viernes, 8 de abril de 2011

Políticos "Business Class" y ciudadanos de "segunda"

Javier Benegas
Estos días se ha generado una fuerte polémica respecto al voto en contra de la mayoría de los eurodiputados contra la propuesta de excluir de sus excelsos privilegios el de viajar en avión en Business Class a cuenta del contribuyente. La negativa a desprenderse siquiera de un solo privilegio, a todas luces injustificable, evidencia la actitud cicatera e indecente de sus “señorías”.

Pese a ello, esta polémica se podría ver con optimismo ya que han sido las redes sociales de Internet las que han dado publicidad a este atropello, demostrando así que la Red puede y debe ser el medio de comunicación masivo y libre que la sociedad necesita para poner coto a la peste del político profesional y sus interminables desmanes. Pero, por otro lado, es más que seguro que todo este asunto quede en una anécdota irritante que, con el paso de los días, será olvidada, como tantas otras.

Me viene a la cabeza, por ejemplo, aquel otro caballo de batalla que, durante un tiempo, estuvo en boca de muchos. Me refiero al uso y abuso del “coche oficial” en España; un país con el mayor parque móvil de coches oficiales de la UE, y el segundo a nivel mundial detrás de EE.UU. En aquellos días no eran pocos los políticos, periodistas y personajes “ilustres” que consideraban ese debate como demagógico, ya que para todos ellos ese problema en comparación con otros resultaba casi anecdótico. Así, con el paso de los meses, y pese a que la crisis económica ha seguido causando estragos en los ciudadanos de a pie, ese debate fue poco a poco enterrado y olvidado.

"la berlina de color negro y cristales tintados es el símbolo del poder por excelencia; un emblema de la prepotencia que evidencia como pocas otras cosas la existencia de dos tipos de ciudadanos: los ciudadanos “Business Class” y los ciudadanos de segunda clase"

A mi juicio, el uso y abuso del “coche oficial” no es ni mucho menos una cuestión anecdótica, sino un destructivo signo externo que genera efectos adversos que van mucho más allá de lo evidente. Esas berlinas de color negro, con sus cristales tintados y sus ruidosos coches escolta, que a su paso apartan a los demás conductores como si fueran una chusma molesta, son en nuestros días uno de los emblemas más valiosos y, por ello, dañinos de esta clase política mezquina y altanera que hace prácticamente todo aquello que le place con un dinero que no es suyo.

Si tan superfluo y demagógico es este debate, si tan irrelevante es este privilegio, ¿por qué les cuesta tanto renunciar a él?

A lo largo de la historia, todos los Estados que han caído en la tentación de someter y degradar a sus ciudadanos, han generado sus propios símbolos de poder. El Nazismo enarboló la Cruz Gamada y abusó de los uniformes de color “camel “ con distintivos rojos. El Fascismo, sus “Camicie nere”; es decir, el color negro, el Comunismo, sus enormes banderas rojas y sus líderes omnipresentes en forma de gigantescas estatuas de metal. Y en esta España del siglo XXI, que sin prisa pero sin pausa ha ido siendo tomada por el poder político en compañía de un reducido grupo de grandes empresarios y banqueros, la berlina de color negro y cristales tintados es el símbolo del poder por excelencia; un emblema de la prepotencia que evidencia como pocas otras cosas la existencia de dos tipos de ciudadanos: los ciudadanos “Business Class” y los ciudadanos de segunda clase. Por ello, plantearse seriamente terminar con el incesante desfile de convoyes de coches oscuros no es hacer demagogia ni populismo; terminar con los símbolos que de alguna forma ejemplifican el abuso de poder es un primer e imprescindible paso en la recuperación de la libertad en favor de un pueblo apabullado.

Situar a los endiosados pasajeros del coche oficial a la misma altura que el común de los ciudadanos pasa precisamente por apearles de tan ostentoso medio de transporte. Una vez obligados a desplazarse por los mismos medios que un ciudadano cualquiera, los políticos profesionales perderán gran parte de su soberbia y les resultará mucho más difícil deshumanizar a sus semejantes. Reducir el uso del coche oficial hasta convertirlo en algo testimonial es privar al político profesional de uno de sus más preciados emblemas y dejarle desnudo y expuesto, como cualquier otro, a los inconvenientes de la vida moderna y al escrutinio público.

Volviendo al escándalo de los vuelos de los eurodiputados en “Business Class” a cuenta del contribuyente, nada puede justificar el empeño casi patológico con el que la clase política se aferra a privilegios perfectamente prescindibles, máxime cuando, en estos tiempos de crisis, hasta los más altos ejecutivos, que a buen seguro hacen tantos o más kilómetros en avión que sus ilustres señorías, han cambiado sus hábitos para ahorrar dinero a sus empresas, y muchos de ellos, los más responsables, viajan desde hace al menos un par de años, ya sea al país vecino o al otro lado del Mundo, en clase turista.

En conclusión, la regeneración democrática pasa antes que nada por la abolición de los símbolos de poder del político profesional. No son pues, en absoluto, asuntos anecdóticos sino prioritarios, pues gracias a ellos se potencian otras conductas y actitudes indeseables no sólo alejadas de la función política sino antagónicas a la vocación de servicio público. Aún más, no sólo se potencian sino que se consagran. Por otro lado, toda esta imaginería actúa como reclamo para aquellos personajes que aspiran a alcanzar un cargo político para satisfacer su vanidad y ambición personal. Por todo ello, cuestionar estos injustificables privilegios no es un debate propio de tiempos de crisis que deba desaparecer en momentos de bonanza, sino que debe formar parte de la necesaria actitud vigilante que toda sociedad con un mínimo de dignidad ha de mantener en todo momento, por su propio bien.

_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

10 comentarios:

  1. Qué razón tienes, cuando se nos pase el calentón, hasta la próxima y mientras a seguir igual de sumisos

    ResponderEliminar
  2. Está muy bien q los comunistas del norte, denuncien ahora precisamente el asunto de los viajes, Que por cierto la diferencia es de 1.000€ de viajar en busines o "normal". Cifra enorme,cuando segun se dice al año son decenas de miles en total las "escapadas aereas". Con los sueldos q tienen los 750 elementos, no se debería suprimir tanto viaje, salvo q se pague en fines de semana, cada cual, el destino que desee. Que yo sepa a nadie se le obliga a aceptar ese "cargo".
    No obstante, lo que se oculta es la inmensa cifra que nos cuesta ese invento que a la vista del presente que padecemos, no parece que sean precisamente lumbreras, mas bien, gente mediocre puesta a dedo, según la "familia" para triquiñuelas diversas. a mi parecer un despilfarro ilimitado.
    Cada eurodiputado en 4 años,se embolsa 1 millón de euros, algunos como el sr. Almunia y muchos mas, llegarán a facturar mil milllones de pts. ¿No está mal el chollo, con dinero ajeno, verdad?
    Una indecencia según mi docta opinión.
    saludos--luis lopez

    ResponderEliminar
  3. Imanol Azpicueta8 abr. 2011 13:16:00

    Pues ciertamente es un tema que ha calentado a los ciudadanos de este país, en proceso de empobrecimiento a marchas forzadas, para irnos a la cola de Europa. Mientras sus señorías no solo disfrutan de sueldos de gama alta, coches, comidas, ´teléfonos móviles, ordenadores, dietas y demás prebendas a costa de nuestros bolsillos, si no que además quieren coches lujosos y viajes en los que no se rocen nunca con la chusma a la que explotan. Pero esto se olvida, y no debería ser así.

    ResponderEliminar
  4. NO LES VOTES
    La corrupción en España alcanza niveles alarmantes. No se trata sólo de los casos de corrupción urbanística, cohecho, prevaricación, etc., que afectan de manera generalizada a los grandes partidos: hablamos de corrupción en los mismos fundamentos del sistema.

    En este contexto se ha asentado la alternancia perpetua de organizaciones políticas aferradas al poder durante décadas (PP, PSOE, CiU...), sin otras opciones más que aquellas necesarias para conseguir sus propios objetivos, sin permeabilidad de nuevas ideas, sin permitir la participación activa de la ciudadanía, asfixiando toda posibilidad de regeneración democrática.

    Asi comienza una pagina web que por su contenido me ha parecido interesante incluir en mi blog.
    Seria, a mi juicio, muy interesante comprobar lo que sucedería si nadie votase a los politicos que han hecho de nuestro pais el pais con mas corrupcion y con más paro de la union europea.
    Deberiamos reflexionar sobre el asunto y luego que cada uno actue en consecuencia.


    http://www.nolesvotes.com/
    http://wiki.nolesvotes.org/wiki/Corrupt%C3%B3dromo
    http://debatesocial.com/showthread.php?tid=14
    http://www.nolesvotes.com/2011/02/el-proximo-22-de-mayo-los-ciudadanos_14.html
    http://wiki.nolesvotes.org/wiki/Herramientas_para_informarse

    ResponderEliminar
  5. Y hace años, ahora mismo mucho mas aún, lo que se llama :Extraperlo laboral y humano, ya no es con el aceite o penicilina de posguerra, aún, ahora con españoles, Gracias ugt y cc.oo.cómplices necesarios del sistema.
    Todos los puestos de interés ya están "trinkados", por las castas, para los conyuges, hij@s, cuñad@s, amantes, vecinos etc.
    La mayoría de politicos van de 2 en 2, o de 3 en 3, sea de la "familia" que sea.
    saludos. luis lopez

    ResponderEliminar
  6. En estos momentos PP, PSOE, CiU, IU, y PNV, y CCOO y UGT, han creado un gigantesco sistema de corrupción que terminará por tragarse todo el sistema. En ese momento será precisa una revolución y un sistema que elimine partidos y sindicatos anti democráticos e ineficientes, además de totalmente corruptos.

    ResponderEliminar
  7. Puesto que las personas somos imperfectas y toleramos en nosotros mismos pequeñas trampas diarias a costa de los demás, debe existir un sistema lo más perfeccionado posible, por ejemplo:
    -no debe corresponder a los parlamentarios la decisión sobre sus condiciones, sueldos y dietas, pues se da un claro conflicto de intereses. Debería corresponder a un órgano independiente compuesto de funcionarios y sin miembros de designación política.
    -o las dietas se reconocen a todos los ciudadanos en concepto de transporte público, comidas y demás gastos a realizar para cumplir con su jornada laboral, o no se reconocen a nadie. Los diputados tienen sueldos que les permite afrontar sus viajes y comidas sin problema alguno.
    -finalmente, por supuesto, una adecuada reforma de la ley electoral (también en esta cuestión se da un conflicto de intereses con los cálculos electorales y partidistas) con luz, taquígrafos y cobertura mediática para que se permita al electorado castigar electoralmente a quien lo merezca sin que salir de Guatemala implique necesariamente ir a Guatepeor. Una verdadera democracia y Congreso proporcional permitirá limpiar la clase política de indeseables.

    ResponderEliminar
  8. Oí el comentario en Intereconomía de Alejo Vidal

    Cuadras al respecto y me cayó a los piés.
    Entre otras lindezas justificó el sistema actual aduciendo que los parlamentarios merecían viajar de modo digno y también que en caso de recortar el derecho a viajar en business a él no le afectaría, por edad y estado de salud.

    De ello deduzco que no consideran viajar en clase turista en medio digno, pero nunca he visto que hayan hecho nada para mejorar las condiciones de viaje de quienes les pagamos el sueldo, en una clase que ellos no consideran digna.

    ResponderEliminar
  9. Kali Rossi;
    Ruego encarecidamente al pueblo español se culturice y aprenda a rebelarse contra la mafia que nos gobierna, porque cuanto más borregos e incultos seamos más abusan y abusarán de nosotros los que ostentan el poder con tanta iniquidad y desvergüenza. HARTOS! estamos de los políticos pero DEBEMOS HACÉRSELO SABER!

    ResponderEliminar
  10. Yo también oí el comentario del Sr. Vidal Quadras en El Gato y me quedé de piedra. Siempre había tenido a este señor en estima y su explicación me pareció tan pueril, su actitud tan falsa y acomodaticia, q se me cayeron todas las vendas. Señores del parlamento europeo, la mayoría sinverguenzas y caraduras: VÁYANSE A TRABAJAR EN SERIO Y DEJEN DE MALGASTAR NUESTRO DINERO!!!!

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.