lunes, 18 de abril de 2011

Y, ahora, los Funcionarios: una vez más

Emilio S. Herrera
Soplan malos tiempos para los funcionarios públicos de nuestro país. Algunas personas se alegrarán de ello. No es un secreto la mala fama que nuestros queridos políticos profesionales, a través de la prensa concertada, se han encargado de extender por las cuatro esquinitas de España. Sin embargo, tras las medidas que se están barajando, se cierne sobre todos los ciudadanos, la pérdida de uno de sus más grandes derechos: una Administración Pública que, libre de clientelismos, defienda los intereses del pueblo por encima de los intereses de las grandes empresas, bancos y políticos profesionales.

Vuelve la burra al trigo…

De nuevo, se está hablando del abultado número de funcionarios en España. Déjeme, que les muestre una pequeña tabla comparativa, antes de empezar a hablar del asunto:

Núm. funcionarios

Func. por cada 100 hab.

Func. por cada 100 activos

España

3.088.400

6,56

13,44

Francia

5.200.000[]

7,94

18,57

Alemania

4.500.000

5,44

10,34

Estados Unidos

24.800.000

8,03

16,03

Fuente: Wikipedia



Cuando la prensa concertada –que es prácticamente toda-, arremete contra los funcionarios públicos, esgrime argumentos relativos al excesivo número de funcionarios, aunque suelen quedarse callados sobre su comparación con otros países de la UE.

En la tabla anterior vemos que tenemos menor número de funcionarios que Francia y que no andamos lejos del número en Alemania. Pero si nos vamos a otros países, cuya población es mucho menor que la española y su riqueza mucho mayor (Suecia, Dinamarca, Finlandia, etc..) comprobamos que España, está por debajo de la ratio de estos.

Pero, quisiera llamar la atención, respecto a la poca información que se da sobre a qué se refieren cuando hablan de funcionarios, y sobre todo, a quiénes están incluyendo en esa “estadística de malos matemáticos”.

Quizá sea por deformación profesional, pero cada vez que veo en los medios de comunicación, la publicación de una encuesta, lo primero que hago es irme a la ficha técnica, -cuando la publican-, para ver que datos han utilizado, la fiabilidad de los mismos (Riesgo, que llaman los estadísticos), etc…

Mi experiencia en la Administración Pública, me dice que lo que más ha aumentado en los últimos diez años, ha sido la creación de Organismos Autónomos, Agencias Públicas e Instituciones, así como Empresas Públicas y Fundaciones.

Estos “estupendos periodistas” que supongo, escriben sus artículos sin tener en cuenta que los periódicos para los que trabajan, son comprados en masa por las Administraciones Públicas con el dinero de todos, -doy fe que algún periódico regional ya no existiría si no fuera por alguna Administración Autonómica-, o que los medios para los que escriben, reciben pingües beneficios en cuanto a contratos con las Administraciones Públicas. Como digo, me pregunto si estos “estupendos periodistas” no estarán incluyendo en sus “estadísticas particulares”, dentro del número de funcionarios, al número de personal contratado por estas Agencias, Organismos, Instituciones, Empresas y Fundaciones…

No hace mucho se publicaba un informe de “Foment del Treball nacional” sobre el número de funcionarios en los últimos diez años, obtenido de información del Ministerio de Administraciones Públicas –MAP-, donde se incluían al personal de las Universidades, y, en ningún momento, se esclarecía si el número de funcionarios de las Administraciones Públicas, eran funcionarios u otra clase de trabajadores. La cifra que daban, no llegaba a los 2,6 millones de personas a fecha de 2007.

Las cuentas no salen…

Si en 2007, había –contando al personal de las Universidades-, menos de 2,6 millones de “funcionarios” –pongo comillas, puesto que ya veremos más adelante que no todos son funcionarios-, y a fecha de 2011, algunos periodistas cifran en más de 3 millones, eso supone que en tres añitos, se han creado más de cuatrocientos mil puestos de trabajo. Pero desde luego, las cifras del paro en España, no serían las que son de haber sucedido tal cosa. Las cuentas no salen.

Bueno, tal vez, estos “estupendos periodistas”, se están incluyendo a ellos mismos en estos 3 millones de “personal dependiente de las Administraciones Públicas”, porque viendo la libertad de prensa que existe en nuestro país, conociendo los “maravillosos” contratos de publicidad que existen, y demás “apoyo” que reciben, tal vez, no estaría demás, que ellos también se incluyeran en el listado de lo público.

Al César, lo que es del César…

Cuando se habla en las tertulias radiofónicas, y se escribe alegremente en las columnas de los medios de comunicación concertados, se usa y se abusa del término “Funcionario”, cuando los datos que se están facilitando hablan de “personal de las Administraciones Públicas”, además de incluir en dichas cuentas, al personal de las Universidades.

Cuando hablamos del “Personal de las Administraciones Públicas”, no se está hablando exclusivamente de los funcionarios de carrera, aquellos que con su esfuerzo y su formación académica, han logrado –en competencia con miles de personas en este país-, obtener una plaza en la Administración. En lugar de ello, se está incluyendo una cantidad –inmensa-, de personas que trabajan para la Administración Pública, directa o indirectamente, a través de “otras formas laborales” muy distantes de las de un funcionario de carrera.

En cuanto al personal de las Universidades, muchos de ellos, no tienen condición de funcionario, puesto que trabajan para éstas, con contratos laborales idénticos a los que se realizan en empresas privadas. Además de que se incluyen a todos los profesores universitarios, becarios, investigadores, etc. Además, aunque reciban ayudas de las Administraciones Públicas, las Universidades son constitucionalmente, autónomas en cuanto a su funcionamiento y manejo de su presupuesto. (Artículo 27 de la Constitución Española y artículo 2 de la Ley Orgánica de Universidades, LOU).

Por supuesto, que también se incluyen a los Policías, Guardias Civiles, Bomberos, Médicos, Maestros y Profesores. También a los Profesores de las Escuelas de Idioma, Escuelas de Música, etc.

No creo que haya ninguna persona en este país, que crea adecuado disminuir el número de Policías, Guardias Civiles, Bomberos, Médicos, Profesores, etc.. Puesto que esto, devendría en un servicio público deteriorado y tercermundista.

Igualmente, tampoco creo que la solución esté en disminuir el número de Profesores Universitario, Becarios, Investigadores y demás personal de las Universidades Españolas.

Y, sin embargo, todos, todos estos, están incluidos en esos más de 3 millones de “funcionarios”…

Cuando los “periodistas concertados”, hablan de los “funcionarios”, olvidándose de cuánto les deben a las Administraciones Públicas ellos mismos, inmediatamente, identifican a estos con el personal administrativo de gestión u oficina, ninguneando su función dentro de las Administraciones Públicas, como si su trabajo no fuera necesario en absoluto.

Hablan, estos “periodistas concertados” de la “poca productividad de los funcionarios públicos”. ¡Vamos a ver!, ¡que los funcionarios públicos no hacen chorizos, ni bombillas, ni neumáticos, ni ensamblan coches, ni venden seguros de decesos a comisión!... ¿Qué productividad? ¿Acaso, los millones de borradores de declaraciones de la renta, se hacen solos? ¿Acaso, las licencias que otorga un ayuntamiento, se dan solas? … Algunos deben pensar, que los únicos que trabajan en la Administración Pública son los Directores Generales, por eso de que las Resoluciones las firman ellos. Sí, las firman, pero no las elaboran, redactan, estudian, etc… Eso lo hacen los funcionarios de gestión u oficina.

Que sí, que los Directores Generales y los Consejeros de las Comunidades Autónomas firman las propuestas de pago de subvenciones, compras, contratos, etc., pero ninguno de ellos sabe manejar los programas informáticos que se utilizan para la tramitación del procedimiento en todos y sus numerosos pasos. Eso lo hacen los funcionarios de gestión u oficina.

Que sí, que uno va a las delegaciones administrativas y ve las mesas vacías… Pero muchas veces porque no hay personal funcionario para ocuparlas, otras porque el Director General que tiene la potestad de controlar su Dirección General, no lo hace. Y, aunque no lo crean, hay oficinas donde los funcionarios tienen que compartir sus mesas, porque no caben todos.

Que sí, que hay funcionarios maltrabajas, como hay maltrabajas en las empresas privadas, pero los funcionarios que atienden al público, muchas veces, no son funcionarios y, además, son la punta del iceberg del número de funcionarios públicos que trabajan tras un ordenador, en un despacho que no visitará ningún ciudadano nunca.

Pero no voy a defender más a los funcionarios públicos. No, porque creo que es inútil tras años y años de intento por parte de los políticos profesionales de acabar con lo único que no han logrado controlar en nuestra marchita Democracia, los funcionarios de las Administraciones Públicas.

Mi intención en este artículo es desvelar las muchas mentiras de estos “estupendos periodistas concertados”.

No es Funcionario, todo lo que reluce…

Ya hemos comentado, que dentro de estas “estadísticas concertadas” se incluye el personal de las Universidades, pero también al de los Organismos, Agencias, Instituciones y Empresas públicas y, probablemente también, la de algunas Fundaciones.

Me gustaría saber, cuantas personas No Funcionarios, están trabajando directa o indirectamente para las Administraciones Públicas. Supongo que nos gustaría saberlo a todos los ciudadanos de este país. Y, también, preguntaríamos cómo acceden dichas personas a estos puestos de trabajo.

¿Se incluyen en estas “estadísticas concertadas” a los más de 600 vocales vecinos, con sueldos de 900 euros mensuales, que tiene el Ayuntamiento de Madrid? Estos Vocales Vecinos, son nombrados por los grupos parlamentarios en proporción a su presencia en el Pleno –por ejemplo 63 corresponden a IU con sólo 3 Concejales Electos-. ¿Se incluyen los más de 80 personales eventuales que se adscriben a los grupos parlamentarios en el Ayuntamiento de Madrid?

Personales Eventuales, Personal de Alta Dirección, Coordinadores Técnicos, Asesores, Jefes de todo tipo, Altos Cargos, etc…

Cuando Alberto Ruiz Gallardón, llegó al Ayuntamiento de Madrid, creo una estructura administrativa similar a la que existe en una Comunidad Autónoma: Consejeros Técnicos, Coordinadores Técnicos, Directores Generales, Subdirectores Generales, Secretarios, Gerentes, etc… ¿Son estos, también, funcionarios?

Pero no hablo sólo del personal de confianza, sino de los miles de contratos de trabajo, similares a los realizados por empresas privadas, que realizan todas las Administraciones Públicas, sean de un color o de otro. Utilizan para ello las Empresas Públicas, las Instituciones y las Agencias. ¿Son estos, también, funcionarios?

La respuesta es No. Y la realidad, que no cuentan los “periodistas concertados” es que desde hace unos diez años, la administración pública se está despoblando en beneficio de las Instituciones, Organismos, Agencias y Empresas, que se utilizan para diferir el dinero público y, en muchos casos, eludir los sistemas de control presupuestarios. No hablemos aquí de las Fundaciones…

¿Se está produciendo una privatización de la Administración Pública? Lejos aquí, de debatir sobre las bondades o maldades de la “liberalización Administrativa”, lo que sí podemos decir, es que lo que se está privatizando es “el dinero público”.

No sé si habrá muchos o pocos funcionarios en este país; pero ni lo sé yo, ni los “periodistas concertados” que hablan por los codos. Lo que sí sabemos es la Administración Paralela que unos y otros –PP y PSOE- han generado y están esforzándose en institucionalizar en aquellos lugares en los que gobiernan.

Sí, soplan malos tiempos para los funcionarios públicos, pero después del 22 M, seguirá habiendo una administración paralela repleta de “concertados”…

Ver otros artículos de ese autor
_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

36 comentarios:

  1. Son muchos los puntos que me gustaría rebatir o matizar, pero no tengo tiempo. Simplemente diré que me encantaría decidir en qué se emplea el dinero que el Estado me roba cada mes, y la realidad es que no puedo.

    ¿Que buena parte de nuestros impuestos va a parar a empresas públicas y privadas, fundaciones y demás mamandurrias? Cierto, y no me gusta, pero la diferencia es que si el dinero escasea, de aquello se podría prescindir, pero de los funcionarios de carrera, ni con agua hirviendo, por muy mal que desempeñen su labor.

    ResponderEliminar
  2. Dias contados para:
    Los funcionarios publicos de carrera.
    La independencia de la función pública.
    La calidad en los servicios publicos.
    Es hora de:
    Las redes clientelares.
    Caciquismo.
    Doble pago de servicios los que pagamos vía impuestos más copago, ejemplo sanidad etc
    Por fin la partitocracia se sale con la suya privatizacion total de los servicios publicos gracias al cuarto poder subvencionado y el aplauso del pueblo manso, sometido, aborregado que lo unico que le interesa es el furbo y la Esteban.
    Mi enhorabuena por el articulo.

    ResponderEliminar
  3. Pues si los funcionarios son el cáncer de España,en la era de la evolución y reciclaje permanente,dinamismo..Sobra un 80% de Funcionarios.Solo traen atraso y miseria.Las cifras que distes no son reales.CONFUNDES TRABAJAR PARA EL ESTADO.Como hay millones en Usa, Alemania.Estando en la ruina como estamos,un funcionario español es un parásito INTOCABLE.
    Aquí solo aportan que son unos empollones,de muestra Rajoy.
    Si hace falta un cambio liberal,una gran privatización y acabar con esta lacra social.

    ResponderEliminar
  4. Si, es un sector no productivo,que impide la modernidad y solo aporta atraso.Siete de cada diez de nuestros políticos " profesionales " Son funcionarios.

    ResponderEliminar
  5. Si sobran una burrada en España.OK

    ResponderEliminar
  6. Creo que el redactor del artículo olvida el gran impacto de las TIC en la gestión administrativa tanto en lo privado como lo público, el tiempo para realizar cualquier tarea se ha reducido drásticamente, y por lo tanto también el personal necesario.

    ResponderEliminar
  7. Con la Tecnología actual y por medio de un programa C H U A C.Sobra el 80% de los funcionarios y casi el 90% de los políticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con usted

      Eliminar
  8. La idea de Estado Moderno, hipertrofiado, ha llegado a resultar una verdadera pesadilla...
    Mantenerlo y soportarlo es la principal carga del infividuo, por lo que evidentemente va a morir.

    Urge desamantelarlo, creando una organización mínima y sensata.

    ResponderEliminar
  9. Dr Argonz
    Le doy la razón. Soy funcionaria, médico, y mañana mismo renunciaba al funcionariado si me ponen las condiciones laborales y económicas de los médicos de mi nuestro entorno europeo, pero en ese caso, a lo mejor también había que cambiar la financiación y la gestión de recursos de este servicio.
    La carga que no puede soportarse es la rigidez del sistema. Desde hace tiempo, parece que la sanidad pública se ha montado para ajustarse a las agendas que diseñan cuatro gestores aficionados, que no tienen ni idea de lo que hacen, y parece que los pacientes no son más que los extras en toda esta función. A los profesionales a pie de hospital no nos pregunta nadie.
    Los que están esquilmando las arcas públicas con medidas que no hacen sino entorpecer la eficacia no somos los funcionarios por oposición. Son los que en su vida se han estudiado un temario y no saben la que están montando, con tal de mantenerse en el sillón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Médicos y Profesores son (casi) los ÚNICOS funcionarios NECESARIOS. Gracias por ayudar a la humanidad

      Eliminar
  10. La sanidad pública es un despilfarro, una indecencia, en tiempos de productividad-rentabilidad-eficiencia..Hay que privatizarla.
    Solo genera y educa al despilfarro, a estar enfermo.
    En tiempos de evaluación continua, reciclaje, modernidad. Lo del temario huele que apesta.
    En fin se necesita una REGENERACION

    ResponderEliminar
  11. Como siempre, después de leer los comentarios de algunos, podemos afirmar que en tiempos de crisis la ULTRADERECHA crece gracias a los ANALFABETOS, ENVIDIOSOS y esa RABIA CONTENIDA que da NO SABER HACER LA O CON UN CANUTO y CREERSE SUPERIOR.

    Si algo caracteriza a los "TEORÍCOS DE LA LIBERACIÓN", que "engrandecen las filas de los partidos de ULTRADERECHA" tipo Regeneración Ya, como alguno de los que han escrito los anteriores comentarios, es la TOTAL INCAPACIDAD PARA ESGRIMIR OTROS ARGUMENTOS QUE NO SEAN EL INSULTO Y EL MENOSPRECIO.

    Para la Médico que ha escrito antes, decirle que no se enoje con esta clase de gente, la mayoría no ha leido un libro en su vida y mucho menos sabe lo que es pasarse más de 6 o 7 horas diárias estudiando. ¡Les duele la cabeza de sólo pensarlos! Es más fácil insultar a quien sí ha sido capaz de hacerlo, porque les recuerdan el fracaso que ellos mismos creen en su interior que son.

    La Ultraderecha se aprobecha de esto mismo y los utiliza como borreguitos.

    ResponderEliminar
  12. #20/04/2011 00:22:00

    Parece, no. Es lo que está ocurriendo con esos pobres imbéciles elegidos...

    Y no solo en la Sanidad. Es así en todos y cada uno de los servicios públicos: Justicia, Educación, Diplomacia, Policia y Ejército, Hacienda...

    Jamás se vió tal número de mentecatos como jefes políticos en todos los ámbitos, que han destrozado, materialmente, los servicios...

    ¿Qué se puede esperar de un pazguato de Autonomía que no sabe hacer la O con un canuto pero, por lamer el culo a su partido toma decisiones aberrantes...?

    ResponderEliminar
  13. ASUNTO PARA INVESTIGAR: el año pasado, un funcionario de la Gerencia de Informática de la seguridad social (Ministerio Trabajo) denunció en la Gaceta de Intereconomia los presuntos chanchullos de ese organismo al comprar software y equipos .... he oído que preseuntamente lo han expedientado (no se en base a qué) y lo quieren trasladar de forma forzosa a Ceuta.

    ResponderEliminar
  14. Lo que denuncia el autor, con toda razón, es el uso extensivo de la palabra funcionario para referirse a cualquier trabajador público. Y que, por supuesto, no es inocente. A parte de esto, cualquiera con dos dedos de frente, y un poco de conocimiento de Historia, sabe que las leyes de Función Pública españolas son muy buenas en cuanto a lo que se pretende: independencia de la Adaministración respecto al poder político. El problema es que la legislación devenida en estos últimos lustros de deriva dictatorial ha dejado sin efecto la pretensión inicial del legislador. Empezando por el CGPJ y acabando con el último negociado del último pueblo de España. Todo queda bajo el dictado de la dictadura de partidos que nos asuela, y éstos, los partidos, dictaduras de club de mangantes, con su estructura piramidal, concentran todo el poder en la cúspide de una pirámide. O sea, el poder real controla todos los resortes del Estado de una manera sencilla y eficaz: controlando al faraón de cada pirámide.

    Y todo esto, gracias a un pueblo inculto y, como dejan ver muchos de los comentarios anteriores, envidioso hasta la médula.

    La palabra exámen no apesta. Por más que le irrite, el exámen es un sistema de selección. Y poniendo otro que cumpliera las mismas características que este, seguramente volverían a entrar los mismos.

    Salud

    Fdo.: No Logo

    ResponderEliminar
  15. funcionari en activo23 abr. 2011 22:25:00

    Os confundís con vuestro odio irracional al funcionario. Os quedariais con una sanidad, una educación y una policia de subcontrata si no hubiese funcionarios. Claro que sobran funcionarios. Los puestos a dedo (libre designación), con sueldos astronómicos. El funcionario cobra muy poco. Sobran unos 500 mil de los normales. Se solucionaría jubilando a los de más de 64 años de edead que son los peor preparados y los duplicados en las CCAA

    ResponderEliminar
  16. Yo he visto dos tipos de funcionarios. Unos dinámicos, interesados en su trabajo y eficientes. Son los profesores de universidad, investigadores, médicos y profesores. Otros desinteresados, vagos y rácanos. Son los que suelen estar en ministerios y otros organismos, de las CCAA, más atentos a la cafetería, donde muchos consumen bebidas alcohólicas, que a trabajar. De este segundo grupo todos están de sobra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡CUANTA RAZÓN TIENE USTED! Yo no podría expresarlo mejor...

      Eliminar
  17. Anónimo 20/04/2011 08:23:00
    Muy propio de la mentalidad ibérica: empeñarse en ver las cosas en blanco o en negro. Con tanta regeneración se nos van a olvidar los fundamentos.
    Para poder trabajar como funcionario de alta cualificación, es imprescindible demostrar unos conocimientos fundamentales sólidos. Como médico sé que eso sólo se consigue metiendo horas delante de un temario, porque la anatomía es la anatomía sin regeneraciones que valgan, lo mismo que una serie de disciplinas básicas que hay que saber y punto. En ese sentido los temarios nunca van a oler a rancio.
    Lo que en mi opinión sí es cierto, es que el funcionariado favorece el anquilosamiento. No es de recibo que nuestro reciclaje se limite a una ridícula carrera profesional que no es sino otro complemento de antiguedad camuflado.
    En ningún otro país de nuestro entorno somos funcionarios los médicos y el sistema no se resiente en absoluto, así que le digo al funcionari en activo, que no nos asuste con apocalípticas visiones de sistemas privatizados, porque tampoco se trata de eso. De lo que se trata es de hacer que nuestra sanidad sea eficaz y que sus profesionales estén contentos, y para eso no hay que ser más listos que nadie. Basta con abrir bien los ojos y echar un vistazo alrededor.

    ResponderEliminar
  18. Esta claro que cuanto más avanzado sea un país, mas funcionarios tiene. Porque el funcionario trabaja para dar servicios al ciudadano. Tanto en cualquiera de las oficinas al público, como internas. Asi como Sanidad, o Educación, Universidades, Investigación, Hacienda, etc.
    Otra cuestión son la parte de funcionarios que son unos vagos, y no hacen nada, a esos habría que darles más caña, o a la calle.
    Otra cuestión peor son los consejeros de altos cargos que cobran sueldos, y primas millonarias, como los altos cargos, y nos roban a manos llenas, y encima gestionan para que pagemos dos veces por el mismo servicio, o se cargan los servicios básicos de la ciudadanía, o perjudican la imagen del funcionario, al que suelen robar el trabajo, cobrando a millón.
    La mayoría de funcionarios apenas cobra 1000 euros al mes.

    ResponderEliminar
  19. Lo mireis por donde lo mireis el funcionario siempre es un carroñero, aunque gane 500 e, que solo quiere vivir del cuento y no trabajar. Es cierto que aún peores son los mandos de libre designación, llegando la incompetencia e ignorancia, hasta los propios ministr@s. Con una maquinaria ineficiente y super excesiva, nuestras administraciones son una especie de ejército de Pancho Villa, donde nada puede salir bien.

    ResponderEliminar
  20. Antes de la crisis, había “X” funcionarios, el Gobierno tenía superavid. O sea, mas ingresos que gastos.
    A raíz de la crisis cientos de empresas cerraron y varios millones de trabajadores fueron al paro, (y los que quedan por ir aun) Sin embargo el Gobierno, con menos ingresos, mantiene las misma cantidad de funcionarios, entrando así, las arcas del Estado en negativo.

    Por otro lado, todos sabemos que los avances Técnicos e informáticos han simplificado las gestiones de forma qué, para lo que se necesitaban 10 funcionarios, ahora solo se necesitan 5, (o menos) sin embargo el Gobierno sigue manteniendo a todos en plantilla, aumentando así el déficit de forma gigantesca.

    ¿No se podría considerar esto una discriminación flagrante y falta de respeto, para con los trabajadores de la empresa privada, ademas de una irresponsabilidad en la gestión de la economía del País?.

    Digo yo, si el Gobierno, decide mantener a una ingente cantidad de funcionarios sin ser ya necesarios y sin tener dinero para ello, a costa de pedirlo prestado a los especuladores pagando grandes cantidades de intereses y arruinando así al País. ¿Por qué no hacer ya de paso lo mismo con el resto de trabajadores que engrosan las oficinas del paro? (Después de perdidos al Río).

    ¿Por qué, si el País no tiene dinero, tiene que seguir manteniendo la misma cantidad de funcionarios, parlamentarios, parlamentos regionales, diputaciones provinciales, eurodiputados y demás gorrones?

    ¿Donde está la máxima aquella que dice que, si dispones de 100 euros, solo gastes 99 y nunca jamas 101?.

    En fin, está claro que esta forma de vida es un desastre y que el que tiene quiere mas, y el que no tiene que le parta un rayo.

    Ojo, yo no estoy en contra del funcionario, pero si estoy en contra de la desigualdad que existe el trabajador público y el privado.

    ResponderEliminar
  21. A/A.- M. Álvarez.

    Si hablas de desigualdad entre trabajadores privados y funcionarios públicos, empieza por el sueldo.

    Un Arquitecto o un Ingeniero que trabaja para la administración Autonómica de Extremadura, ingresa unos 1800 euros brutos (ojo, no netos). Para ello ha tenido que terminar una carrera universitaria y prensentarse en competencia con cientos de personas para una sola plaza, después de prepararse un temario de más de 100 temas. Primero entra de interino y se pasa unos cuantos añitos hasta que tiene los suficientes puntos como para cojer una plaza en propiedad y ser funcionario de carrera.

    ¿Cuánto cobra un Ingeniero que lleve, entre 5 y 10 años trabajando para un empresa privada?

    ¿Qué posibilidades de ascenso tiene ese ingeniero? El Funcionario Ninguna.

    Si hablamos de desigualdad, vamos a empezar por hablar de la forma de provisión del puesto de trabajo, el sueldo y la posibilidad de ascenso o mejora.

    ResponderEliminar
  22. Querido anónimo 25/04/2011 13:58:00
    Te invito a seguirme durante mi jornada laboral (a menudo más allá de las clásicas de 8 a 15) como funcionario anestesiólogo. Luego si quieres sigues escribiendo sobre los carroñeros los vagos que podemos encontrar en cualquier ámbito laboral. Manda huevos que encima de dedicarnos a poner parches a todos los rotos que nos hacen los que nos dirigen, encima tengamos que soportar que nos llamen carroñeros.
    ¿Qué es peor un país de funcionarios, entre los que puede haber de todo, o de ignorantes cargados de prejuicios que no son capaces de ver más allá de sus narices?

    ResponderEliminar
  23. La verdad que si fuese funcionario del estado, no autonómico o municipal, estaria cabreado ya que estos últimos tienen su nómina compensada con complementos nocturnidad vestuario y demas prebendas. Bueno que la crisis no es igual para todos trabajar 7 horas diarias y 151 dias al año no esta nada mal para un guardia por ejemplo y almorzar la hora más que generosa . Esto tiene pinta de petar pero por lo general creo que estan contentos con su parte del festin presupuestario gracias en parte al chorizo sindical.

    ResponderEliminar
  24. Para el anónimo de las 20:44
    ¿Y que me dice usted de todos esos empleados del sector privado cuya productividad anda por los suelos, gracias a estar horas y horas jugando delante del ordenador para que su jefe no los vea marcharse antes que él?
    España está al revés, en el sector público y en el otro. Y así nos luce el pelo, en las estadísticas y en la economía.

    ResponderEliminar
  25. Basta viajar un poco y ver la organización del trabajo. En Europa se trabaja intensamente de 8 a 5, con 30 minutos para tomar un bocata. Aquí se llega tarde, se desayuna, se come tarde y en mucho tiempo, se toman cafes, se baja a fumar y te vas a casa a las 8 0 las 9, con un rendimiento penoso

    ResponderEliminar
  26. Estimado, Anónimo:

    Permítame contestar a su pregunta y argumentación con otra pregunta:

    ¿Qué puede pasar por la mente de una persona, para que, con la carrera de Ingeniero o Arquitecto terminada , renuncie a los privilegios de la privada, que usted argumenta, y se decida por la Pública con todas esas limitaciones que también expone?

    Como dice el refrán, “a buen entendedor pocas palabras bastan”
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. A juzgar por la mayoría de los comentarios que defienden la función pública, en este país prácticamente los únicos trabajadores preparados son los funcionarios, que además son los más abnegados y los peor retribuidos. El resto, no sabe hacer la O con un canuto y encima cobra más y asciende más fácilmente. Menuda sarta de tonterías.

    Igual todos deberíamos ser un poco más autocríticos e intentar abstraernos de nuestra situación antes de opinar.

    Subscribo plenamente el último comentario de M. Álvarez.

    ResponderEliminar
  28. Contesto a la pregunta de M. Álvarez

    A lo mejor, querer trabajar en la comunidad autónoma en la que vive su pareja y sus hijos, además de sus familiares y amigos. En lugar de tener que emigrar a grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

    A lo mejor, querer realizar un trabajo que sí es efectivamente, para lo que estudiaron en la Universidad, en lugar de realizar cursos de formación para terminar ejerciendo un trabajo muy pero que muy alejado de sus estudios.

    A lo mejor, porque tienen vocación de servicio público, que también existe, y no sólo pensamientos de ganar más y más cada día.

    A lo mejor, porque prefieren dedicar tiempo a su familia, a sus hijos, en lugar de pasarse trabajando desde que se levanta hasta que se acuesta.

    Hay muchas razones para ser funcionario público en lugar de dedicarse a la empresa privada. De la misma forma que hay muchos licenciados en derecho que estudian y estudian para convertirse en Jueces y otros, prefieren no tocar un libro más cuando terminan la carrera.

    Respecto a la Autocrítica, creo que el texto del autor, no pretende otra cosa que criticar a los medios de comunicación "concertados" que le hacen el trabajo sucio a los políticos de turno.

    Funcionarios, los hay trabajadores y vagos, como empleados de empresas privadas los hay trabajadores y vagos.

    Que sea necesario una evaluación del funcionario público, por supuesto, pero quíenes van a hacerla, los políticos...

    Hay muchas formas de evaluar el desempeño de las funciones de un funcionario público, por ejemplo contratando empresas externas que lo realicen. Eso sí, Independientes de los Políticos.

    ¿Por qué no se hace? Porque los políticos no quieren evaluar el trabajo de los funcionarios, en muchos casos, porque hay cientos de funcionarios realizando funciones muy por encima de las que deberían realizar según su categoría profesional. (Auxiliares Administrativos realizando informes, proyectos de Decretos, etc... ¡A patadas los hay! aunque no lo crean).

    Los políticos sólo quieren quitarse la culpa de la quiebra de las administraciones públicas, achacándola al número de funcionarios - que por otra parte ellos han creado y no otros-, porque no están dispuestos a cejar en su empeño por controlar la Administración Pública, y para eso tienen que tener a los funcionarios amordazados.

    A los que viven en Madrid, les invito a pasarse por el Registro Civil, en la Calle Pradillo, y veran si hay muchos o pocos funcionarios y si les gustaría sustituir a la funcionaria que atienede a toda esa marabunta de personas que acuden cada día...

    Mucho hablar, pero ninguno de ustedes conoce de verdad el trabajo que realiza un funcionario, ni tampoco la cantidad de mierda que tiene que tragarse cada día gracias a nuestros queridos políticos.

    ResponderEliminar
  29. Hace mucho tiempo que estuve diciendo que las empresas públicas son la ruina para cualquier país.A través de ellas se hacen informes que les encarga la Administración y los hacen "a medida " jovencitos sin experiencia ,mientras marginan a los propios funcionarios de carrera que se niegan a firmar lo que consideran que no es correcto porque jamás tolerarian cualquier situación que pusiera en juego su profesionalidad pero sobre todo su honradez.Esto es lo que es más normal. Corruptos los hay y muchos. Ineptos que ocupan cargos de responsabilidad muchiiiisimos. Lo que no es lógico es que pongan de directores personas que no entienden absolutamente nada para el cargo que ocupan porque han estudiado otra cosa.No puede una persona de Derecho ocupar un puesto de Ingeniero y viceversa. Los directores generales no pueden ser solo políticos cada cargo tiene que ser ocupado por la persona adecuada y con perfil necesario para desempeñar bien sus funciones.Esta es la gran diferencia de los cargos de funcionario a la empresa privada. Tampoco hay que poner a todos dentro de un mismo saco.Es cierto lo que dice el comentario "Funcionario dijo "

    ResponderEliminar
  30. Creí que nunca iba a encontrar un artículo serio y fundamentado sobre el tema de los funcionarios. Esos funcionarios de carrera somos el gran enemigo de los políticos. Esa Intervención de le hace un informe negativo a los ERES en Andalucía. Esa juez que se empeña en aplicar la ley. Los ciudadanos deberían pensar que es fundamental la independencia de sus empleados públicos, nosotros no debemos nuestro puesto al político de turno sino a nuestro trabajo y a nuestro esfuerzo y nos debemos al Estado que nos paga, no al político de turno. Por lo que nos va en ello deberemos entender que el problema no está en los funcionarios públicos, sino en todos los infiltrados "políticos" de niveles 25-30, empresas, sociedades, puestos de libre designación,..

    ResponderEliminar
  31. FUERA PRIVILEGIOS DE CUALQUIER TIPO. SALARIOS RASOS PARA TODOS AL NIVEL DE LA PRIVADA. RECICLAJE Y RE-EXAMEN DE APTITUD CADA CIERTO TIEMPO. ADAPTARLOS A NECESIDAD Y TAREAS, MOVIBLES. REGLAMENTO DRACONIANO CONTRA HUELGAS Y PRESIONES INDEBIDAS. LEY ESPECIAL CONTRA LA CORRUPCION Y NEPOTISMOS.

    NO PEDIMOS NINGUN GULAG NI CAMPO DE LAS SS.

    ResponderEliminar
  32. Que pena, porque estoy seguro que todos los que critican a los funcionarios no están dispuestos a pagar ní un Euro cuando van al Médico, cuando sus hijos van al Colegio, cuando un Bombero les ayuda, cuando llaman a la Policía, cuando van a gestionar sus asuntos al SEPECAM, y a los Ayuntamientos. Es cierto que nos paga Papá Estado pero también es cierto que pagamos hasta el último Euro de nuestros impuestos, nosotros no podemos permitirnos el lujo de defraudar al Estado.No queremos funcionarios, pues adelante cuando todos los Servicios sean privados como en USA entonces lloraremos, cuando tengamos que pagar por todo es cierto habrá menos despilfarro y nos quejaremos de todo menos, porqué entonces no serán los funcionarios el cáncer de la Sociedad sino los especuladores y usureros. Que poco cuesta quejarse de algo cuando se tiene. Que pena.

    ResponderEliminar
  33. El tema de los Vocales Vecinos en Madrid es una lacra con la que hay que terminar de forma fulminante pues tienen asignados sueldos desorbitados sin tener horario laboral nnguno que cumplir. El ejemplo más reciente, el caso de UPyD en el que se dice que van a cobrar 1500 euros de los 1996 que les corresponden. Si es cierto que un V.V. percibe esos emolumentos salidos del bolsillo del contribuyente, es auténticamente vergonzoso que el Sr. Alcalde lo mantenga. ¿Cuánto podríamos ahorrarnos los madrileños si esos personajes a los que ni siquiera conocen los vecinos de los distritos, dejaran de cobrar por algo que no hacen En ningún caso está justificado que tengen semejantes ingresos sin tener relación laboral alguna con el Aytº. habida cuenta de que por otra parte cada uno de los Vocales tiene sus propios ingresos, por sueldo en su empresa, por su negocio, por el cobro de pensiones los ya jubilados, etc. etc. ¿Cuánto se ahorraría el Ayt. de Madrid, si cortara ese chorro de malversación a los más de 600 vocales vecinos que pululan por ahí sin hacer nada?

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.