viernes, 28 de enero de 2011

La secreta dimisión de Zapatero (Segunda Parte)

M. Oliart
José Luis Rodríguez Zapatero es un hombre que ha quedado atrapado en su propia irresponsabilidad y al que, en ocasiones de pánico, nada gustaría más que salir por la puerta de atrás de La Moncloa en mitad de la noche para no volver nunca más. Pero aún tiene una misión, y le han exigido que cumpla con ella: ser un conveniente perchero sobre el que colgar una tras otra todas las reformas económicas que Alemania, Francia, EE.UU e incluso China han impuesto a España. Ahora mismo en el PSOE, en contra de todo lo dicho y escrito, nadie tiene prisa porque se marche. Y aunque en la práctica es ya un presidente dimitido, sin otra función que de cuando en cuando aparecer y hacer como que sigue siendo Presidente, habrá de seguir un tiempo que ni él mismo sabe cuán largo será, pues esta cuestión, al igual que todas las demás, no dependen de su parecer.

Todo indica que este último trecho del camino no será muy largo. Una vez sea aprobada la reforma de las pensiones, enésima felonía de la clase política y los sindicatos contra los ciudadanos, Zapatero será historia. Sólo le quedará un último cometido: servir de monigote para montar un espectáculo en su “honor” y así arrancar la campaña de cara a las elecciones autonómicas y locales; como es costumbre en el PSOE, con una almibara y empalagosa comunicación emocional. Después de eso, los coyotes se repartirán los despojos.

"Pero aún tiene una misión, y le han exigido que cumpla con ella: ser un conveniente perchero sobre el que colgar una tras otra todas las reformas económicas"

El drama de este hombre temerario e ignorante, pero con una suerte proverbial que ahora le ha abandonado definitivamente, no está ya en el frente político sino en el terreno personal. Estos últimos años le han supuesto un distanciamiento emocional de su familia, y en ciertos ambientes próximos al Presidente se especula con la posibilidad de una separación. Otros rumores menos fiables hablan de líos amorosos. Dejando al margen estas cuestiones propias de la prensa rosa, cada reunión a la que ha de acudir, bien sea con miembros de su partido o bien sea con jefes de estado de la UE, le supone un esfuerzo psicológico cada vez mayor. Hace pocos días pudimos ver por la televisión las imágenes de Sarkozy dando la mano a un Zapatero que no disimulaba lo más mínimo su urgencia por terminar el protocolario saludo de despedida y salir corriendo como un animal herido. El presidente francés le había sometido momentos antes a una intensa sesión de control, cuya dureza hizo imposible la rueda de prensa que suele ser habitual al finalizar.


"José Luis Rodríguez Zapatero ha sido el fruto lógico de un sistema político endogámico y cerrado, donde sólo proliferan los hongos que saben estar en los lugares de sombra y más húmedos. Es la culminación de una España relativista; de la generación operación triunfo."

Estas anécdotas son esclarecedoras y retratan a un personaje cuya vanidad y amor propio carece de cualquier simetría respecto de su valía. De hecho, hasta ayer mismo, aún gustaba de jugar a las adivinanzas respecto de si se presentaría a la reelección, cuando sabía perfectamente que ello ya no dependía de su voluntad.

José Luis Rodríguez Zapatero ha sido el fruto lógico de un sistema político endogámico y cerrado, donde sólo proliferan los hongos que saben estar en los lugares de sombra y más húmedos. Es la culminación de una España relativista; de la generación operación triunfo. Pero Zapatero no es más que el mascarón de proa de un país a la deriva. Su marcha no supondrá un cambio notable en la expectativas de los ciudadanos, porque el mal es mucho más profundo que el que puede representar, pese a todos sus desastres, un personaje tan liviano para la Historia. No hay más que volverse y mirar hacia el PP y comprobar como, una tras otra, pese al populismo desplegado, las medidas económicas más lesivas e irracionales (si comparamos sus raquíticos beneficios con el coste que seguimos soportando de otras cuestiones más graves) han contado con su anuencia. Dicen que por una cuestión de responsabilidad política, pero no es cierto. Han transigido por interés propio. Y mientras se habla de las pensiones vitalicias de dos expresidentes, nadie explica por qué en los últimos años los consejos de administración de las grandes empresas se han llenado de expresidentes, exministros, exconsejeros autonómicos y exsindicalistas.

Ahora que Zapatero desaparece, será como despertar de una pesadilla – que al fin y al cabo no deja de ser un mal sueño – a la cruda realidad. Además, habremos de soportar campañas electorales pensadas y creadas para tontos, la artificial crispación y toneladas de promesas, es decir, mentiras.

Siento tener que decirlo, pero la cosa pinta tan mal que es muy posible que al final recordemos con nostalgia a este esperpéntico presidente. Más que nada, porque lo que viene, y con este ganado en las bancas del Congreso, tiene muy mal aspecto.

Que Dios les guarde a ustedes.

_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

9 comentarios:

  1. Saludos, estos teje-manejes hacen patentes las triquiñuelas del Régimen que sufrimos (da igual el color), y su lejanía de la ciudadanía, el 'lo importante es la foto', el vivir para la galería, y el Ministerio de Propaganda (Reichsministerium für Volksaufklärung und Propaganda) que es el Gobierno, y el no buscar el bien de los españoles, sino el rédito político, pero no nos engañemos, ES NUESTRA CULPA, el conformismo, contentarse con las migajas de los poderosos, rabiar por las decisiones, pero luego no hacer nada porque se está muy agusto en nuestra choza, no valen manifestaciones (costumbre muy bonita y muy española), ni recogida de firmas (otra bonita tradición), sino jugar en su campo, de igual a igual, como Movimiento y como Partido, pero no piramidal, sino horizontal, donde reinen las ideas en lugar de los iluminados, es la única forma que puede evitar que un solo infame individuo vuelva a destrozar la vida de una generación entera. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho la forma en que tiene de expresar una realidad tangible. Claro, ameno y conciso. Felicidades por ello. El artículo de Zapatero me ha encantado.

    ResponderEliminar
  3. Ay perdón Oliart, se me olvidaba... una entrega por capítulos muy bien explicada... Sí, Zp tiene problemas familiares, ya antes de su firma como presidente estaba en ello, y ahora psicológicos y está medicado hasta las "cejas" para sus crisis de ansiedad/depresión etc...
    A ver el Cap III...
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El psicoledismo desmadrado e hilarante que muestra nuestra época es posible que anteriormente se haya producido en la historia, pero los contemporáneos no sabíamos que se podía llegar tan lejos, tan alto y ancho, para jolgorio nacional e internacional.
    La Sra. De Cospedal sospecha que la espían y por toda protesta y función pública, inquiere averiguar de dónde sale el sueldo de sus vigilantes. ¡Cotilla!.
    Al Gabinete ZP se le ve perdiéndose entre la jocosa bruma del paisaje nacional y su Fiscal (en vez de General, cabo chusquero del AntiEstado) Sr. Pumpìdo, dice si y no y en el mismo susurro a cualquier cosa, costumbre contagiada a toda la banda huidiza y aterrada, como puede comprobarse a cada traspiés que dan.
    Si esto sigue así y por poner un ejemplo, para próximas entregas, la prenda del PP deberá entablar mejores relaciones con sus espías, llevarse mejor o hacerse amigos para siempre; el Sr. Jefazo sin mando de la Audiencia inventará un sonido ronco e ininteligible, o mejor y más difícil aún, callar cuando hable o hablar callado.
    Es el sino de los tiempos: un circo permanente, asombroso y esternillante.

    ¿Quién nos iba a decir que viviríamos con alegre sonrisa?

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos sus dos artículos, Sr. Oliart. Le felicito. Me ha gustado mucho esa definición de "generación operación triunfo": Con su permiso, me la quedo y pienso utilizarla porque califica perfectamente a toda esta sociedad basura, rala, vulgar, zafia, inculta y mal educada, que somos los epañoles -con las obvias excepciones; sálvese quien pueda- desde hace ya demasiados años. En la perversa dictadura franquista, de tan triste memoria, las cosas estaban claras. Después, desde el Sr. Suarez hasta el memo -lo digo sin ánimo de insultar: es mera constatación de su, en mi opinión, condición personal- de nuestro Presidente actual, se nos ha vendido puro humo envuelto en una falsa y teórica democracia. ¡Simple y continuada falacia! Y la televisión y la discoteca, dicho en mera síntesis, han hecho el resto: El entontecimiento completo de la población y ¡Viva el estado del bienestar!. Pero como no hay ni bien ni mal que cien años dure y la Historia tiene sus ciclos, veremos ahora -¿Acaso otra nueva Transición?- cómo salimos del presente brete sin derramamiento de sangre ... Hay que cambiar el sistema, absolutamente, pero ¿Dónde está esa cabeza con la necesaria lucidez y capacidad para conseguirlo?

    ResponderEliminar
  6. Imanol Azpicueta28 ene. 2011 13:18:00

    Una felicitación sincera. Nos alegramos de perder de vista al esperpento. Pero lo que se acerca puede ser aún mucho peor.

    ResponderEliminar
  7. Creo que sobran las alusiones personales en auanto a la vida íntima o "del hígado" de ese señor.
    Ha sido un personaje nefasto que dejará cruel memoria histórica ( y no hago juego de palabras), pero lo ha hecho con el consentimiento de los españoles que, por estulticia o por ocultos intereses, le votaron.
    Podemos culpar a la TV. a la prensa, o al Papa de Roma; pero somos mayores de edad y no es necesario ser poseedor de una licenciatura universitaria para tener dos dedos de frente.
    Seguimos haciendo lo que nos gusta: CRITICAR y lucirnos con nuestra habilidad literaria en los diferentes foros...Pero ya los foros se multiplican como las gotas de agua en el mar....
    No servirá de nada si no son capaces de unirse POR EL BIEN COMÚN.
    Ya hay alguno de ellos que esgrimen sus postulados cerrados en banda.
    Por favor, si yo supiera cómo hacerlo ya estaba manos a la obra.

    ResponderEliminar
  8. NOOO por Dios! cómo vamos a echar en falta a ZP, ni q fuéramos masoquistas. El mal q le ha hecho a España es profundo y tardaremos mucho en recuperarnos. Sólo si viniera la Sra. Chacón, entonces sí, no es q le echáramos en falta, si no q ante tamaño fiasco, las hazañas de Zp nos parecerían menos terribles!

    ResponderEliminar
  9. Con el paso del tiempo,recordaremos a ZP,como un gran presidente,lo pongo junto con Suarez,creo que ambos fueron valientes,honrados ycambiaron la historia,(nunca España fue tan Europa,gracias a Zapatero.
    Como todos los heroes termina solo,pero afortunadamente la historia pone las cosas en su sitio.No soy socialista.

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.