domingo, 30 de enero de 2011

¿Está España realmente intervenida?

Manuel Rincón
Recientemente el anterior presidente del Gobierno, Sr. Aznar hizo una rotunda afirmación: España está intervenida ¿Qué hay de cierto en ello? ¿Qué significa esa hipotética intervención? Vamos a tratar de analizar hechos para sacar conclusiones sobre esta polémica afirmación, que tanta trascendencia puede tener.

Desde mi punto de vista, aunque hubo incidentes anteriores, nos debemos de remontar a abril del año pasado, España vivía su primera gran crisis de Deuda Soberana. Parecía que el Gobierno de la Nación no se había enterado aún de los graves problemas económicos que nos aquejaban y no se tomaba ninguna medida eficaz mientras se destruía empleo y se aumentaba el déficit de forma alarmante. Estos sucesos poca mella hacían en un gobierno preocupado por alabar continuamente a su jefe que nos hablaba en sus discursos de temas poco relacionados con los problemas reales del país.

Había una honda preocupación en la Unión Europea. El semestre de presidencia de turno española, pasaba con más pena que gloria, sin que España aportase ideas útiles para paliar la crisis, y parecía que los mercados se iban a llevar por delante al euro y a la deuda de los países denominados PIGS. El Presidente del Gobierno español, siempre estaba huidizo para hablar con los líderes europeos, no sabemos si por no dominar idiomas, si por no tener ideas o por ambas cosas a la vez, y daba una impresión penosa, dentro y fuera del país.

En toda esta vorágine económica, que muy mal cariz tomaba para la Unión Europea, y con los países más fuertes como Alemania y Francia alarmados por la ineficacia del Sr. Rodríguez, este fue llamado in extremis por el presidente Obama. Y a partir de ese momento, casi repentinamente, el Gobierno español empezó a tomar las medidas económicas, tan necesarias como evidentes y totalmente contrarias a las posiciones que había mantenido hasta entonces, el Presidente en su concepto de la crisis.

Muchos consideramos que ese giro, tan necesario, fue obligado por presiones exteriores, que veían a España y su gobierno como un gran peligro, no solo para la estabilidad económica europea si no para la mundial. En ese periodo las noticias económicas europeas, influían en forma negativa en las bolsas americanas, cosa que rara vez ha ocurrido en la Historia, pues siempre ha sido al contrario.

El Presidente español era tozudo y hasta ese momento, no pensaba cambiar unas directrices, aparentemente totalmente erróneas y muy perjudiciales para la Unión Europea y el euro.

Estas presiones, cuyo alcance se guarda en el más profundo de los secretos, son el indicio de una intervención no declarada de la economía española, al menos en los aspectos que más pueden afectar a la Unión Europea.

Nuestros parados, nuestros sufrimientos, nuestro crash inmobiliario, no interesan a los políticos europeos. A ellos les preocupa nuestro déficit y nuestra deuda, fundamentalmente y eso suponiendo que nuestro sistema financiero es totalmente fiable, lo que hoy se empieza ya a cuestionar.

Efectivamente íbamos por un camino directo al default, entendido como imposibilidad de pago de la deuda pública.

Muchos bancos europeos y americanos e incluso chinos, son tenedores de esta deuda y no están interesados en absoluto en que se deje de pagar. Por eso se ejercieron las presiones que hicieron reconducir la situación y tomar medidas drásticas, sin contar para nada con los sindicatos, que hasta entonces tenían grandes prerrogativas para intervenir en los temas económicos de la nación.

El paquete de medidas tuvo inicialmente el efecto deseado, subiendo las bolsas, subiendo la cotización del euro y bajando el diferencial de tipos de la deuda española, respecto al bono alemán.

Hasta aquí se había cumplido la primera fase del “Plan España”.

Pero este es solamente el primer aspecto de una grave crisis de la que aún no hemos salido, no lo olvidemos, y que aún puede tener prolongación en el tiempo y nuevos episodios. Si seguimos analizando acontecimientos económicos, vemos que cada vez hay más paquetes de medidas, preparados a toda prisa por el Gobierno, que hacen perder cotas de bienestar a los ciudadanos. Recorte de pensiones, alargamiento de la edad laboral, recortes sociales, recortes en I+D+i, aumento de impuestos. Todo ello parece venir de unas directrices emanadas directamente de la Unión Europea.

Sus líderes habían decidido que el Presidente de España no era útil, pues estaba haciendo un daño tremendo a la Unión. Y dieron las consignas oportunas para que la política económica española cambiase drásticamente de rumbo.

Estas obligaciones impuestas, de cumplirse, nos asegurarían el rescate, si este finalmente fuese preciso, lo cual no es deseado por nadie.

¿Podemos considerar esto una intervención?, o más bien como estamos integrados en la Unión, se nos obliga a realizar una política común en materia económica, de una manera coordinada y coherente, como parece muy lógico, abandonando las erráticas ideas del Sr. Rodríguez .

Entiendo que la situación es esa, estamos obligados como socios europeos a cumplir escrupulosamente unas normas que nos habíamos saltado y por ello se ponía en peligro la propia Unión. Entiendo que la Unión ha cumplido con su obligación. Ha defendido al euro y a sus mercados, obligándonos a realizar nuestros deberes pendientes.

Esta situación es lo que podemos definir como “intervención”, si vale la palabra para explicar el concepto.

Si se me pregunta, yo creo que estamos intervenidos y se nos obliga desde mayo pasado a dar los pasos que se están dando. El Sr. Rodríguez los anuncia ya como un autómata. El es ahora intérprete, pero el guión está escrito por otros, para que sirva a sus intereses.

¿Hasta qué punto llega la intervención?.

Creo que nuestras medidas económicas y nuestros paquetes, no solo son analizados y revisadas en Bruselas, Berlín y París, si no que en muchos casos viene ya dictados, con la obligación de su cumplimiento, para evitar males mayores.

Esto se nota en muchos detalles, sucedidos desde mayo, que en su conjunto nos muestran la verdadera cara de la intervención, que podríamos definir como económica fundamentalmente, pero no exenta de carga política de ninguna manera. La cara política de la intervención sería que el Sr. Rodríguez no repitiese jamás su candidatura a Presidente del Gobierno. Se ha pedido su cabeza política y supongo se ha aceptado de inmediato por el PSOE, donde es ya un personaje incómodo.

Pero los acontecimientos han seguido su curso y han aparecido sucesivamente nuevas crisis de deuda, en las cuales los mercados nos han castigado otra vez y han obligado al Tesoro a elevar las retribuciones de los títulos españoles, con los costes más altos de los intereses, a pagar por los ciudadanos.

Esto ocurre pese a toda la austeridad decretada por el Gobierno español. Pero en Europa se han dado cuenta de nuevos problemas en España, que hasta ahora permanecían ocultos, y que podemos pensar que se han destapado en diciembre.

Primero las Comunidades Autónomas (CCAA), pueden tener una deuda que se evalúa en un 30% a un 40% de la deuda soberana. Y esta deuda está mucho más descontrolada que la soberana y, en caso de impago, nadie sabe a ciencia cierta si el Estado Español es responsable subsidiario de su pago. Tenemos ahora mismo a Cataluña pidiendo poder emitir más deuda, por ejemplo.

Luego, nos encontramos con un nuevo problema. Las Cajas de Ahorro y el dinero preciso para su recapitalización. Este problema, aunque era previsible desde hace tiempo, ha saltado recientemente a primera plana y aún no podemos evaluarlo en toda su amplitud, pero puede tener mucha importancia por su impacto en nuestro sistema financiero, que hasta ahora se presuponía inmune a la crisis.

Entiendo que estos dos problemas no estaban contemplados en la primera “intervención” de España, y están dando lugar a una segunda fase de la misma, donde es probable que nos esperen nuevos recortes y nuevos impuestos. El desarrollo de los acontecimientos nos lo irá diciendo.

Por todo este cúmulo de circunstancias de los últimos meses, al Sr. Rodríguez se le ve caritriste y desbordado, ha abandonado sus discursos de hace años, y parece que su única ilusión es marcharse de Moncloa, sin reparar todo el daño causado. Su último encuentro con el Presidente francés, es realmente patético. Él si sabe que estamos intervenidos, igual que la oposición, pero nunca lo van a reconocer públicamente. También el PSOE sabe que no será el candidato de 2012, que fuera no se toleraría, pero lo silencia.

Como conclusión, en mi opinión yo afirmaría que es cierta la intervención de facto de España por la Unión Europea, como también ha señalado el Sr. Pujol, y esta intervención se va a prolongar mientras no entremos en la senda de la recuperación de una manera clara. La intervención busca fundamentalmente evitar a toda costa un rescate de España, ya que esto sería desastroso para la propia Unión y para el euro. Por ello veo probable que se efectúen más recortes económicos y más vueltas de tornillo sobre España. Se trata de poner un cortafuegos entre nosotros y Grecia, Irlanda y Portugal, para evitar que el desastre se propague.

¿Se conseguirán los objetivos? Solo el tiempo puede decirlo. Actualmente los mercados nos han dado tregua a nosotros y al euro, pero esta situación puede variar en función del desarrollo de los acontecimientos. Puede ser que nos obliguen a tomar ciertas medidas sobre las CCAA y sobre las Cajas, como ya se está comentando en las reuniones de los grandes partidos.

Las medidas tomadas ya eran en general muy necesarias desde hace tiempo, aunque sean impopulares ¿Afectan a los políticos, responsables últimos de esta situación? Yo creo sinceramente que ellos escapan con todas sus prerrogativas intactas, salvo el Sr. Rodríguez, que me parece va a ser el chivo expiatorio de todos estos desastres que tan mal supo ver y tratar.

Si nos preguntamos por los ciudadanos españoles, en efecto son realmente los afectados y mucho por estos paquetes económicos, ya sea por el recorte social que implican, por el recorte de salarios (funcionarios) o por la prolongación de la vida laboral. Estos paquetes no ayudan a crear empleo ni a mejorar nuestras rentas simplemente nos conducen de manera traumática a la senda por la que otros países caminan más cómodamente. Tampoco evitan una cierta situación de deflación (con inflación), que aunque extraña está ocurriendo en nuestro País.

Hay que seguir los acontecimientos, insisto, para percatarnos de las nuevas fases de la “intervención”, y su repercusión en todos los aspectos del país. Creo que el último capítulo aún no está escrito.



_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

13 comentarios:

  1. Esta cada vez mas claro, que no solo sobra El señor Rodriguez Zapatero, sobra el partido socialista, DONDE ENTRA LA IZQUIERDA ENTRA LA RUINA, y si es una izquierda dictatorial e intervencionista como es el PSOE mas ruina si cabe. Debemos olvidarnos de la izquierda y de la derecha, hoy dia hay que analizar lo que cada partido politico ofrece en su programa, y decantarse por el mejor y dejarnos de idealismos, hay que elegir a los mas capacitados, a los mejores tecnicos, a personas(listas abiertas)que tengan un buen curriculum en la empresa privada, que no necesiten vivir de la politica, como esta ocurriendo con todos los del PSOE, Leiri Pagin, Bono, Zapatero, y un largo etc.

    ResponderEliminar
  2. Imanol Azpicueta30 ene. 2011 12:40:00

    Totalmente de acuerdo con este documentado artículo. Estamos intervenidos y el daño causado por ZP, lo estamos pagando todos los ciudadanos. Y lo malo es que no se ve aún la luz del final del tunel, como demuestra la última EPA.

    ResponderEliminar
  3. IMANOL,en el servicio militar en Melilla,tuve un amigo de Bilbao llamado Azpilicueta.
    «La conciencia es como la luz de la mente
    que hace presente lo ausente,
    visible lo invisible,
    posible lo imaginario».

    ResponderEliminar
  4. y pensar q todavía hay gente dispuesta a votar a ese partido q reiteradamente le trae la ruina a España. Q tormento de país!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Nuestro problema es el sistema..PARASITO BUROCRATICO...ESTAMOS EN LA ERA DE LA NANO TECNOLOGIA...Y AQUI NO SE HA DADO CUENTA NADIE..

    ResponderEliminar
  6. Muy buena y reveladora exposición, que nos hace pensar y reflexionar en lo que está ocurriendo en nuestro País, y que los políticos nos ocultan. Por este tipo de informaciones Tercera Ola está haciendo un gran servicio a la ciudadanía.

    ResponderEliminar
  7. No sé si habéis visto ete libro, del cual he aquí un resumen en pdf: http://proyectozapatero.org/wp-content/uploads/Proyecto-Zapatero-Adelanto-Editorial.pdf

    HazteOir ya ha vendido los primeros 100.000 ejemplares. ¿Por qué no colaboramos en algo con ellos?
    La consigna es "Acción y Unidad" porque si "entre todos la matamos y ella sola se murió", ahora hemos de ser capaces de: "ENTRE TODOS COLABORAMOS Y ELLA SOLA RESUCITÓ"

    ResponderEliminar
  8. Otra cosa: Rajoy, que al parecer no se entera de lo que se avecina, ha dicho entre sus propuestas de "más de lo mismo", que no va a cambiar la ley electoral porque NO HAY DEMANDA.
    ¡Toma ya, esa si que es buena!!!

    Firma aqui: ya somos 6.854 firmas. Falta la tuya...
    http://actuable.es/peticiones/por-ley-electoral-democratica

    Y seguro que hay muchas más páginas donde firmar.

    ResponderEliminar
  9. Modestamente creo que hace falta un moderador en este foro. Se que eso supone un trabajo adicional y que sois pocos y trabajado en "best-eforts", pero creo que hay comentarios que no son del tema y si pueden ser valiosos y deberían de estar en otro apartado.

    Gracias

    ResponderEliminar
  10. Tenemos que organizarnos y avanzar en real cómo dice Inma. El día 5 sería bueno para conocernos.pp gredos

    ResponderEliminar
  11. ¿El día 5, es de este mes?. ¿Que razón hay para conocerse ese día?. ¿Donde?. Y perdón pues esto no tiene nada que ver con el tema del artículo.

    ResponderEliminar
  12. Inma Campo, aunque junteis un millon de firmas, s elo pasarian por el forro, hablando en plata.

    Sino preguntarselo al padre de la niñoa Mari Luz o al padre de Marta del Castillo.


    Solo queda el enfrentamiento directo...-ya que la masa borrega y miedosa no va a variar en exceso su voto, cambiaran el PSOE por el PP que es como practicamente no cambiar nada.

    ResponderEliminar
  13. Ya tenemos a Angela Merkel vigilándonos sobre el terreno

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.