martes, 17 de mayo de 2011

Hacia un nuevo horizonte político

Emilio S. Herrera
Mucho se ha escrito en esta Weblog, de la urgente necesidad de una regeneración democrática. Igualmente, hemos debatido sobre los principales males que acucian a nuestro país: Bipartidismo, Control Político del Poder Judicial, Falta de Democracia Interna de los Partidos Políticos. Sin embargo, a parte de llamar la atención sobre el adormecimiento generalizado de la sociedad civil frente a los abusos del sistema político actual, sabiendo, por tanto, que una movilización social es por el momento difícil de lograr, no se han debatido muchas más opciones para cambiar el devenir político de nuestra Nación.

Dijérase, que hace falta una profunda reflexión a cerca del concepto Democracia, para actualizar el mismo, en función de otros valores y pensamientos más modernos que aquellos que desde los griegos hasta nuestros días han sustentado la filosofía del concepto Democracia. No obstante, desde mi percepción –siempre subjetiva, por supuesto-, creo que debemos releer dichos fundamentos, antes de adentrarnos en nuevas concepciones, ya que en mi opinión, no es necesaria una nueva Democracia, sino una auténtica Democracia.

En este sentido, deseo aquí hacer una breve referencia a “El Contrato Social” de J. J. Rousseau. No es la primera vez que lo hago, ni la primera vez que me refiero al Libro Segundo, Capítulo III “de si la voluntad general puede errar”; ya que creo que el principal problema que atravesamos en España se encuentra precisamente, en haber olvidado e ignorado lo que allí nos dice uno de los padres de la Democracia.

Rousseau, distingue entre la Voluntad de Todos y la Voluntad General. La primera hace referencia a la voluntad individual y, por ello, particular de cada uno de los ciudadanos, mientras que la voluntad general, hace referencia a aquella que beneficia a la mayoría, aún a sabiendas de que puede perjudicar individual y particularmente. Es ésta última, la que según Rousseau es necesaria, ya que antepone las necesidades generales a las necesidades particulares: la generosidad al egoísmo.

Además, la Voluntad General es consecuencia inmediata de la buena aplicación de la Voluntad de Todos; es decir, que –como nos indica el propio autor-, un pueblo, lo suficientemente bien informado, delibera a cerca de alguna decisión, siempre que los ciudadanos permanecieran completamente incomunicados entre ellos, de forma que no pudieran conocer las opiniones de los demás, del gran número de las pequeñas diferencias de opiniones, resultaría siempre la Voluntad General.

En pocas palabras, el voto de un ciudadano bien informado y no influido por las opiniones particulares de los demás, es un voto auténtico. Ésta es la esencia de la verdadera Democracia.

De esta forma, podemos ver, como Rousseau, no sólo planta la semilla de la Democracia, sino, también, descubre los medios para controlarla y manipularla. Así, es comprensible, el interés de los grandes partidos políticos por controlar los medios de comunicación, así como basar las campañas electorales en desinformar sobre el otro, más que informar sobre lo suyo.

Pero, sigamos con el análisis de las palabras de Rousseau: “cuando se forman intrigas y asociaciones parciales a expensas de la comunidad, la voluntad de cada una de ellas se convierte en general con relación a sus miembros, y en particular con relación al Estado… no habría ya tantos votantes como ciudadanos, sino tantos como asociaciones.” He aquí, el origen de los partidos políticos y su fundamento: el control del voto de sus afiliados y simpatizantes.

No podemos, no obstante, decir que no sea lícito la formación de partidos políticos con ciertas ideologías marcadas y por ende ciertas opiniones formadas sobre determinados debates sociales. Aún así, habremos de añadir, que esto es una daga de doble filo, por un lado es la forma de llevar a la sociedad una realidad compartida y por otro una forma de influir en el voto de un gran número de personas.

Pero el juego democrático, se establece entre partidos políticos que representan ¿a los ciudadanos? Esto es un error que, por otra parte, explotan los grandes partidos políticos de nuestro país. Ellos se erigen como los representantes de más de 10 millones de votantes, más de 10 millones de ciudadanos. Se equivocan. Ellos tan sólo representan una “realidad compartida”, una “forma de pensar”, una “ideología”, un “conjunto de opiniones sobre determinadas sustancias”. Los partidos políticos no son los representantes de los ciudadanos, porque no pueden suplantar el derecho a elegir libremente de los ciudadanos. El Voto no les pertenece.

A esto es precisamente a lo que se refiere Rousseau: El voto pertenece al ciudadano, ya que es su Voluntad Particular que en unas elecciones se transformará en la Voluntad General, gracias a la suma de todos los votos. Pero cuando una asociación, como dice el autor, se hace dueño de los votos de sus asociados, el voto ya no pertenece al individuo sino al colectivo.

La función de un partido político en un Estado Democrático, es la de canalizar una realidad compartida por el grupo de personas que la forman hacia el propio Estado. En este sentido. Los Partidos Políticos no representan a ciudadanos votantes, sino una forma de ver la realidad política del País. Es la Voluntad General, suma de las Voluntades individuales expresadas en el voto, la que decidirá si esa “forma de realidad Política” es la mayoritaria o no. No debemos consentir, que los partidos políticos suplanten a los votantes.

En este sentido, podemos oír a diario, sobre a quién roba votos, tal o cual partido. Los votos no pueden ser robados, ya que no pertenecen a los partidos políticos, sino a los ciudadanos.

Debo decir, en honor a la verdad, que la frase anterior no me pertenece. Y, aunque es la conclusión a la que llego del razonamiento que vengo siguiendo, no estaría bien por mi parte, no mencionar que se la he oído pronunciar innumerable veces, a la Diputada Nacional por Unión Progreso y Democracia, Doña Rosa Díez.

Hecha esta aclaración, me detengo aquí, antes de continuar, para hacer un breve resumen de lo expuesto:

Primero, la esencia de la Democracia reside en el voto libre, que no es otro que el voto del ciudadano informado y no influido por otros ciudadanos.

Segundo, los partidos políticos representan “realidades compartidas”, y no a los votantes que les dan su apoyo.

Tercero, la Democracia Real surge de la Voluntad General fruto de las Voluntades individuales de todos los ciudadanos y no de las Voluntades de los Partidos Políticos.

En este sentido, sería deseable una mayor implicación de los ciudadanos en Política. Esta implicación debe venir de su propio esfuerzo por estar verazmente informados. Al mismo tiempo, sería igualmente deseable que los partidos políticos establecieran cauces más democráticos en su constitución interna, de modo que la “realidad compartida”, que exprese una formación política, sea, efectivamente, la “realidad compartida de todos sus afiliados”.

Pero la cruda realidad se impone. Los ciudadanos cada día se encuentran más distanciados de la política. Adormecidos y desesperanzados. Por otra parte, los partidos políticos mayoritarios, establecen procedimientos internos, que si bien tienden a dar una imagen de democracia interna, carecen en su mayoría de ella. ¿De qué sirven unas primarias, si la inmensa mayoría de los afiliados no pueden votar?

Pero no está en todo esto el principal problema del sistema político actual y por ende del empobrecimiento de la Democracia en España. Rousseau nos sigue contando: “cuando una de estas asociaciones es tan grande que predomina sobre todas las otras, el resultado no será una suma de pequeñas diferencias, sino una diferencia única: desaparece la voluntad general y la opinión que impera es una opinión particular”. He aquí, el riesgo de las Mayorías Absolutas. Pero, no es a esto a lo que se estaba refiriendo Rousseau. Sigamos: “Importa, para tener una buena exposición de la voluntad general, que no existan sociedades parciales en el Estado, y que cada ciudadano opine de acuerdo con su modo de pensar… si existen sociedades parciales, es preciso multiplicarlas, para prevenir la desigualdad. Estas precauciones son las únicas buenas para que la voluntad general sea siempre esclarecida y que el pueblo no caiga en error.”

El verdadero enemigo de la Democracia, es la falta de la misma. Como la Democracia no es otra cosa que la Voluntad del Pueblo, la Voluntad de Todos, transformada por las elecciones en la Voluntad General, la falta de Democracia es la falta de la Voluntad General.

En España tenemos dos grandes asociaciones, dos grandes sociedades parciales, que llamamos PP y PSOE. Éstas, se han hecho dueñas del voto de los ciudadanos, se dicen representantes de estos e imponen, no sólo a los que no les votan, sino también a sus propios afiliados y simpatizantes, políticas dirigidas por realidades muy diferentes a las que en verdad representan. Hoy en día, podemos decir que sólo hay dos votantes, debido a las dimensiones de estos partidos políticos.

El título de este larguísimo artículo, -que espero me sepan perdonar-, es Hacia un nuevo horizonte político. Lo he titulado así, pues pretendo hacer ver que la única salida a esta pobreza Democrática, la única forma de regenerar la Democracia, es a partir de nuevos partidos políticos con vocación de “pequeños”.

La sociedad civil debe hacer un esfuerzo por condenar al ostracismo político a los “mastodónticos” PP y PSOE. Los partidos políticos de estas características, empobrecen la Democracia y generan partitocracias que conducen a las desigualdades sociales y la miseria de la sociedad civil no militante. Sus políticas son reduccionistas, en cuanto empaquetan España en dos cajas, dejando en la soledad política a quienes no aceptamos su juego, y benefician en exclusiva a aquellos cuyas ideologías políticas, van más allá del reduccionismo Izquierda-Derecha: Nacionalistas y Extremistas.

España necesita partidos políticos con vocación de “pequeños”. Partidos que necesiten de los otros para llevar a efecto sus políticas. Imaginemos por un momento, cinco o seis partidos de estas características en el Congreso de los Diputados: transversales y nacionales –no reduccionistas y nacionalistas-. Obligados a pactar para formar gobierno, permitiendo que la sociedad civil se habrá a nuevas realidades sociales que no les limiten. Éste es sin duda el futuro de la Democracia.

No me cabe duda que tarde o temprano ocurrirá. PP y PSOE están condenados a desparecer tal como los conocemos hoy. El futuro está en la participación política de la ciudadanía. Está claro, que la Ley Electoral y de Partidos, impide la afloración de nuevas fuerzas políticas, pero el hartazgo generalizado de la sociedad civil, algún día tendrá su expresión en las urnas.

Tanto PP como PSOE, se atrincheran en su Bunker Electoral, “la Ley Electoral”, impidiendo el paso a nuevas formaciones políticas. Como dijera el pasado Domingo en un mitin electoral, David Ortega, Candidato por UPyD a la alcaldía de Madrid, “tienen la Democracia Raptada”. La Sociedad Civil, los Ciudadanos, tenemos que empujar hasta echar a bajo la puerta cerrada de la Democracia, permitiendo la aparición de nuevas formaciones políticas que desplacen y aminoren la “prepotencia” de PP y PSOE. La forma de hacerlo es doble, por una parte votando a otros partidos distintos de PP y PSOE, y a través de movimientos ciudadanos como el vivido este fin de semana, a propuesta de la plataforma “Democracia Real Ya”.

Somos los Ciudadanos los únicos que tenemos la posibilidad de cambiar la realidad política de este País. Frente a las Encuestas Manipuladas, Frente al Voto Cautivo, la Libertad de elegir y la conciencia de Más Democracia.

Ver otros artículos de ese autor

_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

11 comentarios:

  1. Tienes toda la razón Emilio. Pero esto está empezando a cambiar, aunque sea despacio y con la oposición frontal de los grandes partidos, que en efecto han secuestrado en su propio beneficio la Democracia, sustituyéndola por una dictadura encubierta, que ya se está empezando a notar demasiado.

    ResponderEliminar
  2. A estas horas Internet ya es un hervidero de protestas contra la clase política y sus enormes privilegios, frente a una población que han empobrecido y conducido a un paro generalizado desconocido ya no solo en Europa, si no en el Mundo.

    Estas gentes que se han hecho con el poder de un modo antidemocrático, con listas cerradas y que se han blindado tiene que se desalojada y sustituida por gente honesta, democrática, trabajadora y limpia de procesos judiciales. No votes a ninguna lista con implicados en casos de corrupción, pues los estás justificando.

    Para empezar el cambio lo deseable es que nadie votase en la farsa del día 22, en la cual se han gastado millonadas, que harían falta para otras cosa.

    Hace falta que la Revolución Social que ya está en marcha llegue a buen fin para que no seamos parias de políticos y banqueros. La libertad hay que ganarla.

    ResponderEliminar
  3. Emilio S. Herrera17 may. 2011 9:55:00

    Nota del Autor.-

    Respecto a la Manifestación del 15 de Mayo, y la sentada en Sol, quisiera hacer unas apreciaciones:

    Me consta que Manuel Rincón, ha estado entre los asistentes a la sentada y les ha transmitido el apoyo de LTO. Desde luego, por mi parte la tienen. Sin embargo creo que es de justicia indicar ciertos errores que se están cometiendo:

    Primero, no se puede tratar este movimiento como un "atraco a un banco" presentando las reivindicaciones tipo "un autobus en la puerta y un avión con el deposito lleno en el aeropuerto". Pedir, Vivienda, Trabajo, u otras perogrulladas de Izquierda Radical, es tanto como escribir la carta a los Reyes Magos.

    No tiene ningún sentido peticiones de este tipo.
    Salvo que detrás de este movimiento exista o existan otros "movimientos" de tipo antisitema o anarquistas.

    Espero, por el bien de dicho movimiento que no sea así.

    Lo que deberían pedir, son determinadas medidas que UNAN a toda la SOCIEDAD, y no a unos pocos. SI siguen por ese camino, acabarán pidiendo el cierre de las Centrales Nucleares...

    Segundo, no deben permitir que partidos políticos, sindicatos, ni ninguna persona agena al movimiento se eriga en leader, ni mucho menos que un señor que defiende la Dictadura en Cuba, se siente con ellos.

    Mi recomendación es que simplifiquen sus peticiones: Reforma Ley Electoral y Separación de Poderes, en definitiva MAS DEMOCRACIA.
    Y que no permitan que ningún grupo del tipo que sea, se haga fuerte entre ellos.

    Por supuesto, rechazar la Violencia. y si alguno de los que fueron detenidos, cometió actos de violencia, que sea juzgado por ello.

    ResponderEliminar
  4. Manuel Rincón17 may. 2011 10:38:00

    Como en todo movimiento ciudadano, casi espontaneo, hay mucha desorganización y falta de experiencia. Personalmente ayer mismo hable con los responsables del campamento, que no eran ni exaltados ni locos si no que piden cosas que entran dentro de la lógica normal: Trabajo, vivienda digna, democracia, separación de poderes, no ser una generación perdida... No vi ni revanchismo ni odio. Yo les dí mi apoyo personal y les dije que nuestra WEB recoge muchas de sus aspiraciones desde hace meses. Tomé un vídeo, donde podeis ver la normalidad existente. Temían, como sucedió ser desalojados por la policía. Hoy se convocan nuevas protestas y si se hacen con orden y pacíficamente, se está haciendo algo muy necesario para intentar salir de este estado pseudo democrático, cargado de paro y con los políticos mejor pagados de Europa.
    Dejo la dirección del vídeo para que podáis apreciar que la situación era de normalidad y atendían a todo el que se interesaba por el tema.
    Este asunto está ya teniendo repercusión en Europa y USA.

    http://www.youtube.com/watch?v=5SqsKD0nZUs

    ResponderEliminar
  5. Como casi todo lo que se escribe en esta página, me ha gustado e interesado mucho este artículo del señor, Emilio S. Herrera.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Desde hace dos semanas colaboro con Democracia Real Ya y quiero hacer hincapié en su espontaneidad y espíritu constructivo. En sus Asambleas todo el mundo puede hablar y en la última antes del 15M expresé mi preocupación por la falta de rigor jurídico de algunas propuestas y el contenido excesivamente ideológico de otras. Estamos trabajando en mejorar la plataforma para que se identifique toda la sociedad.

    ResponderEliminar
  7. Emilio S. Herrera17 may. 2011 16:57:00

    A/A.- Participativa

    Mejorar la plataforma para que se identifique toda la sociedad es dejar a un lado las ideologías de cada uno y aunar esfuerzos por una verdadera Democracia.

    Ojalá tengáis exito, yo por mi parte lo estoy deseando. Sin embargo, tenéis que ser conscientes que estáis luchando contra 30 años de Status Quo, consentido y auspiciados por los Medios de Comunicación.

    De verdad, que si queréis llegar a algo, no es a los políticos a quienes tenéis que convencer ni obligar a nada, es a la Sociedad a quién tenéis que llevar a vuestro lado.

    Pedirle a la Sociedad, a vuestros padres, a vuestras madres, a vuestros tios y tias, a vuestros vecinos, a todos los ciudadanos que no están concectados a las Redes Sociales, pedirles que os oigan y que con su voto el 22M apoyen vuestra legítima defensa del Estado de Derecho, el de todos los Ciudadanos, y no el que han creado los políticos PP y PSOE a su antojo y medida.

    Debéis cuidaros mucho de que ningún partido politico, -IU, Regenaración Ya, PC, UPyD etc...- se os cuele por el resquicio de la puerta a lo "Willy Toledo" (recordad que defiende la Dictadura en Cuba)

    Identificaros con un partido de Izquierdas o de Derecha es vuestra perdición. Por ahí os machacarán los Medios Concertados.

    En mi opinión, debeís buscar "lo simple". Aquello que nos une a todos: Reforma Ley Electoral, Separación de Poderes, Exclusión de Imputados de las Listas Electorales, y Defensa del Estado del Bienestar. Identificarlo con el Bipartidismo (cosa que ya estáis haciendo) y pedirle a los CIUDADANOS que lo ROMPAN, sin pedir el voto para ningún partido ni ideología.

    Un Saludo y Suerte

    ResponderEliminar
  8. Pero si esos son cuatro chalaos comunistas con el Toledo a la cabeza. No tienen ni credibilidad ni apoyo. Que se vayan a acampar al campo y nos dejen en paz. Solo faltaban comunistas dando tralla. Tenemos problemas y grandes y así no se solucionan. Han hecho bien en echarlos.

    ResponderEliminar
  9. Mucha charleta pero muy poca propuesta...

    ¿Qué les parece mejor para sucesivas actuaciones: ir primero a por la banca para darles un susto en los depósitos o pasar directamente a la insumisión fiscal total...?

    Mójense, que esperamos al menos la actividad de sus respuestas...

    ResponderEliminar
  10. Me dispongo a escribir con cierta desgana. Cuando he visto al W. Toledo ese y esos actos vandálicos y de mero gamberrismo, he considerado que la manifestación del 15-M ha sido un fracaso. O se huye de la injerencia de los antisistema y de esos personajillos de la izquierda farandulera y sindicalista o esas manifestaciones producen en la sociedad el efecto contrario al pretendido. Y como eso es un riesgo muy dificil de controlar, por falta de los medios adeuados, me inclino por, un buen día, retirar los depositos de las c/c de los Bancos u otros hechos por el estilo. Más serios, más impactantes, más seguros y más efectivos.

    Saludos. Miguel Palacios.

    ResponderEliminar
  11. Cierto Miguel. Son tontos los que creen que puede salir algo bueno de esto. Me parece más acertado comprar solo una vez a la semana, apagar la luz un día o quitar todo el dinero del Santander, que bailarles el agua a esos rojillos que no se sabe que pretenden.

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.