ya se vería eso después.

    Amigos, como ya dije: busquemos soluciones, no culpables, ni excusas, ni que siempre ha sido así. Las cosas son así hasta que alguien viene y las cambia.
    Os recuerdo la película "La Fuerza de Uno", y recordemos a Gandhi, Martin Luther King, y otros tantos líderes, que siendo UNA SOLA PERSONA, consiguieron cambiar el mundo. Nosotros somos más. ¿Por qué no nos unimos? ¿Dónde está el problema? ¿Comodidad, miedo, u otras prioridades -quizás falsas- antes que comprometerse con uno mismo y con el país?
    Ya me diréis.

    ResponderEliminar
  19. Me uno a lo que está naciendo aquí.Cuando empezamos ?.ppsanchez

    ResponderEliminar
  20. Excelente metodología la de publicar artículos temáticos y compilar diversas aportaciones menores, siempre y cuando culminen al final en fijar una posición mayoritaria (y sensata, a ser posible).
    Creo que es una buena estrategia, así se puede ir desarrollando una colección programática. En vísperas de elecciones se podría recomendar el voto hacia aquellas formaciones políticas que incorporen en sus programas los puntos más relevantes de nuetro ideario.
    Ánimo, este puede ser el camino (para refrenar la partitocrácia).
    Sdos.

    ResponderEliminar
  21. Sin desanimar a nadie, he mantenido abierto un foro en lavanguardia.es durante un año, sobre la Ley Electoral de Catalunya. El resultado han sido 150 comentarios, la mayoría míos, como corresponde al padrino del foro.

    Los partidos políticos podrán decir lo que quieran pero hacen lo que les da la gana; es decir: trabajan para si mismos. Ni tan siquiera UPyD ha hecho gala de sus manifestaciones, apostando en Catalunya en la últimas elecciones, por un candidato, Antonio Robles, colado de rondón en Ciutadans sin tan siquiera estar asociado en su Congreso Constituyente y dimitido del grupo parlamentario catalán para convencer a Rosa Díez de que él arrastraba a no sé cuántos. Al final, nada porque Robles no arrastra más que la desidia y la apatía.

    Hay que aprender en todo caso, de los países del Magreb: Todos a la calle apoyados por la CIA y a derrocar los gobiernos anti democráticos. Como nuestro sistema de partidos: anti democrático por excelencia. Y si han de ser los propios partidos los que impulsen una ley electoral democrática que les supone el suicidio, dudo mucho de que la promuevan. Es más: estoy del todo persuadido de que no la van a propiciar.

    De manera que, a mi modo de ver, la única vía posible para lograr el cambio democrático que el país exige y necesita, hay que volver a la Toma de la Bastilla o a un 18 Brumario, pues en otra forma, pacífica como se dice en Derecho, los partidos actualmente manejando a sus anchas todos los resortes del Estado, incluidos los medios económicos para sustentar holgadamente sus estructuras de partidos, no van nunca a renunciar a tan suculenta bicoca.

    Así pues, o salimos en tropel y acampamos en las plazas públicas o estas sanguijuelas que llenan las nóminas de los partidos en el poder seguirán haciendo oídos sordos a lo que les llevaría irremisiblemente a su guillotina económica, de poder y de jugar a dios con los recursos de todos los españoles.

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.