jueves, 6 de enero de 2011

El Estado contra todos

La Tercera Ola
Por su interés y por la excelente acogida que está teniendo la columna de nuestro colaborador M. Oliart, reproducimos en este post la columna de Javier Benegas, editada en Elconfidencial.com el pasado 14 de diciembre de 2010, titulada "El Estado contra todos". Os recomendamos su lectura y la interesante reflexión que propone.

Mucho se ha escrito y dicho sobre el motín de los controladores aéreos. Sin embargo, muy poco se ha hecho por buscar la verdad. Y ahora que van quedando atrás los ecos de este suceso, me asalta una duda: ¿Y si lo sucedido no fuera más que el desigual choque entre la defensa de los derechos democráticos fundamentales y el poder del Estado? Desde este punto de vista, contra su voluntad y cual héroes impostados al gusto de estos tiempos modernos, los controladores aéreos habrían hecho que nos diéramos de bruces en plena crisis política y económica con un principio consagrado en el constitucionalismo democrático: el Derecho y el Deber de resistencia. Lamentablemente, a nuestro consciente colectivo estas cosas ni le suenan.

El Derecho y Deber de resistencia, expresado por Sófocles en Antígona y asumido con posterioridad como propio por el cristianismo, es una cuestión casi sagrada para los padres de la democracia moderna. Mediante éste fundamental principio, el individuo asegura la prevalencia de la democracia por encima del poder del Estado, cuestión fundamental que está unida inter alia a la obligación de hacer frente a la “autoridad” cuando nuestros derechos están amenazados o son vulnerados. Por ello, cuando un colectivo, un grupo o un solo individuo hace uso de su derecho y su deber a resistirse a la arbitrariedad del poder, además de defender sus interés particular, está poniendo en valor los intereses de toda la sociedad por más que su lucha nos acarree graves perjuicios e inconvenientes. Sin embargo, resulta desolador comprobar que, frente a cuestiones democráticas tan trascendentales, la gran mayoría reaccione con violencia y que las valoraciones, análisis u opiniones no hagan sino embestir contra lo que se nos presenta desde el poder político como una simple, intolerable y costosa algarada.

Pues bien, para aquellos a los que sólo interesa poner de relieve el coste económico de lo sucedido, aunque sea a costa de olvidar principios fundamentales en democracia, conviene refrescar la memoria y retrotraernos al viernes 9 de enero de 2009. En esa fecha, unos pocos centímetros de nieve hicieron que millones de personas quedaran atrapadas en las carreteras. Tal fue el despropósito que fueron necesarios dos días para que España recobrara la normalidad y se perdieron cientos de millones de horas de trabajo. ¿Cuál fue el coste económico de aquella imprevisión? ¿Cuántas décimas de nuestro PIB se fueron por el sumidero? Y, lo más importante, ¿cuántos responsables políticos respondieron con sus bienes y patrimonios personales ante tan imperdonable negligencia? Ninguno. Peor aún, no hubo ni una sola dimisión. Y casi tres años después, todos los culpables están cobrando a día de hoy generosas nóminas del Estado y -en este caso sí que procede decir- siguen disfrutando de privilegios, que no Derechos.

Es posible que nuestra idiosincrasia nos haga ser más indulgentes si nos vemos impedidos de ir a trabajar que si se nos priva de nuestra sagrada ración de escapismo. Y diríase que 250.000 ciudadanos, atrapados en los aeropuertos a punto de iniciar unas breves vacaciones, pesen mucho más en nuestra particular balanza que millones de personas que, camino de sus trabajos, quedan bloqueadas en las carreteras. También parece que es más acorde a nuestro carácter, dada la atávica postración que padecemos, arremeter contra nuestros iguales que enfrentarnos a quienes, siendo los verdaderos responsables, concentran en sí mismos un poder casi absoluto. A fin de cuentas, en un país donde la mitad de los trabajadores apenas alcanza a ser mileurista, que se subleven quienes disfrutan de generosas nóminas puede que sea el verdadero quid de la cuestión. Ya dijo Teodoro Roosevelt que “cuando el hombre común pierde su dinero, se comporta sencillamente como una serpiente herida, y ataca a derecha y a izquierda a todo lo que, inocente o no, atrae su atención”.

Pero lo más grave es que a los españoles sólo nos conmueve la pérdida de nuestro derecho a escapar de la realidad. Si se nos priva de ello, somos incluso capaces de arrogarnos el papel de víctimas. Y conviene recordar que en nuestro país hay 5 millones de personas sin trabajo, 400.000 familias sin ingreso alguno, 8 millones de pobres y 2,5 millones de ciudadanos que viven en la miseria; auténticas víctimas y rehenes de un poder político incompetente, cruel y mentiroso. En definitiva, nuestra degradación es tal que sólo entendemos de Justicia y Emergencia Nacional cuando vemos peligrar nuestros billetes a Cancún. Este es el triste corolario de un país en el que todos somos culpables, porque, a estas alturas, en España ya nadie es inocente.

Eso sí, en estos tiempos siempre hay una nueva oportunidad para la redención de nuestros pecados. El próximo 28 de enero será aprobada la reforma de las pensiones. La llevarán a efecto esos mismos políticos profesionales que dejan tirados a los ciudadanos en las carreteras y aeropuertos, en el desempleo y la miseria, y que pisotean derechos mientras mienten sin rubor al llamarlos privilegios. Cuando ese momento llegue, más nos valdrá haber aprendido la lección, porque lo que vamos a perder es algo más que unos pasajes.
_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

14 comentarios:

  1. Dice su columna de hoy: "Mucho se ha escrito y dicho sobre el motín de los controladores aéreos. Sin embargo, muy poco se ha hecho por buscar la verdad. Y ahora que van quedando atrás los ecos de este suceso, me asalta una duda: ¿Y si lo sucedido no fuera más que el desigual choque entre la defensa de los derechos democráticos fundamentales y el poder del Estado?"

    Sugiero a los Sres. Oliart y Benegas que investiguen cuanto de verdad tiene la intervención de Afinsa Bienes Tangibles, bajo la gravísima acusación de la Fiscalía de llevar a cabo, entre otros delitos abominables,la captación masiva de ahorro de sus más de 190.000 clientes y una monumental y prolongada estafa piramidal.

    Para ello,un buen comienzo sería la lectura de "El Saqueo de Afinsa" (perdón por la auto-cita como autora que soy de la obra).

    No osaría contaminar la línea editorial de este Blog introduciendo un tema que no mereciese la atención de sus columnistas, editorialistas y lectores,para ser evaluado y desarrollado, con posterioridad, en abierto.

    Desde hace más de cuatro años y medio, miles de personas luchamos contra la intoxicación, la manipulación y la mentira de los "mass media". A estas alturas, y salvo el apoyo aislado de algún medio de comunicación comprometido con la verdad, únicamente contamos con la difusión viral de nuestro problema, a través de internet.

    Les aseguro que la verdad del "Caso Afinsa" no les dejará indiferentes. Fuimos los pioneros en sufrir un ataque, milimétricamente diseñado que se ha saldado, hasta ahora, con excelentes resultados para quienes pusieron en marcha la intervención.

    Una vez iniciada la campaña de acoso y derribo contra nosotros, la propia sociedad civil, la prensa y las Asociaciones subvencionadas por el Gobierno, ej, ADICAE, la OCU y la propia FACUA entre otras, junto con algún que otro relevante despacho de abogados, han sido los encargados de rematar la faena iniciada por el Gobierno de Zapatero, mediante una sencilla estrategia: difundir falsedades apelando a dos de los más bajos instintos que tan implantados están en la cultura y la idiosincrasia del pueblo español: la soberbia y la envidia.

    Salvando las naturales distancias, les asombrará las similitudes que van a encontrar entre nuestra situación y lo que han hecho -continúan haciendo- en la campaña gubernamental y mediática, puesta en marcha contra el, así llamado, "motín de los controladores.

    Saludos muy cordiales y felicitaciones por el Blog.

    Mila Hernán Alvarez.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda alguna invita a la reflexión…….
    Y quiero daros las gracias por hacerme ver que todavía hay una lucecita de esperanza.
    Para mi soy personas autenticas, y siento por vosotros una profunda admiración.

    ResponderEliminar
  3. Queridos amigos:

    Cuando el Gobierno se preocupa por los asuntos de los políticos, su bienestar y sus sueldos y olvida lamentablemente para que ha sido designado, ocurre lo que pasa ahora en nuestro País.

    Millones de parados a los cuales no se les soluciona su problema básico: El Trabajo. Miles de familias sin ingresos. Millones de personas por debajo del umbral de pobreza.

    Estos deberían de ser los asuntos que más preocupasen a un Ejecutivo ya desgastado y sin ninguna credibilidad.

    Lo triste es que una penosa Oposición, tampoco aporta soluciones para tan grandes males, mientras se hunde en la corrupción de los casos Gurtel.

    Se hace necesario trabajar por toda esta gente. Cáritas y otras organizaciones se multiplican para dar la máxima ayuda posible, si que estas organizaciones humanitarias reciban ayudas del Estado, que se van a ONGs de dudosos fines.

    La conclusión es que el sistema político actual no sirve a la Sociedad.

    Debemos cambiarlo. Es nuestro gran reto

    ResponderEliminar
  4. Desde el día 29-12-2010 no se pueden abrir los ficheros de "A fondo" en:

    http://www.intereconomia.com/programa/fondo

    ¿Está la informática de vacaciones o es el Ministerio haciendo de las suyas?

    Es de esperar que la competencia de Uds. no se limite a tratar de arreglar la Nación y bajen un poco pretensiones tan elevadas para adecuar correcta y simplemente los servicios públicos que anuncian.

    Cordialmente
    Luis Saavedra Gómez

    ResponderEliminar
  5. Pues claro que sí, Sr. Benegas. Pero la cuestión es cómo salir de esta dictadura disimulada con la seudodemocracia que padecemos. ¿Qué medios tiene, tenemos los ciudadanos españoles para rebelarnos, para cambiar toda esta falacia? A los controladores la maquinaria jurídico/judicial los triturará y luego ¿Qué? Los políticos de turno, de un color o de otro, seguirán en sus poltronas y más de lo mismo. Insisto, ¿Qué y cómo se puede hacer para remediar este "non sens"? Digámelo, por favor!!!
    mpmasso@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. Publicado por Santa Rita y Asesores el 05/01/2011
    Muchos españoles ya han llorado, ya se han quitado las legañas, ya están peinados y dispuestos al salto definitivo. Asunto ventilado.

    Ahora estáis en el punto en que el grueso de la tropa nacional está abriendo los ojos a medida que le aprieta el bolsillo. Ya lo habéis vivido antes: ¡oh tú pueblo!, tarde pero seguro, lento pero arrollador, torpe pero eficaz, tumultuoso pero exacto, bruto pero fiel, ruidoso pero preciso, inculto pero resuelto, valiente y vencedor en suma, porque sois la suprema nación, con más fuerza, motivos, razones, leyes, libertad y justicia que nunca antes en vuestra historia.
    Contad atrás …meses…semanas…días…horas…minutos …segundos…¡ya!
    …y el grito se oirá en los cielos de Júpiter.
    Tened la fe de resistentes.

    ResponderEliminar
  7. Muchos no lo veran como yo, pero lo tengo claro, el pueblo español en 1977 quiso una ruptura de modelo de estado, quiso la liquidacion del estado anterior con sus ventajas y desventajas, ha ido masivamente a votar como buenos borregos.¿ De que nos quejamos entonces?
    La liquidacion del estado anterior se baso en la traicion¿ que haria pensar que el desarrollo del nuevo modelo no seria una incesante cadena de traiciones?

    ResponderEliminar
  8. Señora Mila, comentarista numero 1, noq uiero que de la sensacion de que estoy contra usted, pues no tengo motivos, pero simplemente le puedo decir que los afectados por AFINS y su timo piramidal son victimas de suspropias decisiones.
    Ustedes invirtieron en una actividad de corte especulativo, claramente sospechoso.
    No quiero decir que no se haya intentado tergiversar o aplacar el tema desde el poder, que seguro... simplemente que el caso AFINSA es un caso de mala suerte, desconocimiennto, estafa hacia ustedes.

    La culpa , desde luego, la tienen los reguladores de este tipo de actividades, pero tambien es cierto que nadie les obligo a invertir en ello.

    Es como los miles de ciudadanos timados con laburbuja inmobiliaria, poseen pisos que jamas volveran a costar lo que por ellos van a pagar, pero esta y otras muchas cosas son tipicas de las practicas especulativas...

    La economia real es la productiva, pero claro, es mucho menos rentable que la especulativa.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por su comentario, Anónimo.

    Teniendo en cuenta la manipulación a la que esta tema ha estado-continúa estando- sometido, no le culpo por tener las ideas "tan claras" con respecto a:

    1.- que "lo de Afinsa" era una estafa.

    2.- que éramos unos idiotas, codiciosos que tenemos bien merecido la acción interventora del Gobierno.

    3.- que es mejor que asumamos nuestra condición de especuladores fastidiados, cuantos antes, y les dejemos a ustedes, el resto de la sociedad que no eran tan "listillos y especuladores" como nosotros, en paz.

    Así las cosas, ¿para qué más comentarios por mi parte?. Ningún deseo el mío de abrir tipo alguno de debate que pueda desvirtual la línea de este Foro, a cuyos administradores agradezco la publicación de mi comentario.

    En cualquier caso, agradecida también por su respuesta. Al menos, mi post no le ha dejado indiferente. Tal vez en algún momento le apetezca ampliar información buscando en otras fuentes que no sean las del Gobierno y sus terminales afines.

    Si es así, no dude en ponerse en contacto conmigo. Estaré encantada de enviársela, porque si hay algo de lo que no adolezco, como clienta que era de Afinsa, es de falta de conocimiento de lo que se esconde tras esta intervención. Se lo aseguro.

    Sinceros y cordiales saludos,Anónimo.
    Mila Hernán Alvarez.

    ResponderEliminar
  10. Imanol Azpicueta8 ene. 2011 19:49:00

    Sra Mila:

    Cualquiera que entienda un poco de Filatelia, sabe que es un negocio errático, sin precios fijos y donde las valoraciones cambian de un día para otro.

    Un negocio filatélico a gran escala como el de AFINSA forzosamente es un sistema piramidal que se puede caer en cualquier momento.

    Puede que el Gobierno lo llevase mal, pero tarde o temprano habría habido afectados.

    No le de más vueltas al tema. Los activos de AFINSA eran de muy poco valor. Todo se basaba en la trama de captar nuevos fondos. Los sellos una tapadera.

    ResponderEliminar
  11. Sr. Imanol: La columna con la que Minerva Macián abre "La Tercera Ola" de hoy, habla de lo que supondrá el anteproyecto de “Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación”, que acaba de presentar el Consejo de Ministros, en lo referente al cuestionamiento de los principios básicos del Estado de Derecho en España.

    De todos los aspectos novedosos del citado anteproyecto, destaca Minerva que, con la futura ley en vigor, "será la persona denunciada por discriminación quien tenga que demostrar que no incurrió en tal conducta y, de no lograrlo, será sancionada", para continuar diciendo muy acertadamente que eso es exactamente lo que los juristas llaman la “inversión de la carga de la prueba, o lo que es lo mismo, la peligrosa negación del principio de presunción de inocencia recogido en nuestra Constitución: ser culpable mientras no demuestre lo contrario.

    Mucho me temo que las acertadas apreciaciones de Minerva y el peligro que esas modificacions suponen en la defensa del Estado de Derecho, llegan tarde. Con certidumbres tan rotundas como las que usted manifiesta sobre el asunto que nos ocupa, y a tenor de como se expresa en su mensaje, mucho me temo que esa reversión está ya más que instalada en la psique de la sociedad civil española. Siempre habrá alguien que se mostrará presto a "activarla", cada vez que surja una buena ocasión para ello.

    En cualquier caso, gracias por su comentario.
    Mila Hernán Álvarez.

    ResponderEliminar
  12. LO QUE ESTÁ CLARO ES QUE ZP, COMO MONTILLA HA HECHO, ESTÁ VACIANDO DE TAL MODO LAS CUENTAS Y ARRUINANDO DE TAL MODO EL PAIS, ADEMAS DE CREAR SU QUERIDA TENSION SOCIAL QUE LE INTERESA (Y NO DIMITIÓ AL SABERSE LA CONVERSACION CON EL DE LA CNN+ GABILONDIN), QUE ESTO NO VA A HABER QUIEN LO ARREGLE, PUEDE NO HABER SALIDA POSIBLE, Y EN SU CASO VENDIENDONOS MAS A INTERESES Y FACTICOS EXTRANJEROS. Y ENCIMA PROPONERSE DE SALVADOR... QUE DIOS NOS COJA CONFESADOS.

    ResponderEliminar
  13. Yo soy filatelico desde hace 40 años, y siempre me extrañaron las enormes rentabilidades que daban AFINSA y FORO. Los sellos no son como el oro que sube casi siempre. Hay valores muy cotizados, por raros, pero cuando los quieres vender te dan mucho menos que el valor de catálogo. El sello tiene un valor muy diferente según esté centrado o no, tenga restos de charnela, etc.
    No se como harían las valoraciones contables en AFINSA, pero me temo que es como dice IMANOL, que los sellos eran la tapadera para el negocio piramidal.
    ¿Cuantos afectados sabían de filatelia o pidieron ver los sellos?. Me imagino que muy pocos. Por lo que recuerdo era el boca a boca y la codicia de los clientes los que alimentaban la pirámide.
    Con esto no quiero entrar en valoraciones de lo que hizo el gobierno, o de las subastas previstas de sellos, que lógicamente tirarán de su valor hacia abajo, pero si se analiza ese tipo de negocio, estaba condenado a terminar mal.
    Lo que se debió por parte del Gobierno (PP o PSOE) es advertir del riesgo de esas inversiones.
    ¿AFINSA era una sociedad mercantil o financiera?.
    En fin es un tema bastante escabroso, que me recuerda al SOFICO de los años sesenta, y cada parte tendrá su visión.
    Esto por otra parte, no está relacionado con el tema de la nueva ley, es solo una disgresión que me viene a la cabeza por los comentarios que he leído.
    Yo solo he tratado de dar una opinión.
    Gracias

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.