martes, 25 de octubre de 2011

Los años que vamos a vivir peligrosamente

Javier Benegas [en Vozpopuli.com]
Lo ha dicho el propio director de este diario: “Vamos a vivir cuatro años terroríficos pero apasionantes”. Y coincido con la afirmación. Lo que no sé, y quizá nadie sepa, es si serán cuatro años, seis o una década. Sean los que fuere, se vislumbran terroríficos en cuanto a las enormes dificultades económicas a las que nos vamos a enfrentar. Pero también hay otras amenazas que, sin ser de índole económica, son igualmente inquietantes.

De un lado, algunas viejas ideologías, hoy caricaturas desprovistas de todo bagaje racional y fiadas casi por completo a lo emocional, están alimentando corrientes populistas. Y a través de ellas, abriéndose paso, vuelven las tentaciones veladamente totalitarias de la mano de una parte de la sociedad que confunde el interés general con la urgencia de solucionar sus graves problemas particulares o, sencillamente, con la satisfacción de sus delirios ideológicos. Lo que puede llevar a que se cometan tropelías en perjuicio no del “sistema”, al que se dice detestar, sino de sus semejantes.

No son pocos los que quieren declarar proscrito al Capitalismo. Y, con él, a los bancos y a los mercados. Y desde ahí hacia abajo cualquier cosa es posible. Dada la enorme velocidad a la que se degrada la economía, en menos que canta un gallo, aquél que tenga dos casas podría ser tachado de “rico”, y ello justificaría que le expropien u ocupen alguna de ellas. Por si fuera poco, la necesidad recaudatoria de los estados, que avanza pari-passu a la degradación económica, amenaza con derivar en políticas fiscales cuasi confiscatorias y en una inseguridad jurídica crónica. Y, entre unas cosas y otras, quién sabe si el derecho a la propiedad privada puede terminar en la práctica siendo un derecho imposible. Lo cual no es cualquier cosa, ya que si para algo existen los estados es precisamente para asegurar un entorno de legalidad estable y proporcionar protección, tanto a los ciudadanos como a sus propiedades.

¿Son los políticos o el Mercado?

Entretanto la sensación de vértigo se convierte en algo generalizado, parece que algunos políticos, con el fin de zafarse del escrutinio público, se dedican a alimentar los más bajos impulsos de muchos ciudadanos, ofreciendo, una tras otra, víctimas propiciatorias. Primero fueron los especuladores, al poco tiempo la banca y finalmente el Mercado. Una caza de brujas con la que distraer las cuestiones fundamentales y ganar tiempo, pues cada vez parece más claro que el mal funcionamiento de los sistemas políticos y la visión interesada y cortoplacista de nuestros gobernantes son los ingredientes fundamentales de este desastre.

Sin embargo, lejos de asumir cualquier responsabilidad, en Europa preparan ya una nueva batería de medidas regulatorias, entre las que se incluye prohibir que las agencias de calificación puedan hacer públicos sus informes de solvencia de los estados, so pretexto de que los “especuladores” no ahonden más en la herida. No sería nada descabellado pensar que, con estas medidas, lo que los gobernantes quieren es asegurarse la absoluta opacidad de su gestión.

Llegados a este punto, conviene saber que para evitar el actual desastre, habría sido suficiente con que la labor de inspección de las instituciones dedicadas a ello se hubiera realizado de manera conveniente. También habría ayudado, y mucho, que la gestión del crédito no hubiera obedecido a criterios políticos sino a la justa y ponderada valoración de la oportunidad y el riesgo en cada caso particular. Por último, habría sido de agradecer que el precio del dinero no fuera manipulado, porque nos habríamos evitado endeudarnos hasta cotas insoportables. Siendo así las cosas, resulta más que dudoso que, para poner coto a los más avariciosos, la solución consista en una mayor capacidad regulatoria, máxime cuando ésta será utilizada discrecionalmente por los propios políticos.

La estrategia de señalar culpables para, a continuación, incrementar la capacidad regulatoria es una estrategia muy peligrosa que puede volverse contra la clase política, y contra todos nosotros, como un bumerán. Alguien debería decirles a algunos políticos y a quienes están siendo manipulados por sus diatribas que “quejarse de que la economía libre favorece a los ricos es como quejarse de que la libertad de expresión favorece a los elocuentes”. A fin y al cabo, a cuento de salvar la economía lo que nos estamos jugando es la Libertad.

Sí, los años que vamos a vivir, o mal vivir, serán terroríficos y apasionantes. Pero, sobre todo, muy peligrosos.

> Javier Benegas en Twitter
_________________________________________________________

Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

11 comentarios:

  1. plataformaantimorosos225 oct. 2011 9:06:00

    HOLA:

    Plataforma de afectados por impago de arrendatarios. Somos miles. Apuntate, para poder defender nuestros derechos, ante una justicia inexistente

    plataformaantimorosos2@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Querido Javier,
    Considerar como situaciones particulares la suerte de miles de familias a las que los bancos concedieron créditos por cantidades muy superiores al valor real de las casas y a quienes han acabando echando de sus casas sin anularles el crédito es una grave frivolidad, además de insolidario.
    Quien lea la Constitución detenidamente sabe que el derecho a la propiedad no es sagrado como decían los pensadores liberales, sino que esta debe subordinarse al interés general y tiene una función social. Estoy de acuerdo en defender ese derecho, sí, pero se halla constitucionalmente al mismo nivel que el derecho a la vivienda digna y adecuada, derecho que ha sido reiteradamente pisoteado por los poderes públicos y económicos.
    Luego no se puede pedir que la gente que no tiene nada que perder sea serena y racional como obviamente parece que tú eres. En esos "movimientos populistas" como tú los llamas hay gente formada, que conoce las leyes y sabe que éstas han sido incumplidas, y que han decidido levantar la voz. Los países más avanzados de Europa conquistaron sus derechos de la misma forma, con una respuesta social masiva.
    En cuanto se consiga la reforma de la Ley Hipotecaria, mucha gente vulnerable verá reconocido su derecho a techo, y cuando se reforme la Ley Electoral, se dejará de excluir sistemáticamente a parte del electorado de las instituciones, y éstas serán más representativas, y por ende, más legítimas.
    www.reformaleyelectoral.info

    ResponderEliminar
  3. Comparto la opinion de plataforma antimentirosos2. Ahora para todos aquellos que hayan sido desahuciados quiero hacerles una propuesta, y es acudir este viernes 28 a Zaragoza, y encontrarnos todos a las 12:30 en la centrica Plaza del Pilar, donde presentamos un Proyecto para todos muy interesante que puede suponer un futuro mas decente que el que los poderosos nos quieren imponer. Para mas información:
    plataforma.tierraytradicin7@gmail.com
    ¡¡os esperamos a todos!!

    ResponderEliminar
  4. Los bancos junto con unos políticos sin escrúpulos sabían lo que PASARÍA.Esclavizar a unos ciudadanos con hipotecas a 35 años,era castrar el consumo hacia la pequeña empresa.. AQUÍ HAY RESPONSABLES

    ResponderEliminar
  5. Dada la enorme velocidad a la que se degrada la economía, en menos que canta un gallo, aquél que tenga dos casas podría ser tachado de “rico”, y ello justificaría que le expropien u ocupen alguna de ellas. Por si fuera poco, la necesidad recaudatoria de los estados, que avanza pari-passu a la degradación económica, amenaza con derivar en políticas fiscales cuasi confiscatorias y en una inseguridad jurídica crónica......exacto"""!!!...ahora los ineptos dirigentes gobernates esbirros dek fraude y de labanca...es lo que van a ahcer..ir a por las viviendas ono o nunca hipotecadas y libres...para cuasi consfiscarlas a impuestos via catastro y via IBI....meteran una carga...y recortes de sueldos y nominas...que sera imposible o peor que a los hipotecados desauhuciados..llegar afinal de mes....con lo que que la verdad..es que tener propiedad de un piso..incluso anterior a 1996 no va servir de nada..lo consideraran propiedad del estado.y le acribillaran a impuestos anuales via Ayt o via Junta regional o via Admon central o europea....sera ser propieatrio como tener un hierro al rojo vivo entre los dedos...!!Ya..estan haciendolo ocurrir...la caz ha empezado...van a por los antiguaos propietarios..y a vienennnnnnnn""!!

    ResponderEliminar
  6. No se que quiere decir con la perdida de libertad. La verdad verdadera es que el capitalismo priva a la inmensa mayoria de loa seres humanos de eso que llamamos libertad. La crisis actual no tiene otra salida que no sea socialista y esto no es un problema ideológico sino una necesidad para la sobrevivencia de nuestra especie. Una de dos, o enterramos el capitalismo o el capitalismo entierra al homo saphiens

    ResponderEliminar
  7. Pues señores. La familia que tuvo la desgracia de comprarse un piso PARA VIVIR, no para especular en los años 2006 al 2008, va a estar esclavizada toda su vida por un banco que es culpable en parte de la burbuja. A muchas de estas familias les ha bajado el sueldo o están en paro. Y la hipoteca SUBE, por el euribor o por lo que sea. Me parece estupendo que existan acuerdos para recapitalizar Grecia. Pero los dramas cotidianos de la gente que no puede pagar su vivienda, se la quitan y les aumentan de forma que cae en la usura sus deudas, es algo que no se puede consentir. El próximo gobierno tiene que dar una solución a un tema que afecta a muchas familias, y que no tiene nada que ver con el moroso habitual que aprovecha la lentitud de la justicia para vivir gratis y que es totalmente perseguible.

    ResponderEliminar
  8. Reibventar la sociedad por quimera que parezca es el camino digno del ser humano,pero mientras aqui los politicos siguen ensus privilegios de casta izquierdas hipocritas como derechas ambicosas ,adjetivos comunes para ambas tendencias se muestran sordas al pueblo y sus problemas ,solo cabe la insumisión, la rebeldia y el voto a nuevas y dignas siglas,o el voto en blanco..esta sociedad perecerá sin duda,si no hay justicia con los mas debiles como desprotegidos y si esto no sucede los mismos politicos seran pasto de sus ambiciones puesto quela misma casta politica es un insulto a la inteligencia y dignidad humana Diosnos coja confesados y a ellos tambien.

    ResponderEliminar
  9. SI LA JUSTICIA Y LOS POLITICOS NO SIRVEN, PROMOVER LA OBJECION FISCAL Y HASTA EL FRAUDE DE MODO ENCUBIERTO... ESO ES LO QUE SE DEBE HACER, Y ESCANDALIZAR A LA CASTA Y LOS FUNCIONARIOS.

    EL SOCIALISMO ES FASCISMO DIRECTOR MEDIOCRE IGUALITARISTA CON LA EXCUSA DEL GENERAL POPULACHO, NO ES SOLUCION AL ULTRA-CAPITALISMO CORRUPTO DE BANCOS Y CASTAS POLITICAS. MANTENER A UNA ELITE CORRUPTA DE ESTRUCTURA TIRANICA, ADEMAS YA EL SOCIALISMO NO EXISTE, SI NO COMO PARQUE JURASICO DEGRADADO EN KOREA DEL NORTE. MARCHESE ALLI CON EL POLLO LOCO CAO DE BENOS.

    ResponderEliminar
  10. este articulo, de verdad amigos, para que comentar,ya el planteamiento, es absurdo, pareciera, que el que lo ha escrito, ni viviera en esta sociedad de explotadores.
    antonio

    ResponderEliminar
  11. Para hacer como que luchan contra la crisis, los gobiernos europeos lo que están planeando es endeudarse hasta niveles nunca antes imaginados. Es decir, recorte de ingresos para todos, muchos más impuestos, y por tanto aqui no se va a consumir más que comida, y poca. Volvemos a los tiempos en que la mayoría de los que aun tengan trabajo irán a trabajar en alpargatas, porque usar zapatos a diario será un derroche. Ya hace meses que los contenedores de basura de cualquier ciudad no pasan media hora seguida sin que alguien los examine buscando algún cachivache aún aprovechable, pero dentro de poco empezaremos a ver gente que escarba buscando comida. Esta misma mañana he visto a un hombre de mediana edad y aspecto muy pobre, recogiendo ¡cartones!. No se que pensaría hacer con ellos, pero esa escena yo no la veía desde mi infancia, hace ya 30 años.

    Y ante este panorama, Rubalcaba y los supuestamente indignados lo que piden es ¡más gasto del estado!. O sea, más de lo mismo que nos está hundiendo en la miseria.

    O sea, para evitar que el barco se hunda, en vez de tapar los agujeros por donde entra el agua, mejor lo sumergimos.

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.