jueves, 3 de febrero de 2011

Las tarifas eléctricas: la noche de los huertos vivientes

Juan Manuel Blanco
El reciente incremento de las tarifas eléctricas, acordado por el gobierno, ha desatado una catarata de críticas y reacciones. Muchos ciudadanos se sienten indignados por una subida de la luz de casi el 10%, justo en medio de una crisis tan profunda como la actual. Y, aunque se aduzca que el precio del petróleo encarece la generación de la electricidad, lo cual no puede negarse, lo cierto es que la mayor parte del coste que hoy se traslada a los consumidores tiene su causa en retorcidas decisiones políticas del pasado.

En otro episodio muy definitorio de lo que es la política en España, las medidas adoptadas en materia eléctrica se caracterizaron en los años anteriores por algo que resulta irresistible para los dirigentes patrios: una rentabilidad política de corto plazo aún con efectos devastadores en el largo plazo. Pero todo acaba llegando y, como si de una mala película de terror se tratase, los espectros de aquellas decisiones se trasladan ahora al presente para susto y desasosiego del respetable.

No contentos con la moratoria nuclear, que llevó a la paralización de un puñado de centrales, algunas en avanzado estado de construcción, nuestros gobernantes apostaron en los últimos años por las energías renovables, principalmente eólica y solar. Estas dos formas de generación de electricidad, además de implicar unos costes bastante elevados (especialmente la fotovoltaica) poseen una característica muy particular, que impone otros fuertes costes al sistema: su funcionamiento es poco regular y bastante imprevisible. Si no hay suficiente viento (en el caso de la eólica), está nublado, ha caído la tarde o es de noche (en el caso de la solar) estas energías dejan de producir. Eso obliga a mantener un exceso de capacidad instalada en otros tipos de generación (ciclos combinados, carbón, fuel etc.) para poder atender a los picos de demanda cuando no hay sol o viento. Esta capacidad no se usa generalmente si las renovables funcionan pero debe estar ahí, con el coste que supone su amortización. Por todo ello, disponer de energía eólica y solar implica un importante sobrecoste.

En cualquier país con un sistema político transparente, la elección se hubiera planteado de forma abierta y clara: “optamos por unas energías más caras y los consumidores tendrán que pagar un recibo más elevado”. Pero, en España, los políticos encontraron muy pronto la cuadratura del círculo: “energías renovables sin que el consumidor pague más, los contribuyentes tampoco y sin que las empresas tengan pérdidas”. Esa especie de milagro recibió el nombre de “déficit tarifario”.

Con este sistema, los usuarios pagaban un recibo que no cubría los costes de generación de la electricidad. Sin embargo el Estado garantizaba por ley que la tarifa eléctrica subiría en un indeterminado futuro para cubrir todos los sobrecostes acumulados del pasado. Con esta garantía legal, las empresas generadoras de electricidad podían emitir, para financiar el déficit, unos títulos que implícitamente tenían la garantía del Estado. Claro, el secreto estaba en la deuda: no pagar el coste de las renovables sino financiarlo a crédito porque quienes finalmente pagarían todo el invento serían ¡los consumidores futuros!

Ya era posible comprar el paraíso en cómodos plazos y unos cuantos años de carencia. Los políticos podían ofrecer unas energías pretendidamente limpias y ecológicas ¡sin coste para los votantes de ahora! Huertos solares y parques eólicos proliferaron por doquier haciendo ricos a muchos que disponían de buenas conexiones (y no precisamente eléctricas). Y algunos de estos huertos solares fotovoltaicos llegaron a "producir" en la oscura noche, todo gracias a las enormes primas concedidas a este modo de generación.

Y, si el argumento valía para las renovables ¿por qué no usarlo para otras energías? El carbón español resultaba muy caro y, por lo que parece, no muy ecológico. Pero ¡qué caramba! si se podía favorecer a los sindicatos mineros sin que lo pagase “nadie”, bien valía la pena obligar a las eléctricas a utilizar este carbón para generar electricidad.

El problema de todos estos enjuagues consiste en que la factura, tarde o temprano, siempre acaba llegando, generalmente en el peor momento. Así como en física no es posible el motor de movimiento perpetuo, en economía hay otro principio ineludible por mucho que los políticos intenten soslayarlo: nada es gratis y todo se acaba pagando.

Ha llegado la crisis y los inversores internacionales dudan de la solvencia de nuestro país. El hecho de que las empresas eléctricas españolas, con actividad internacional y cotizadas en bolsa, posean en sus balances unos activos tan extraños (como son los derechos de cobro a los usuarios futuros) no hace sino añadir más incertidumbre a la imagen de España. Y, con la crisis de deuda golpeando de manera recurrente, resulta más arriesgado seguir sacando al mercado mayores cantidades de unos títulos que, aunque no son legalmente deuda pública, sí poseen el aval de las autoridades españolas. De este modo, las mayores presiones para el incremento de las tarifas eléctricas se producen justo en el momento en que la crisis es más grave. Por fin sabemos quienes eran esos misteriosos consumidores del mañana: todos nosotros. Lo perverso de este invento es que no se carga el sobrecoste de las renovables en la fase de expansión de la economía, cuando la gente se lo puede permitir mejor, sino en la fase de crisis cuando la mayor parte de los ciudadanos ya tiene un presupuesto muy ajustado.

La elección sobre la generación de electricidad debe estar exenta de prejuicios y utopías. No se trata de una cuestión estética o ideológica sino de costes y competitividad. Y los gobernantes no pueden hacer demagogias al respecto sino que deben presentar a los ciudadanos las ventajas y desventajas de las diversas opciones para que, al final, pueda elegirse entre pagar una energía más barata o más cara con toda la información disponible y con todas las consecuencias.

Y, un consejo final: no se fíe de esos políticos que prometen algo “gratis”, argumentando implícitamente que ya vendrá otro en el futuro y lo pagará. Porque, ese “otro”, seguramente será usted.
_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

17 comentarios:

  1. Esto es como el que quema el trigo y recoge la paja

    ResponderEliminar
  2. Gracias por contarnos los oscuros manejos de los políticos, para dar la luz a los ciudadanos, más cara.

    Un aspecto del problema, en efecto es el financiero. Las compañías eléctricas, que dan beneficios y reparten buenos dividendos, realmente estarían en quiebra, si no fuese por los extraños artificios contables propiciados por los políticos.

    El aspecto técnico, es que las energías renovables, son en la práctica carismas, en especial la fotovoltaica, por lo que sin subvenciones no son viables. Ahora que no llegan esas subvenciones, se traslada al consumidor el costo.

    El encarecimiento del crudo presente y futuro, era previsible hasta para un niño. Por tanto cuando se podían haber tomado medidas por parte de nuestros ilustres políticos, más bien se tomaron contramedidas. Cierre de centrales nucleares e inversión cero en energía nuclear.

    Amigos, es de hipócritas importar energía eléctrica de Francia, producida por medios nucleares y no producirla en España. Las centrales nucleares, hoy en día, son totalmente seguras, y son las únicas que producen energía limpia y más económica, adaptándose plenamente a la demanda de los consumidores, sin excesos de producción.

    Los políticos, dentro de su ignorancia supina, ponen en su programa político el cierre de centrales nucleares, en lugar de construir más que es lo que deberían hacer.

    Los residuos hoy en día son un problema menor, si se almacenan correctamente, y si además se investiga de verdad en la re-utilización de esos residuos, sería la perfecta combinación.

    Por tanto que no nos engañen con más demagogias, propias de países tercermundistas. La industria y el ciudadano necesitan energía más barata. La primera para ser competitiva, y los segundos para sobrevivir en tiempos de crisis.

    Sobre este tema quedan muchos puntos por resolver, como el rediseño de la red eléctrica española, donde una parte importante de energía se pierde durante el transporte.

    Este caso de la energía, vital para un país, es un ejemplo más de que los políticos son miopes y no hacen una política de buen servicio a la Nación, si no a sus propios intereses partidistas.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  3. Saludos!! Excelente artículo, algo que pienso desde hace bastante tiempo es que hay que buscar un sector en el que pueda ser eficiente España y los españoles, y sólo tengo claro que puede ser en la energía nuclear, generar electricidad y esportarla al norte de África y a Europa, así como potenciar las industrias relacionadas, ya que no sólo se generaría trabajo para las centrales nucleares, sino para la creación de infraestructuras, mantenimiento, trasnporte, seguridad... creo que es la única salida que tenemos, porque es triste decirlo, pero después de todos estos años de decadencia, España no es buena en NADA más que pueda interesar al resto del mundo, excepto en el turismo (vamos, la fiesta). Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo amigos, sin embargo en mi video pongo los datos de los millones de euros de beneficio de estas empresas, y lo que me parece es que, tanto en este sector como en la mayoría, cuando tienen que dividir a ver a cuánto salimos, sólo cuentan con los de a pie, o sea, los paganos de abajo. No piensan: "dividamos todos estos millones de beneficio también entre todos para no tener que subirles las facturas siempre a los mismos", por ejemplo.

    Para quien no haya visto el video, aqui van los datos obtenidos a pesar de su mala gestión, falta de visión de futuro, habituales fallos políticos, etc.:
    EON ESPAÑA : 9.600 millones de euros en 2009
    ENDESA : 7.169 millones de euros en 2009
    IBERDROLA : 2.894 millones de euros en 2009
    GAS NATURAL FENOSA : 1.195 millones de euros en 2009
    HC ENERGIA : 223 millones de euros en 2009
    (Hemos de averiguar por qué HC Energía ha ganado menos, los pobres...)

    Con todo esto, vamos a protestar porque es lo único que nos dejan: el derecho al pataleo, y el dia 15 de febrero a las 22h, apagamos TODAS las luces y artefactos en casa y ponemos velas encendidas en TODAS las ventanas, lo cual va a ser nuestra forma de protestar y de ayudarles a que espabilen, porque si no saben hacerlo mejor, alguien tiene que enseñarles.

    http://www.youtube.com/watch?v=zaKOVw5i-BA

    Esta acción va repetirse de la misma forma todos los 15 de cada mes, y dentro de mi epígrafe "FUENTEOVEJUNA" iré añadiendo las acciones que tiene que tomar el pueblo, de forma no agresiva pero contundente, porque los de arriba no se enteran, así que hay que gritar más fuerte y hacer más ruído.

    Muchachos, ¡todos a una!

    ResponderEliminar
  5. Estamos ante una casta parásito saqueadora,y en todos los consejos de administración de las ELÉCTRICAS HAY POLITICOS...Y hacen una cantidad de regalos ANUALES..a Diputaciones,Ayuntamientos..Juzgados..etc..etc..etc..Da Asco...ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchas velitas de Ikea en casa...
    El día 15 y todos los 15 de cada mes, mi casa parecerá un árbol de Navidad.
    Ahorraré un dinerillo y de paso me abstengo de consumir los bodrios televisivos con que nos envenenan los sicarios del Poder.
    Propongo también no hacer uso de teléfonos ni móviles...Nos comunicaremos con señales de humo aprovechando las velitas...

    ResponderEliminar
  7. Inma:

    Las empresas tienen que rendir cuentas ante sus accionistas, y éstos invierten si hay beneficios, no si las empresas cierran.

    Aparte de eso y de que estén politizadas, como las Cajas, la raíz del problema está en el llamado déficit tarifario. ¿Por qué?

    Muy sencillo. Si en lugar de cerrar centrales nucleares se hubiese apostado abiertamente por ellas, otro gallo nos hubiera cantado. Mire si no hacia Alemania y Francia, a quien le compramos electridad producida a partir de centrales nucleares. ¿Quién se acobardó? Todos sin excepción.

    Quedaba muy bien el movimiento "no nukes", los conciertos progres como "movimiento social" (cada vez odio más esa palabra) en contra de las nucleares. Pero el progresismo, lo progre, siempre tuvo un coste elevado.

    A aquellos que estaron en contra de la energía nulear durante tantos años, les digo ahora lo que el chiste: haber pedido muerte.

    ResponderEliminar
  8. Carta de Endesa a usuario canario y respuesta de éste, tiene su arte, pero afectará a todos nosotros en breve.

    "Estimado señor:

    Endesa Distribución va a proceder próximamente a la
    sustitución de su contador de electricidad por uno nuevo que
    dispone de capacidad de Telegestión, en cumplimiento de la
    normativa vigente (RD 1110/2007 de 24 de agosto y Orden
    TC/3860/2007 de 28 de diciembre). El nuevo sistema de
    Telegestión permitirá entre otras funciones la lectura a
    distancia de su consumo.

    A lo largo del próximo trimestre, un operario autorizado por
    Endesa sustituirá el contador que usted tiene actualmente
    instalado. Si su contador se encuentra en el cuarto de contadores o
    es accesible desde el exterior de su vivienda, no será
    necesario que usted esté presente. En caso contrario, el
    operario se pondrá en contacto con usted para poder realizar
    el cambio de contador.

    El coste de la sustitución correrá a cargo de Endesa y
    usted sólo tendrá que abonar una cantidad en concepto de
    Derechos de Enganche, que según se establece en la
    legislación actual asciende a 9,04 euros. Por otra parte, el
    coste mensual de alquiler del contador a aplicar será de 0,81
    euros.

    Si necesita cualquier aclaración sobre esta sustitución o
    desea realizar alguna consulta, puede contactar con nosotros
    dirigiéndose al Teléfono de Atención de Endesa
    Distribución Eléctrica 902 509 600. Estaremos encantados
    de atenderle.

    Agradeciendo de antemano su colaboración, reciba un cordial
    saludo".

    II (respuesta. Segunda carta de amor)

    "Estimados señores de Endesa Distribución:

    He recibido su amable carta de fecha indeterminada (porque no la
    ponen) en la que me comunican una serie de hechos consumados
    basados, naturalmente, en que ustedes como monopolio hacen siempre
    lo que les sale de los electrones y a nosotros, como miembros de la
    honorable manada de borregos forzosamente consumidores, nos queda
    la única opción gozosa de pagar.

    Les dirijo esta carta porque en el texto que me han enviado, como a
    otros muchos miles de consumidores, supongo, existen algunas
    cuestiones que me han sumido en un estado de estupor, catatonia y
    asombro. O dicho de otra forma, que me han fundido ustedes los
    plomos.

    Porque vamos a ver. Me dicen ustedes amablemente que van a proceder
    a cambiarme "mi" contador de electricidad. Una cuestión
    bastante curiosa porque resulta que en el desglose de la factura
    que les pago a ustedes todos los meses les abono una cantidad en
    concepto de alquiler de contador. Y digo yo, ¿cómo es
    posible que les haya pagado un alquiler por algo que era
    mío? ¿Habrán incurrido ustedes, mi querido
    monopolio, en un involuntario y pequeño error por el que me
    han estado cobrando indebidamente una modesta pero significativa
    cantidad a lo largo de los últimos años?

    Sigo adelante con la carta y observo que me cuentan ustedes que el
    nuevo contador permite la lectura a distancia (es decir, más
    gente al paro, me temo, maldita tecnología) lo cual, como
    fácilmente comprenderán, a los usuarios nos la
    refanfinfla. Dicho de otra manera, que me da igual que lean ustedes
    el contador a medio metro o desde las quintas chimbambas, a
    condición de que las lecturas sean las reales.
    ............ CONTINÚA

    ResponderEliminar
  9. Añaden que el coste de la sustitución -en cumplimiento de
    la normativa legal- correrá a cargo de Endesa. Y digo yo que
    faltaría más que nos cobraran a nosotros por algo que ni
    hemos pedido ni maldita la falta que nos hace. O sea, que les
    agradezco la información aunque me resulte irrelevante. Lo que
    me llena de asombro es que me indiquen que "solo" tendré que
    abonar "una cantidad en concepto de derechos de enganche que
    según la legislación actual asciende a 9,04 euros". Vamos
    a ver, querido monopolio, ¿cómo nos van a cobrar a los
    usuarios un reenganche de un desenganche que ni hemos pedido, ni
    hemos contratado? Porque a ustedes les salga del
    flujo de electrones cambiar los contadores, como les podría
    dar por cambiar esas divertidas torretas eléctricas de
    colorines con las que generosamente nos han adornado las autopistas
    para mejorar nuestra imagen turística, ¿a mi que me
    cuentan? Eso del derecho de enganche, que debe ser un asunto
    más complejo que el derecho romano, es un devengo que se
    produce cuando un usuario se da de alta en la red por primera vez o
    lo vuelve a hacer después de que le hayan cortado la luz por
    impago. ¿Pero cómo le pueden cobrar enganche a un
    consumidor que no se ha desenganchado, que está al corriente
    de sus pagos y que tiene un contrato vigente con ustedes para el
    suministro en unas condiciones pactadas?

    Es que si tenemos en cuenta que tienen ustedes, un suponer, 600.000
    usuarios en Canarias, a casi diez euros por barba, se van a
    embolsar así como quien no quiere la cosa unos seis millones
    de euros, que hay meses que no los gana uno, créanme, aunque
    sea expresidente de Gobierno y además de llevarse 80.000 del
    ala al año limpios de polvo (aunque no me consta que de paja)
    cobren por hacer de lobby para algunas de las grandes empresas
    españolas.

    Lo que ya me descalabra completamente es que añadan -supongo
    que intentando convertir la carta en un relato kafkiano- que el
    coste mensual del alquiler del contador a aplicar (un lapsus
    sintáctico porque en todo caso querrán decir ustedes
    ·el costo mensual a aplicar del alquiler del
    contador...·) será de 0,81 euros. A veeeeerrr. Si el
    contador es mío ¿me van a pagar ustedes 0,81 euros
    mensuales? ¿O será que realmente el contador es de quien
    es -es decir, de ustedes- y amablemente me comunican que me van a
    cobrar esa módica cantidad mensual?. Y si es de ustedes,
    ¿por qué principian hablando de "mi" contador?
    ............ CONTINÚA

    ResponderEliminar
  10. Queridos amigos del monopolio. No se líen. El contador es de
    ustedes. Lo era antes y lo es ahora. Por eso me cobraban antes el
    alquiler y me lo van a cobrar ahora. Y lo cambian ustedes por
    imperativo legal, con lo que esa pretensión de cobrarles diez
    euros a los usuarios me parece sencillamente que es sacar las patas
    del tiesto y echarle un poco de morro al asunto. Sobre todo porque
    lo que realmente se callan en su amable carta -en las cartas, como
    en la vida, es más importante lo que se calla que lo que se
    cuenta- es que el nuevo contador tecnológicamente avanzado que
    nos están cascando por decisión unilateral les va a
    permitir a sus señorías detectar a aquellos usuarios
    -viviendas, oficinas, bares, restaurantes y otros- que están
    consumiendo ligeramente por encima de la potencia contratada. O
    dicho de otra manera, que aquellos consumidores que tienen con
    ustedes un contrato de potencia de 5 kw y resulta que de media
    están consumiendo un poco por encima -que como bien saben son
    un porrón- van a tener que pagarles esa energía extra con
    un sustancioso recargo y, de propina, estarán obligados a
    realizar un nuevo contrato de mayor potencia. Es decir, que con
    esos nuevos contadores van a detectar ustedes los pequeños
    sobreconsumos que ahora se les escapan, van a cobrarlos con
    banderillas y van a hacer el negocio redondo aumentando el rango de
    potencia de los contratos. Ustedes lo saben. Yo lo sé. Los
    usuarios no lo sabían.


    Resulta descorazonador que mientras hacen ustedes todo esto, la
    gente que se supone que representa los intereses de los ciudadanos
    sigan discutiendo del sexo de los galgos y los podencos. Si esto
    fuera un libre mercado, allá penas porque estarían
    ejerciendo con toda legitimidad sus derechos como empresa y los
    usuarios estarían en condiciones de elegir. Como resulta que
    tienen ustedes el monopolio real de la distribución no estamos
    hablando de un mercado libre y las reglas del juego deben ser
    distintas. Desde luego no deberían pasar porque ustedes hagan
    lo que les salga del forro de los cajones de los electrones y a los
    usuarios, forzosos, no les quede otra que tragar.


    Les agradezco su amable y distorsionada información en torno a
    sus planes para apretarnos un poco más los bolsillos, les
    recomiendo encarecidamente que su grupo de producción compre
    energías renovables de los nuevos parques eólicos del
    Cabildo de Tenerife (y de paso quesos, vino, yogures, piensos,
    vacas... o jugarse incluso unas perritas en los casinos de la casa)
    y les aseguro que como se les ocurra cobrarme diez euros por un
    reenganche que no he pedido, pienso acudir a la Organización
    de Consumidores y Usuarios para que no me hagan ni puñetero
    caso, perder el tiempo, frustrarme y pensar una vez más que
    estamos indefensos ante los monopolios, los mercados intervenidos y
    los ineptos que se suponen que tienen que defendernos.
    ............ CONTINÚA

    ResponderEliminar
  11. Reciban un cordial saludo.

    III. (y una objeción desesperada)

    PD. El número de información al que me indican en la
    carta que debo llamar (el 902 509 600 de Atención al Cliente
    de Endesa Distribución Eléctrica) es un call center -como
    dicen los modernos- que está en Madrid (me gustaría que
    creen puestos de trabajo donde yo pago, no sé si me
    entienden). Te atiende primero un sistema robotizado y luego una
    amable persona que solo acierta a repetir el manual de la
    compañía que viene a ser: "Le entendemos, pero le vamos a
    cobrar. Esto es lo que hay". Ah. Y el número es de
    tarificación especial, de pago, con lo cual además de
    esperar, preguntar y no tener respuesta, también terminamos
    pagando. Por cierto, por mucho que me he leído las
    disposiciones legales que citan en su carta -y otras- sobre el
    cambio en los equipos de medidas básicos, por ninguna parte he
    visto otra interpretación que la de que son ustedes los que
    deben instalarlos y pagar el coste de la instalación.

    Este puede ser el comienzo.

    VAMOS A PASAR DEL CABREO A LOS HECHOS.

    APAGÓN GENERAL DÍA 15 DE FEBRERO

    El DÍA 15 DE FEBRERO DÍA DEL CONSUMIDOR, apagón general de electricidad en los hogares españoles a las 22 horas en señal de protesta por la subida abusiva que

    ENDESA, IBERDROLA y FENOSA han llevado a cabo una subida en sus tarifas eléctricas.

    La única forma que tenemos de luchar los consumidores contra estas practicas abusivas, es con medidas como esta por eso os convocamos a seguir esta iniciativa que comenzará a las 22 horas y durara 5 minutos.

    CON SOLO 5 MINUTOS HAREMOS UN HUECO EN SUS ARCAS, QUE SE
    ACORDARÁN DE TODOS A LOS QUE ESTÁN ROBANDO.!!!

    !!!! OS ROGAMOS QUE LO HAGÁIS PASAR AL MAYOR NUMERO DE
    CORREOS ELECTRÓNICOS!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Imanol Azpicueta4 feb. 2011 11:04:00

    Se nos informa hoy en varios medios, que la subida de la luz la pactó Sebastian con las eléctricas, para salvar la producción de carbón nacional. Esto es tapar un roto con un descosido. Esta subida de la luz dispara el IPC, aumenta costes de producción y empobrece más al ciudadano.

    ResponderEliminar
  13. Estimados,

    Escribo desde Argentina y entiendo su situación ya que nuestro país pasó varias crisis pero de la cual me ha tocado vivir con recuerdos la del 2001. Sin embargo, quiero aportar algo para no meter todo en la misma bolsa como se dice por aquí. Conozco en cierta magnitud el tema energía eólica y creo que no hay que caer en castigarla (sin antes considerar ciertos aspectos) por el aumento de la factura de luz. Por un lado, hay que analizar correctamente los valores ya que, si bien las renovables son en general más caras que las fuentes convencionales de generación, la energía eólica es realmente más barata que la solar y competitiva con otras fuentes de generación conocidas. Hay que ver el balanceo de gastos en subsidios para una y para otra. También entiendo que es cierto que el gasto adicional debe repartirse de entrada y entre todos los usuarios para que no hayan subas repentinas, así como hace falta la denominada generación de base como es la nuclear. Por otro lado, tampoco hay que perder de vista que la industria eólica genera gran cantidad de puestos de trabajo y es mucho menos contaminante y riesgosa que otras energías. El pequeño costo extra que puede repartirse entre todos los usuarios, trae aparejados amplios beneficios. No hay que olvidar que el costo de generación por medios convencionales va a crecer indefectiblemente y tampoco hay que perder de vista que los combustibles fósiles en general reciben subsidios por parte de los gobiernos. Tampoco se puede afirmar que si se hubieran instalado centrales nucleares en lugar de renovables, el costo de la factura no iba a aumentar ya que este tipo de tecnología también está atada a variables que naturalmente influyen en el costo de generación.

    Hay una realidad, la generación de energía en el largo plazo siempre va a ser más cara porque depende de recursos escasos. Lamentablemente, vamos a tener que pagar por lo que consumimos y cada vez más, variando la forma en que haremos esto que puede ser escalonadamente o repentinamente.

    Sería interesante contar con un análisis detallado de costos y generación, para llegar a conclusiones más precisas. Existen otros ejemplos, como Alemania, que cuenta con casi 30.000 MW eólicos instalados y con miras a seguir aumentando este número. Aún en momentos de crisis, la industria eólica es un potencial receptor de inversiones y creador de empleos.

    Es tan solo una visión más, para que no recaiga toda la culpa en las renovables, más aún si hubo manejos políticos incorrectos.

    Un cordial saludo,
    Lautaro

    ResponderEliminar
  14. Lauta, sin acritud, metete en tus asuntos, España y Argentina se parecen bastante poco, en lo unico, en sufrir a un repugnante gobierno sociata mundialista.
    Ni la economia Española se parece a la argentina ni teneis el mismo parorama social y politico.

    ResponderEliminar
  15. Si alguien aporta una idea o información con la que no estamos de acuerdo, la buena educación nos obliga a disentir aportando argumentos.
    Esto de invitarle a meterse en sus asuntos no es de recibo....¿No es acaso asunto común el tratar de aclarar ideas y colaborar para que los pueblos sean capaces de tomar decisiones?

    ResponderEliminar
  16. Encontrar esta página ha sido un soplo de aire fresco y esperanza. Encontrar este artículo, un bluff, porque querido Juan Manuel, se encuentra usted en territorio ajeno y pisa un terreno que desconoce.

    No basta con decir algunas verdades, que las dice. Para que el argumento tenga consistencia es necesario ademas que esas verdades no esten rodeadas de falsedades o afirmaciones sin el necesario rigor. Cuando esto sucede todo el edificio de credibilidad se desmorona.

    Solo dos apuntes como ejemplo:

    Los costes de generacion en nuestro sistema electrico no están ligados al precio de productos petroliferos porque solo un 2% de la demanda es abastecida con fuel. Aproximadamente un 29 % de la demanda se abastece con centrales de ciclo combinado (gas) cuyo precio en los mercados internacionales es bajista, al contrario que el petroleo.

    La producción nocturna fotovoltaica es como el monstruo del lago Ness. Muchos hablan de ella pero nadie la ha podido encontrar. De hecho la investigación llevada a cabo por la Comision Nacional de la Energia, llegó a la conclusión de que todo había sido un error. Lo curioso es que la filtración de la noticia original procedía del mismo Ministerio de Industria.

    En ambas cuestiones has sido victima de un engaño gubernamental, precisamente el tipo de engaño que todos debemos evitar para no convertirnos en simples instrumentos a su servicio.

    Joaquín Galán

    ResponderEliminar
  17. Fatamojama.
    Lo primero, he aportado argumentos¿o no sabe sleer?
    Lo segundo, opino lo que quiero¿O es que tengo que estar de acuerdo con todo y todos?

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.