domingo, 27 de marzo de 2011

¿Qué riesgos reales presenta la energía nuclear en España?

Manuel Rincón
La alarma social que se ha producido, después de los sucesos acaecidos en Japón, tras el violento terremoto y el posterior tsunami sufrido, está siendo capitalizada por numerosos grupos de diferentes ideologías, que actúan con bastante desconocimiento del tema, con mucha parcialidad y que parecen tener por objetivo propiciar en la población un rechazo frontal a la utilización de la energía atómica para producir electricidad. Tras todo ello se esconden intereses ocultos, no ecologismo real.

En La Tercera Ola, se ha incidido bastante en este tema, y pretendo no repetir nada de lo ya expuesto, si no únicamente informar al ciudadano medio, de la realidad, de la forma más asequible que me es posible.

Empiezo por confesar que no tengo ningún interés económico ni en nucleares ni en renovables, y que pretendo ser totalmente imparcial, así como garantizar que las afirmaciones aquí vertidas han sido debidamente contrastadas con especialistas en la materia.

No pretendo en modo alguno sentar cátedra, pero ante afirmaciones tan carentes de sentido como las que los medios están difundiendo, me siento en la obligación moral de escribir estas líneas, para tratar de informar al amable lector que tenga interés en este tema.

2. Que es la radiactividad

La radiactividad puede considerarse un fenómeno físico natural por el cual algunos cuerpos o elementos, llamados radiactivos, emiten radiaciones que tienen la propiedad de impresionar placas fotográficas, ionizar gases, producir fluorescencia, atravesar cuerpos opacos a la luz ordinaria, etc. Debido a esa capacidad, se les suele denominar radiaciones ionizantes (en contraste con las no ionizantes). Las radiaciones emitidas pueden ser electromagnéticas, en forma de rayos X o rayos gamma, o bien corpusculares, como pueden ser núcleos de helio, electrones o positrones, protones u otras. En resumen, es un fenómeno que ocurre en los núcleos de ciertos elementos, que son capaces de transformarse en núcleos de átomos de otros elementos.

Por tanto en la Naturaleza nos encontramos con múltiples procesos radiactivos, creados espontáneamente, como es la descomposición del granito que produce gases radiactivos, que ya algunas veces han sido aprovechados para crear alarma injustificada, como ha ocurrido con el gas radón.

La radiactividad, también se crea de manera artificial. En procesos de radioterapia, medicina nuclear y en radiología, aparece, por lo cual es un fenómeno que tenemos muy cercano, en cualquier hospital por ejemplo.

3. Obtención de energía atómica


En los años 30, se bombardearon núcleos de átomos estables, con partículas electrónicas (alfa), para conseguir que se escindiesen en otros menos pesados. Los resultados mejores fueron obtenidos por Enrico Fermi, al bombardear átomos de uranio, y en base a sus experimentos construyó el primer reactor nuclear, basado en uranio. Este proceso se denomina fisión radiactiva, y desprende una gran cantidad de energía, que puede ser aprovechada para mover turbinas y producir electricidad.

En Física, la masa crítica es la cantidad mínima de material necesaria para que se mantenga una reacción en cadena. La masa crítica de una sustancia fisible depende de sus propiedades físicas (en particular su densidad) y nucleares (su enriquecimiento), su geometría (su forma) y su pureza, además de si está rodeada o no por un reflector de neutrones. Al rodear a un material fisible por un reflector de neutrones la masa crítica resulta menor. Obteniendo una reacción en cadena si es incontrolada tiene lugar una explosión atómica (principio de las bombas atómicas), pero si esta “masa crítica” no se alcanza, esto jamás puede suceder.

Nunca hay que confundir fisión nuclear con fusión nuclear (que es el proceso de generar energía del Sol).

4. Centrales nucleares

Una central nuclear o planta de energía nuclear es una instalación industrial empleada para la producción de energía eléctrica a partir de la energía liberada en un proceso de fisión nuclear Se caracteriza por el empleo de combustible nuclear, compuesto básicamente por material fisionable que mediante reacciones nuclearesproporcionancalorciclo termodinámico convencional para producir el movimiento de turbinas que transforman el trabajo mecánico en energía eléctrica.

Estas centrales constan de uno o más reactores. El núcleo de un reactor nuclear consta de un contenedor o vasija en cuyo interior se albergan bloques de un material aislante de la radioactividad, comúnmente se trata de grafito o de hormigón relleno de combustible nuclear formado por material fisibleuranio-235 o plutonio-239. En el proceso se establece una reacción sostenida y moderada gracias al empleo de elementos auxiliares que absorben el exceso de neutrones liberados manteniendo bajo control la reacción en cadena del material radiactivo; a estos elementos se les denominan moderadores.

Rodeando al núcleo de un reactor nuclear está el reflector cuya función consiste en devolver al núcleo parte de los neutrones que se fugan de la reacción. Las <barras de control que se sumergen facultativamente en el reactor, sirven para moderar o acelerar el factor de multiplicación del proceso de reacción en cadena del circuito nuclear.

El blindaje especial que rodea al reactor, absorbe la radiactividad emitida en forma de neutrones, radiación gamma<, partículas alfa y partículas beta.

Un circuito de refrigeración externo ayuda a extraer el exceso de calor generado.

Las instalaciones nucleares son construcciones complejas por la variedad de tecnologías industriales empleadas y por la elevada seguridad con la que se les dota. Las características de la reacción nuclear hacen que pueda resultar peligrosa si se pierde su control y prolifera por encima de una determinada temperatura a la que funden los materiales empleados en el reactor, así como si se producen escapes de radiación nociva por esa u otra causa.

La energía nuclearenergía eléctricaresiduos nucleares que hay que albergar en depósitos aislados y controlados durante largo tiempo. A cambio, no produce contaminación atmosférica de gases derivados de la combustión que producen el efecto invernadero, ni precisan el empleo de combustibles fósiles para su operación. Sin embargo, las emisiones contaminantes indirectas derivadas de su propia construcción, de la fabricación del combustible y de la gestión posterior de los residuos radiactivos (se denomina gestión a todos los procesos de tratamiento de los residuos, incluido su almacenamiento) deben de realizarse con técnicas muy depuradas.

5. Residuos radiactivos

Son restos de los procesos nucleares de la central y de la preparación del combustible atómico. El tiempo que mantienen la radiactividad en forma de radiación es muy alto (del orden de cientos o miles de años). Actualmente se trabaja en su reutilización como combustibles nucleares, por lo que gradualmente van a ir siendo recuperados para nuevos procesos de producción en la central. Por tanto podemos pensar con cierta lógica que su almacenamiento es temporal mientras que se desarrolla la tecnología que permita su nuevo uso.

Su almacenamiento en sitios aislados lejanos a poblaciones y de nula actividad sísmica, hace que estos cementerios presente un peligro muy bajo apara las personas.

Por otra parte se encuentran siempre controlados, se sabe donde están y cuantos son, no se trata de emisiones descontroladas como el CO2 de las centrales térmicas.

6. Seguridad

La seguridad es el elemento básico de una central. Además de su construcción, el aislamiento que asegura la escasa incidencia de las radiaciones, y la constante monitorización de todos los sistemas, hace que se muy difícil una fuga de material radiactivo.

Hay que insistir de nuevo que una reacción en cadena que produzca una explosión nuclear es materialmente imposible.

Lo ocurrido en Japón es un caso verdaderamente excepcional y singular, que es casi imposible que ocurra en nuestro país, sobre todo si estas centrales se instalan en los lugares adecuados, como pueden ser las provincias de Soria o Teruel prácticamente despobladas y con muy baja actividad sísmica, además de con una notable lejanía del mar.

7. Conclusión

Yo me considero ecologista, no por ideología si no por convicción, y creo que se está realizando muchísima demagogia por políticos y falsos ecologistas que están aterrorizando literalmente a la población sin ningún motivo.

En España hay solamente 8 centrales nucleares. Dos muy viejas (Garoña y Cofrentes), que por ser de tecnología antigua, convendría cerrar. El resto es perfectamente útil.

Habría que comenzar un plan nuclear (pues se tarda cinco años en construir y poner en funcionamiento una central nuclear), pero ese plan propiciaría muchos empleos, cualificados la mayoría, y una vez en funcionamiento nos ahorraría mucho dinero en petróleo y rebajaría notablemente la emisión de CO2.

A los precios de hoy la energía nuclear es unas 10 veces más económica que la producida en una central de ciclo combinado. ¿Dentro de cinco años cual será el precio del petróleo?.

No querer tomar decisiones a día de hoy, hará que cada vez nuestra electricidad sea más cara y que seamos poco competitivos. Francia tiene 59 centrales nucleares. Un supuesto desastre ahí nos alcanzaría de lleno. Es un grave error ignorar todo esto, y seguir por un camino totalmente equivocado, alarmando a los ciudadanos, para que apoyen las tesis antinucleares interesadas.

8. Otros materiales interesantes


Las formas más caras de producir energía, retirando todo tipo de subvención, con la energía eólica y la fotovoltaica.

Pero en España se podría producir mucho bio-diesel, cultivando los extensos terrenos baldíos, por introducción de colza y otro tipo de plantaciones. Reutilización efectiva de los aceites, etc.

Para terminar pondré el ejemplo de las pizarras bituminosas, muy abundantes en ciertas regiones como Puertollano, de las cuales se puede obtener un petróleo utilizable en automoción a un precio competitivo, cuando el crudo supera los 80 $/barril.

Si en lugar de tirar el dinero en campañas publicitarias políticas, en EREs falsificados, y en altos cargos innecesarios utilizásemos esos recursos para poner en marcha programas energéticos avanzados, cambiaríamos y mucho este País, que de no tomar medidas, pronto está abocado al atraso y la pobreza, que nos alcanzarán en pocos años.

Otros artículos de este autor

_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

16 comentarios:

  1. ACLARACIÓN DEL AUTOR.

    Pido disculpas, pues al usar la nueva versión de WORD se han perdido algunas letras y algunas frases en negrita. Espero que aún así el texto sea legible. Dada la amplitud del tema, los textos en azul conducen a modo de bibliografía a ampliaciones de conceptos para los interesados.
    Me alegra que LTO incluya más artículos sobre este asunto que es trascendental para nuestro futuro
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. La energía nuclear es necesaria, y ZP lo sabe.

    ResponderEliminar
  3. Preocupación por el medio ambiente?
    ¿O POR EL "NEGOCIÓN" DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES?
    ...Me huele a NEGOCIÓN!

    ResponderEliminar
  4. Cansinos estos ecologistas de pega, si tanto les gusta mantener el atraso ¿p q no se van a cualquiera de esos países musulmanes q parecen gustarles tanto? Allí vivirían a dos velas!

    ResponderEliminar
  5. http://www.publico.es/ciencias/368232/una-industria-desnuda-a-golpe-de-sentencia

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que lo que paso en Chernobil tendría que haber hecho reflexionar a todos los gobiernos. El asunto no es que la energía nuclear sea mas barata que las demás. El problema es que, por definición, lo que tienen dentro del reactor es mortal sin dar lugar a ninguna discusión. Si desde abril del 86 las naciones se hubiesen dedicado a invertir en energías alternativas quizás ahora ya no serian tan caras e incluso se habrian descubierto alguna más. ¿ Que me dicen de la energía de las mareas? ¿y de motores alternativos a la gasolina ya inventados y dejados de lado porque no interesa?. Se han puesto a pensar si en vez de las torres gemelas el objetivo habrían sido centrales nucleares?. Creo que no.
    La energía nuclear es un riesgo que la humanidad no se puede permitir. Se puede sacar dinero para invertir en energías alternativas. El problema es como quitárselo a los avariciosos del mundo. El problema no es de los ecologistas. El problema es de la humanidad entera

    ResponderEliminar
  7. BIEN, CHICO, TE HAS APRENDIDO BIEN LA LECCION, PERO SOBRE TODO LA DE BORREGUISMO SOCIAL, QUE ES NUESTRO CURRICULUM OCULTO ESPECIAL HISPANO BORBONAL. FELICIDADES POR TU PARAISO, Y VETE TU A VIVIR A CHERNOBYL O A FUKUSHIMA CON TUS HIJOS Y ESPOSA, O TIPA, A VER SI TIENES COJONES Y TE APOYA EL LOBBIE PARA ESO...

    ResponderEliminar
  8. Como se está viendo, el accidente de Chernóbil no puede producirse en las centrales occidentales.

    Por otra parte, la central nuclear de Cofrentes no es tan antigua, y ninguna de las dos que mencionas está obsoleta, según el CSN

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Manuel, por tu tan ilustrativo artículo.

    Me remito al comentario que acabo de enviar al artículo del Sr. Herrera, magnífico, también.

    Como soy de Letras todo esto de lo nuclear me suena a chino y lo dejo para los expertos. Que tiene sus riesgos ¡¡¡Pues, claro!!! La vida, toda, es un puro y permanente riesgo. Que hay que adoptar todas las garantías posibles es obvio, por los peligros que dicen que una central nuclear conlleva. Que los terroristas pueden volar una central pues ... pongamos los medios. No sé. Objetemos lo que haya que objetar pero con fundamento en el raciocinio y respeto a los científicos y a los técnicos en la materia y no por vacuas ideologías.

    Gracias por tu información, Manuel. Todavía no se me ha pasado el cabreo por lo del Garzón. De eso, por cierto, no oigo nada. ¡Qué mundo este ...!

    Saludos. Miguel Palacios.

    ResponderEliminar
  10. Hola:
    Según el CNS, ninguna central nuclear española, a día de hoy presenta peligro, ni remotamente. Las más antiguas son Garoña y Cofrentes, que tienen prolongada su vída útil 10 años más. Yo conozco ambas y no me dan sensación (en una visita), de obsolescencia, pero teniendo en cuenta que hacen falta 5 años al menos para renovarlas, pronto habría que pensar en ello. Modestamente creo que el accidente de Japón es prácticamente IMPOSIBLE EN UNA CENTRAL ESPAÑOLA. Respecto a Chernobyl, la central estaba mal construida, con pocos recursos de seguridad y con sistemas de control muy viejos. Por ello el combustible radiactivo pudo salirse de las vasijas y producir el gran desastre. Solo hay otro desastre más en la historia de este tipo de centrales, el de la isla de Las Tres Millas. En este se sepultó todo el reactor bajo cemento. Como anécdota contar que en Madrid había un reactor nuclear en la Ciudad Universitaria (donde hoy está el CIEMAT), y existen residuos radiactivos tapados con cemento, que no se almacenaron siguiendo ningún protocolo. Otra barbaridad fue echar al mar recipientes con residuos. Si se almacenan correctamente, están controlados e insisto serán reeutilizables. Gracias

    ResponderEliminar
  11. El voto del miedo

    Los resultados finales de los comicios regionales celebrados este domingo en los estados federados de Baden Württemberg y Renania-Palatinado, confirman el triunfo de los verdes, la única formación que ha logrado avances, incluso espectaculares, en ambos "Länder".

    ResponderEliminar
  12. Hablando de energías.
    La energía más barata, menos contaminante y más rentable, es la que nunca se ha nombrado.
    Y esta es:
    LA ENERGIA QUE NOS FALTA PARA SACUDIRNOS DE ENCIMA A ESTA BANDA DE PARASITOS.
    Por favor, tomen nota.

    ResponderEliminar
  13. +D Creo que si, que nos falta mucha energía personal para poder convertir este país en una democracia. Ellos lo saben y se ríen de nosotros. Y nos tienen casi esclavizados. Se quedan hasta con nuestras casas sino les pagamos....

    ResponderEliminar
  14. El terremoto en Japón y los problemas de la central nuclear de Fukushima no arrugan al famoso inversor Jim Rogers: asegura que ha comprado activos japoneses y cree que el uranio y las acciones de compañías nucleares serán una buena inversión, aunque no ahora mismo.

    En una entrevista con la CNBC, Rogers asegura que aunque Fukushima va a incrementar la demanda de gas natural y petróleo durante algún tiempo, el mundo no puede vivir todavía sin energía nuclear.

    ResponderEliminar
  15. Y después de lo de Lorca...¿ seguirán muchos pensando que en España nunca ocurren seísmos destructivos?
    Menudo bofetón sin manos para el lobby nuclear...si es que hay que creer en la Justicia Divina.

    ResponderEliminar
  16. Respecto a la energía que hacía falta para sacudirse de encima a la banda politiquera de parásitos de PPPSOE.....Yo creo que se ha ido a concentrar en la Plaza del Sol.
    ¿Y seguiréis sosteniendo ahora que lo ha orquestado Rubalcaba después de su batacazo electoral?

    http://democraciarealya.es/

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.