miércoles, 23 de febrero de 2011

¿Está la “sociedad civil” anestesiada?

Javier Benegas
Como corolario final a los interminables episodios de corrupción política e incesantes desastres económicos, se ha vuelto algo ya habitual añadir el aserto de que la sociedad civil está anestesiada. Un cierre lapidario que lejos de buscar la provocación lo que parece perseguir es la disuasión; es decir, “si quieres reducir a un hombre a la nada, convéncele de la inutilidad de todo cuanto haga”.

Pero no es cierto que la sociedad civil esté anestesiada. En buena medida está secuestrada y falsamente representada por los partidos políticos, instituciones públicas y privadas dependientes del poder político y económico, los medios de información y, por supuesto, los llamados creadores de opinión. A consecuencia de ello, una gran parte de la sociedad parece haber dado la espalda a los medios convencionales y emigrado definitivamente a Internet, convirtiendo la Red en un hervidero.

Esta emigración a Internet de la sociedad civil más reactiva y beligerante puede ser un síntoma de que en general estamos pasando de la fase de hartazgo a la de movilización, y también parece indicar que poco a poco se va dejando de lado la acción meramente testimonial y se está acometiendo el duro e imprescindible trabajo de prueba y error, representado éste por un sin fin de iniciativas de diverso corte y pelaje que desde hace no mucho tiempo han empezado a inundar la Red.

Muchas de estas nuevas agrupaciones espontáneas y virtuales no son meros contenedores de improperios sino intentos más o menos originales y eficientes de generar masas críticas capaces de ir más allá de la habitual terapia de grupo y, lo que es más importante, apuntan en una misma dirección: la regeneración democrática. Así pues, desde este punto de vista, la sociedad civil no está anestesiada. Sin embargo y pese a ello, parece prevalecer una insuperable falta de músculo y convicción. ¿Por qué?

Existen dos problemas previos que están impidiendo que Internet se convierta en el catalizador necesario. Primero, que la sociedad española es bastante "marquista" y necesita que se presente una marca relevante para dar el espaldarazo a una iniciativa; es decir, para “comprar” la mercancía. Y segundo, y como derivada de la primera, existe una fuerte dependencia del "liderazgo" personal. Dos condicionantes que se reproducen en Internet de igual forma que en los demás escenarios cotidianos.

Estas dos dependencias nos dejan al albur del sistema político, ya que no es posible generar una marca suficientemente relevante sin la cooperación de los medios de difusión y, tal y como funciona nuestro modelo político, no hay liderazgo personal sin la aquiescencia de los partidos.

¿Un callejón sin salida?

La sociedad española es, en buena parte, reflejo del sistema político y está en gran medida aleccionada y condicionada por éste. Y uno de los principales daños que este sometimiento produce es el contagio de esa mentalidad tan propia de la clase política: la mentalidad del "corto plazo". Es por ello que muchos ciudadanos caen en el error de creer que los problemas se arreglarán con un multitudinario movimiento de masas a la sombra de un líder o una marca. O, en su defecto, que el activismo consiste en generar marcas propias y líderes populistas con los que promover algaradas, concentraciones y manifestaciones o fundar partidos políticos de nuevo cuño, asociaciones y demás organizaciones con estructuras convencionales, que son intervenidas con facilidad por el sistema político o, en su defecto, neutralizadas y ninguneadas.

Un medio tan poderoso y abierto como Internet debería ser el canal para la confluencia de la sociedad civil en cuestiones que gozan, a priori, de un fuerte respaldo social. Pero para que esto sea así, previamente hemos de entender que ambas dependencias (una marca relevante propia y un "líder” a nuestro servicio) son imposibles de solventar dentro del actual modelo político, económico e informativo.

Sin embargo, romper esta espiral infernal es más sencillo de lo que pudiera parecer. Si comprendemos que lo que ha de liderarnos son las ideas y los objetivos elementales, no los nombres propios o las marcas, nuestra capacidad de acción aumentará exponencialmente. De esta forma, podremos juzgar todas las iniciativas desde el punto de vista de la racionalidad y de si son convenientes o perjudiciales, haciéndonos eco de aquellas más necesarias, lo que redundará en nuestro propio beneficio al desbloquear nuestros canales de comunicación para terminar confluyendo de forma espontánea y mayoritaria en una misma dirección.

El dilema no sólo se resolverá con la unidad sino mediante el convencimiento individual y la apertura de miras necesaria capaz de superar los límites impuestos por la partitocracia. Creer que simplemente juntándonos podremos cambiar el mundo en un par de tardes es el reflejo de una sociedad que ha llegado a creer que la vida es una especie de operación triunfo a gran escala: un remake del tan emotivo como insustancial “Yes, we can!” que llevó a Obama a La Casa Blanca entre lágrimas y mecheros encendidos en un estadio abarrotado.

Los graves problemas de España llevan macerándose décadas – algunos de ellos siglos – y afectan a todos los órdenes económicos y sociales, incluso a la mentalidad individual; a nuestra psique. Y ello, en su conjunto, no es posible revertirlo con acciones populistas en espacios de tiempo muy cortos. Por poner un ejemplo bastante simple, sería como querer ayudar a un borracho a dejar la bebida dándole una paliza. Quedaría inconsciente, sufriría amnesia y no recordaría el porqué de lo sucedido. Y, al poco, volvería a las andadas.

Para finalizar, quizá el verdadero problema de fondo es que una gran parte de la sociedad civil sólo se esfuerza puntualmente si ve la posibilidad de obtener un beneficio personal e inmediato (de nuevo “el corto plazo”). Y son aún muy pocos los ciudadanos que asumen el reto porque el camino a recorrer es complejo, duro y tedioso. Además, asumir ese titánico esfuerzo podría no traer consigo contrapartidas inmediatas; en otras palabras, es muy posible que sea preciso hacer un trabajo del que se beneficiarán otros. Sin embargo, somos conscientes de que debemos hacerlo. Tal vez el quid de la cuestión sea la mentalidad; es decir, que la revolución empiece en cada uno de nosotros y entendamos que regenerar un país requiere de un compromiso individual a largo plazo y de ciudadanos maduros que no dependan ni de grandes marcas ni de liderazgos.

• Otros artículos de este autor
_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

22 comentarios:

  1. Creo que es más un ENVENENAMIENTO lo que ha creado el trastorno mental de nuestra sociedad...

    ResponderEliminar
  2. Muy buena exposición. Pero discrepo en algún punto. Creo que una buena parte de la Sociedad Española, está anestesiada por la telebasura que propagan los medios, con la complicidad del Poder. Esa parte de la sociedad, es incapaz de analizar y de reaccionar. Otro punto es el liderazgo. Yo lo veo necesario, pues si no cualquier tipo de reacción será desorganizada y fracasará. Coincido, nuestra democracia la han secuestrado los políticos en su propio beneficio

    ResponderEliminar
  3. Saludos, en estos últimos años los políticos españoles han creado un espíritu irracional de confrontación, en el que o eres de derechas o de izquierdas, teniendo que comulgar y justificar todas sus decisiones sean para bien y para mal, ya no valen los razonamientos sino el desprestigiar la otra postura, el 'yo voto a estos por que no salgan los otros', sólo hay que leer algunos comentarios en los foros de los principales periódicos de España, donde se acusan unos a otros despectivamente como 'progres' y 'derechona'. Ya ha dejado de ser una opción racional, ya no existe el programa electoral a cumplir, sino que la forma de gobernar se ha convertido en una sucesión de decisiones de acción-reacción, y los votantes justifican cada acto con las malas acciones del contrario... De pena...

    ResponderEliminar
  4. Coincido con su idea de que Internet será el hervidero de descontentos y donde se cocerán las diferentes iniciativas tendentes a la regeneración. Un espacio, por el momento, ajeno a la manipulación de los medios a sueldo de unos u otros....De ese caos inicial vendrá la unificación de criterios básicos para comenzar.
    El líder es lo de menos (cualquiera puede serlo, es cuestión de atractivo. Lo importante es trabajar para evitar el irse por las ramas y concentrarse en lo esencial.
    No tenemos tiempo para una revolución de las masas ni para la creación de nuevos partidos que acabarían siendo un reflejo de lo que ya tenemos.Pero quizá sí que lo tenemos para hacer saber a los contendientes en las próximas elecciones que una gran mayoría está dispuesta a NO darles su voto si antes no se COMPROMETEN a reformar en la primera legislatura la ley electoral. Que incluyan en su programa esta medida y también la separación efectiva de poderes.
    Tengan en cuenta que son ineficaces y miran por su interés, pero están muy pendientes de la opinión pública a la hora del recuento de votos y venderían su alma al diablo con tal de alcanzar el poder, aunque ello conlleve una pérdida sustancial de control y privilegios.
    Se auto inmolarán por conseguir nuestro voto.
    Éso pienso.

    ResponderEliminar
  5. Modestamente opino, que cada vez que damos el voto a nuestros indignos representantes, lo que hacemos de manera tácita es dar nuestro asentimiento a que este estado de cosas siga así. Ya se ha dicho por estos foros y creo plenamente en ello. El primer paso es no votar o votar en blanco. Es necesario no refrendar más la burla y vejación a que los políticos nos someten a diario.

    ResponderEliminar
  6. Kali Rossi
    UN POCO anestesiada sí que está la sociedad española! Demostró mucha anestesia al votar al infeliz que nos gobierna, sigue demostrando anestesia al tolerar TODAS las corruptelas, infamias e iniquidades de los políticos. Perdonen SEÑORES PERO YO ESTOY HARTA! de ser suave, de ser correcta. Conviene llamar las cosas por su nombre porque si llamamos culebra a una víbora venenosa y miramos para otro lado ...nos morderá

    ResponderEliminar
  7. Leyendo este artículo (enhorabuena, por cierto), he recordado el manifiesto fundacional de UPyD. Por si no lo conocieran: http://www.upyd.es/contenidos/secciones/366/Manifiesto_fundacional

    ResponderEliminar
  8. TRAS LA PANTOMIMA OPERA BUFA QUE LA CASTA TODA POR COMPLETA HA HECHO EL 23-F, ALIÑADO POR LA FRASE PARA LA HISTORIA DE NUESTRA IGNOMINIA IBÉRICA RECIENTE, "TENEMOS EL EJERCITO QUE AZAÑA SOÑABA" DE LA CHARNEGA NACIONALISTA PA' PRESI FEMINISTA, YA SOLO NOS QUEDA O QUE NOS ENTIERREN VIVOS O INMOLARNOS, A LA ESPERA DE LA DECISION DIVINA. Y SU JUICIO.

    ResponderEliminar
  9. ANESTESIADA, INERME, PASOTA, DESINTERESADA, IGNORANTE,CARCOMIDA POR EL SECTARISMO, CIEGA... Q + DÁ, EN ÉSTO SE HA CONVERTIDO ESPAÑA.
    DURANTE LA 1ª NEGOCIACIÓN DEL ÍNCLITO LÍDER CON LA ETA, TUVE + DE UNA DISCUSIÓN CON AMIGOS DE UN CIERTO NIVEL Q CREÍAN Q CON TAL DE LOGRAR LA PAZ (AH ¿ES Q ESTAMOS EN GUERRA?) TODO VALÍA. SÓLO ES UN EJEMPLO,PERO ASÍ ES ESPAÑA Y LOS Q NO PIENSAN ASÍ, CALLAN POR TEMOR A METERSE EN LÍOS!

    ResponderEliminar
  10. "Primero la Verdad que la Paz"
    Unamuno

    ResponderEliminar
  11. Para mí, exacto el análisis.Estoy totalmente de acuerdo en todo.Destaco " la revolución empiece en cada uno de nosotros".Necesitamos un primer paso.ppsanchez.cincelar@hotmail.com

    ResponderEliminar
  12. Pienso que todo este desastre tiene remedio, a lo mejor todo tendra que empeorar todavia mas para que nos demos cuenta de que los ciudadanos tenemos la fuerza, y que podemos exigir a los politicos que hagan lo que beneficie al pueblo, no a ellos,la verdad es que tenemos la fuerza, pues exijamos que se cambie la ley electoral, que se respete el estado de derecho, y que se modifique la constitucion sometiendola a referendun nacional, e informando plenamente con la verdad a todos los Españoles, DEMOCRACIA SIN CULTURA ES IGUAL A DICTADURA.

    ResponderEliminar
  13. Aunque tengo otras cosas que hacer, tras leer su artículo, especialmente, su frase en cursiva en el primer párrafo, no me resisto a ponerle unas lineas, al sentirme aludido, para decirle que no estoy de acuerdo. Es demasiado lapidaria y requiere de sus matices.

    Por mi experiencia personal y profesional y por algún conocimiento de la Historia, me he vuelto muy escéptico. Y para hacer más comprensible mi estado de ánimo en relación con los asuntos públicos, transcribí en estas páginas aquellos versos de León Felipe: "¿Quién lee diez siglos en la Historia y no la cierra, al ver las mismas cosas con distitntas fechas? ......" Pero, de ahí, a "convencer a un hombre de la inutilidad de cuanto haga, para reducirlo a la nada" me parece que hay un muy largo trecho, mi admirado Sr. Benegas. Puede que filosóficamente pueda ser cierto. Y puedo llegar a coincidir con Vd. en la entremezcla literaria con el sentido último de la expresión que Vd. persigue. Pero me ha dejado un tanto inquieto.

    Soy esceptico, sí, en cuanto se refiere a la solución ABSOLUTA y en otras varias cosas pero no es éste el momento de filosofías. Pero, no obstante, ahí está, por ejemplo, entre otros varios, la Revolución Francesa, con sus impresionantes consecuencias y que, en su momento, modificó irreversiblemente el destino de Francia y que, por y para nuestra desgracia, no traspasó los Pirineos.

    Lo siento, otras obligaciones me reclaman. Lo tengo que dejar.

    Con la salvedad apuntada, su atículo, como siempre soberbio, magnífico. Gracias por compartir su sabiduria.

    Saludos. Miguel.

    ResponderEliminar
  14. El 23 F o el ejercito que soñó Azaña.

    Pasa el 23-F, aniversario nº 30. El hecho lo han secuestrado los políticos para recordarnos que nos salvaron y gracias a ellos tenemos democracia ¿?. La Sra. ministra orgullosa de su ejercito dice que es el que Azña soñó ¿Azaña no quería eliminar el ejercito regular y substituirlo por milicias populares?. Todo me huele a corrompido. Nuestra democracia está muerta por los partidos. Creo que Azaña no quería esta democracia

    ResponderEliminar
  15. Por nuestra parte, ya hemos empezado:
    http://www.theopinionopinion.com/
    DOS
    2 exigencias para empezar:
    REFORMA DE LA LEY ELECTORAL
    SEPARACIÓN DE PODERES
    Ningún partido obtendrá el voto de los ciudadanos conscientes de la autoridad que les confiere la Constitución si no se comprometen, antes de las elecciones, a acometer estas DOS REFORMAS.
    El que quiera vender su "producto" que ofrezca algo a cambio.

    ResponderEliminar
  16. NO, ESTÁ HUNDIDA.

    QUÉ COSAS DIVINAS, TRAS LA PANTOMIMA EN PLENO DE TODA LA CASTA ESPAÑOLA, Y LA AZAÑADA DE LA DELFINA, REVIENTAN UNOS CUANTOS MILITARES FUNCIONARIOS SIN COJONES NI HONOR.....

    ResponderEliminar
  17. Chicos, es conveniente que léais esta idea o sistema de Open Goverment que ya se está utilizando en algunas comunidades, según me han comentado, además de en algunos paises desarrollados.
    http://www.javierllinares.es/?p=476
    Open government: La idea

    ResponderEliminar
  18. Lamento la muerte.
    La explosión que se ha registrado hoy en el campo de tiro de la Academia de Ingenieros, situada en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, ha provocado la muerte de cinco militares, mientras que tres más han resultado heridos, han informado fuentes del Ministerio de Defensa

    Pero toda la celebración del 23-F fue una bufonada. Incluidas las apreciaciones de la Delfina, que aunque esté en Defensa, no sabe lo que es un ejército, ni un militar

    ResponderEliminar
  19. TOTALMENTE CIERTA LA ESPOSICION DE LA REALIDAD DE LA SITUACCION
    Y TOTALMENTE CIERTO QUE DE NO MENTALIZARNOS TODOS LOS CIUDADANOS O SU INMENSA MAYORIA QUE LO NECESARIO ES UN CAMBIO DE SISTEMA TOTAL EN SU REPRESENTACION Y EN LA RESTAURACION DE LA SEPARACION DE PODERES QUE GARANTICE LA INDEPENDENCIA DE LA JUSTICIA Y LA VUELTA DE LAS INSTITUCIONES PUBLICAS AL SERVICIO PUBLICO HACIA LA CIUDADANIA Y NO AL SERVICIO DEL ENRRIQUECIMIENTO ILICITO DE SUS ADMINISTRADORES Y EL ESPOLIO GENERALIZADO POR LOS FALSOS REPRESENTANTES QUE NO SON MAS QUE ESTAFADORES PUBLICOS.
    POR LO QUE DESDE DEFENSA CIVIL HACEMOS UN LLAMAMIENTO A TODA LA POBLACION CIVIL CONSCIENTE DE ESTA NECESIDAD A DIFUNDIRLA EN SU ESIGENCIA Y REIVINDICACCION.
    HABRAMOS LOS OJOS A TODOS AQUELLOS QUE EL HUMO NO LES DEJA VER LA REALIDAD DE ESTA GIGANTESCA ESTAFA Y REACCIONEMOS CONTRA TODA ESTA INJUSTICIA QUE NOS DEJA SIN FUTURO.
    UNETE PASALO

    ResponderEliminar
  20. ¿Cómo se habrán organizado las revueltas en los paises árabes? nos vendría bien encontrar esa fómula y analizar si es transplantable a nuestra sociedad.

    Salu2

    ResponderEliminar
  21. Esas revueltas de los países árabes habría q ver quién realmente las organizó. Es cierto q la gente está probablemente + q harta en esos países, pero no nos olvidemos q no tienen ninguna tradición democrática y q su sumisión al Islam, lastra esa misma posibilidad. Hace unos pocos días salió una encuesta hecha en Egipto en q la mayoría de los encuestados respondían sin dudar q querían una democracia en su país, pero el 95% quería q fuera una democracia islámica. ¿Y éso q es? Islam y democracia son conceptos antagónicos. No puede haber democracia en países en los q rige la ley islámica pq el Islam está por encima de todo. Así q mejor buscar otro referente, por lo menos hasta q quede claro quién organizó esas revueltas y con q fin, cosa q se verá con el tiempo. Recuerden lo q ocurrió en Irán, derrocaron al Sha tirano y llegaron unos tiranos aún + feroces y fanáticos!

    ResponderEliminar
  22. Yo creo que en algún momento hay que empezar para que todo el mundo pueda agruparse entorno a una nueva sociedad. Igual me equivoco pero las manifestaciones como la del grupo malestar.org me parecen un buen camino para difundir la idea de regeneración al global de la sociedad. Solo internet no basta

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.