miércoles, 13 de abril de 2011

La conspiración en el Partido Popular

M. Oliart
En mi anterior post titulado “La traición a Zapatero y el principio del fin de este sistema político”, pronosticaba una legislatura 2012-2016 de infarto, en la que la izquierda silente durante el fausto reinado de Zapatero despertará y cobrará vida, y como si fueran un ejército de zombis, de cadáveres que vuelven a la vida, no demasiado numeroso pero sí organizado y pertinaz, sus miembros se echarán a las calles un día tras otro, con cualquier pretexto. Y entonces sí, los medios afines elevarán cualquier movilización a la categoría de fenómeno de masas. Me refiero a esa España tan progresista que, de la mano de sus grupos mascota y los sindicatos subvencionados, desenterrará el hacha de guerra.

Es más que probable que, pese a haber vivido los 7 años más desoladores de las últimas tres décadas sin que se produzca más que un simulacro de huelga general, en la próxima legislatura no lleguen a transcurrir ni los primeros 100 días de gracia para que la sombra de la huelga general se cierna sobre un futurible gobierno del Partido Popular.

"el problema de Mariano Rajoy está ya dentro de sus propias filas, entre los “suyos”

Pero este no será el verdadero problema de Mariano Rajoy, en caso de llegar por fin a ser investido Presidente. No, el problema de Mariano Rajoy está ya dentro de sus propias filas, entre los “suyos”. El coro mediático que, sin prisa pero sin pausa, han ido tejiendo algunos personajes, amparados por la secta que les da cobijo… y créditos sindicados, quiere tener de rehén al próximo presidente.

Mariano Rajoy, salvo su guardia de corps personal, no tiene demasiados aliados. Y los que tiene, pueden no ser, llegado el caso, demasiado leales. Y aún menos tiene medios de comunicación a favor de su causa personal. Le soportan y apoyan porque huelen el poder que tiene a tiro de piedra. Y, en este sentido, la “secta” si acaso coopera para repartirse, en su propio beneficio, el sillón de Presidente del Gobierno de España. Pero nunca moverán un dedo por el nombre propio de quien aspira a sentarse en él. Es más, desde hace años trabajan frenéticamente para tomar posiciones y condicionar su futuro político todo lo que sea posible.

A los miembros de esta “secta” los distinguirán ustedes porque, a la vez que se llenan la boca con la defensa de los más sagrados valores, también se llenan los bolsillos. Y lo hacen de muy diferentes maneras; casi siempre, salvo personajes menores, de forma legal, pero sin respetar esa moral que con tanto ardor dicen defender. Los verán ustedes sentados en el consejo de las más grandes e influyentes empresas españolas, esas que hacen sus negocios con la ayuda de un “poder legislativo” benigno y atento. También identificarán a sus más ilustres miembros en el palco VIP del otrora mejor equipo de fútbol de Europa. Todos ellos, muy católicos, pero con los Diez Mandamientos un tanto distraídos.

Esta “secta”, que tanto critica el poder mediático de la izquierda y que defiende con inusitada vehemencia la libertad de prensa, lleva años trabajando para construir su propio imperio mediático. Y lo que hasta ayer era un conglomerado poco uniforme de pequeñas y medianas empresas de comunicación, hoy poco a poco va tomando forma, aún a costa de cuantiosos créditos de más que dudosa devolución. Pero ya sabemos que en este país, mientras los ciudadanos de a pie son desahuciados según dejan de pagar unas cuantas cuotas de su hipoteca, no sucede lo mismo en el caso de los impagos de determinados créditos mil millonarios, porque estos son concedidos en razón de algo más que el cobro de los intereses estipulados sobre el papel.

A los miembros de “la secta” no parece importarles mucho que todo este proceso, con el tiempo, les lleve a convertirse en aquello que precisamente tanto critican, porque, en su caso, al parecer el fin sí justifica los medios; faltaría más. Son de otra clase, de otra pasta y descienden de la pata del caballo del Cid. Por eso gustan tanto de promover la teoría de que lo que necesita España es un “gobierno de los mejores”, porque, obviamente, los mejores son ellos. Cuando lo que necesita este país no es un gobierno en manos de falsos predicadores de la moral cristiana, sino uno de personas honradas y sin ínfulas; un gobierno de servidores públicos dispuestos a demostrar por la vía de los hechos su profundo respeto a los ciudadanos, a la Democracia y a la Libertad. Personas lo suficientemente inteligentes como para comprender que sólo saldremos del pozo en el que nos encontramos liberando recursos, regenerando el modelo político y rompiendo el guión establecido, ese en el que está escrito que la alternativa pasa por generar un contrapoder que no es más que la otra cara de una misma moneda.

Mientras los españoles de bien no entendamos el verdadero significado y el valor de la Libertad; ese que es capaz de generar riqueza a la vez que nos dignifica como personas, seguiremos atrapados entre esas dos españas que los falsos progresistas y las sectas quieren mantener en pie a toda costa, en beneficio de sí mismos. Hay una tercera España, silenciada y condenada que no sólo merece la pena poner en valor sino que es cuestión de supervivencia defender a toda costa. Esa y no otra es nuestra única esperanza.

_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

15 comentarios:

  1. Imanol Azpicueta13 abr. 2011 14:02:00

    Sr. Oliart, poca esperanza nos deja, y lo triste es que tiene toda la razón

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, es más, me identifico tanto con ese tipo de personas que tiene que gobernar el país, que estoy dispuesta a presentarme a Presidenta del Gobierno, pero claro, lo malo es que ha de ser a través de algún partido político y, a no ser que monte el mío propio, no conozco ninguno que me represente (no conozco a todos los nuevos...) o cuyos valores fundamentales sean de un alto grado de honestidad, compromiso moral, decencia a ultranza, fuerza para enfrentarse a los intereses creados, liderazgo no combativo pero sí firme en sus propósitos y misión, y con una visión de futuro que sea paradigma de la más elevada nobleza de espíritu.

    Ahi queda eso para quien le interese, por si acaso...

    ResponderEliminar
  3. Los políticos son la sinrazón de la elección de los ciudadanos, una vez que llegan al poder, mutan como los gusanos de seda ... se convierten en capullos.

    Salu2 desde Triana

    ResponderEliminar
  4. El problema es que hay que hacer un análisis profundo de las causas de este problema, a lo mejor no se resuelve votando a otro partido diferente, a lo mejor hay que reformar el sistema de arriba a abajo, y no basta con las listas abiertas. No sé, ya que nos ponemos a analizar el sistema, ¿por qué no ser ambiciosos y ver si lo podemos cambiar de raiz? Ya que si no, me temo que será una simple cataplasma aplicada sobre un cuerpo con una grave infección.

    ResponderEliminar
  5. ¿Realmente es el capitalismo liberal el único sistema? Y si en vez de aplicar la libertad en el ámbito económico se aplicara la fraternidad ¿qué pasaría? ¿Realmente es justo que haya gente que cobre cientos de miles de euros o millones de euros al año mientras haya gente que no tiene nada? No me estoy refiriendo al comunismo, me estoy refiriendo al ámbito ético y moral humano básico. Tenemos un sistema que nos convierte en animales de la selva, y aplicamos la selección de las especies de Darwin: "Sólo sobrevive el más fuerte o el más adaptado al medio", con lo cual el débil merece pasar hambre o morir. También tenemos la mal llamada "ley del mercado" o "ley de la oferta y la demanda", no existe tal ley. El mercado son un grupúsculo de personas que manipulan las economías mundiales y juegan a nivel mundial a su particular juego de finanzas y poder.

    No sé, simplemente me gustaría que abriéramos la mente y no nos quedáramos simplemente en pedir listas abiertas, porque así no vamos a ningún lado y en 3-4 años tendremos otra crisis (si logramos salir de esta).

    ResponderEliminar
  6. El día que no vaya a votar nadie les "botaremos"

    No nos hacen falta

    No les hagamos caso

    No nos sirven para nada...

    ResponderEliminar
  7. El PSOE desea no salir en el 12. Prefiere que se queme el PP, y le van a dar caña todos los progres, para que no pueda gobernar. Rajoy no sirve. Está quemado antes de entrar

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno, Sr. Oliart. Coincido con Vd. en lo que se nos avecina en la próxima legislatura. Pero -siempre pero ...- apelar a esa "tercera España" y proyectar en ella la esperanza ... ¡Pura utopía, me temo!

    A Javier: Otro tanto digo. REformar el Sistema de arriba abajo, cambiarlo de raíz, dice Vd. Pues eso: Por pedir que no quede ...

    Lo siento. Pido humildes excusas por mi incredulidad. Quizás es que me he hecho ya muy mayor ...

    Saludos. Miguel Palacios. +++++++++++D.

    ResponderEliminar
  9. Casi de acuerdo en la mayoría de lo expuesto, pero Zapatero y más concretamente el PSOE, está llevando a España y a los españoles a la ruina. Ha convertido nuestro país en un auténtico Estado de prohibiciones y estamos siendo víctimas de una dictadura encubierta con libros de texto sectaristas y con adoctrinamiento, se ha llegado a aconsejar el sexo anal a nuestros jóvenes en la mismísima página del Ministerio de Cultura, se ha negociado con los terroristas, permitiendo que se reforzaran de nuevo cuando el PP los dejó acabados. Se nos ha metido en todas las guerras posibles. Se han cargado a la pequeña y mediana empresa. Han mentido como bellacos una y otra vez negando las evidencias. Casi todos los ministros, pero sin el casi, han metido la pata y cuando los cesan por su pésima labor, además los condecoran y los indemnizan. Han permitido que hasta los independentistas tengan las puertas abiertas. y lo que es peor de todo, han inventado la rueda de prensa sin preguntas, al estilo de Venezuela.

    Lo único que espero, es que no tengan nada que ocultar del 11M, porque me faltan muchos datos y me faltan también los responsables de esa grave atrocidad y tengo mis serias dudas…

    Ya lo dije una vez y lo repito, hasta el último mono de Gibraltar o una manada de monos, lo haría mucho mejor que Zapatero y su equipo de gobierno, porque todo lo que estaba bien, lo han estropeado y lo que han inventado, no ha traido nada bueno y siempre ha sido un pesimo, desequilibrado y nada estudiado proyecto, todo sobre la marcha y con medidas catastróficas, como todo lo que han hecho.

    A la gente ya no se le puede engañar más, porque peor gestión que la de Zapatero y su gobierno, imposible. Así que los únicos que votarán al PSOE, van a ser los miles y miles que viven a costa del partido, pero se les va a acabar el chollo porque ya se les ha visto el plumero demasiado.

    Ah y que no esperen votos de los inmigrantes musulmanes, que con tanto DNI ya tienen su partido a nivel nacional y van a tener dos millones de votos y algunas alcaldías, así que ese es el gran premio a una pésima y lamentable gestión. La peor que se recuerda en la historia de España.

    Lo de Rajoy está por ver y puede que tenga al enemigo en su propio partido, pero tragarán carros y carretas antes de enfrentarse al poderoso y seguirán fielmente sus directrices y las que marque el PP y todos ellos, ocuparán sus codiciados cargos y puestos, mientras el pueblo, seguirá con una representación que no es la deseada, pero que por muy mal que lo hagan, será infinitamente mejor como es lógico adivinar.

    Tampoco será llegar y besar el santo, porque por desgracia, el legado que van a dejar los socialistas plagado de deudas y en un país que están hipotecando, traerá un periodo en el cual padezcamos un tiempo más, hasta normalizar la situación, como ya ocurrió anteriormente cuando Aznar sucedió a Felipe González.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Es evidente que el artículo entra dentro de la mentalidad del siglo XX cuando estamos en el siglo XXI,

    ¿Por qué hay que depender de los partidos políticos? marionetas del gran capital. Como muy bien dice Javier, hay que cambiar el régimen actual. Monarquía oligárquica de partidos

    ¿Cómo hacerlo?
    1º.- Confeccionar un listado de personalidades españolas de reconocido prestigio MORAL y profesional.
    2º.- Visualizarnos permanentemente, delante del parlamento, hasta conseguir un periodo constituyente de 18 meses.
    3º.- En el periodo constituyente se paran todos los desahucios, se facilita el cheque de subsistencia, se hace el balance real de la banca sin rescate de los onerosos y siendo el ICO el que facilita crédito a autónomos, pequeña y mediana empresa.
    3º.1.- Hacer una Constitución que nos permita votar, a todos los españoles, al presidente del gobierno por un lado. Por otro lado cada 100.000 electores votan a su representante en cortes. La condición de electo la posee cualquiera con DNI.

    ResponderEliminar
  11. Estoy completamente de acuerdo con el artículo, y por supuesto con el calificativo de, "Secta" que se emplea para describir a esta derecha. Tambien con el de falsos progresistas, para la izquierda.
    Creo que los políticos se han convertido en profesionales de la política y como tales actúan, pensando en ellos antes que en cualquier otro.
    Como se ha dicho por aquí, habría que "fundir" el sistema, desescharlo por completo, empezando por el bancario, y empezar de nuevo con nuevos valores y nuevas fórmulas.
    Pero esto creo que es mas una Utopía que realidad.
    Felicidades al autor del articulo.
    M. Álvarez.

    ResponderEliminar
  12. ¿Se puede enmarcar este artículo? Porque es para enmarcar. Solo le falta poner nombres y apellidos de los sujetos. Pero entiendo que es mucho pedir incluso para este articulista que es para mi de lo mejor que hay en internet. Me descubro sr Oliart.

    ResponderEliminar
  13. A este señor seguro que no le van a llamar ni de El Pais ni de Intereconomia porque mas claro el agua.

    ResponderEliminar
  14. Yo lo veo bastante claro, el PSOE (todo el PSOE), no solo ahora lo estan haciendo muy mal, lo han hecho siempre muy mal, se jacta el Sr Rubalcaba de sus triunfos deteniendo terroristas el no hace la mas minima falta, con dejar trabajar a la guardia civil y a la policia, no quedaria un solo terrorista, pero claro si no los dejan trabajar y les dicen que les avisen de que hay un juez que ha mandado detenerlos, de ese modo los terroristas al poder.
    pasa lo mismo gobernando, si dejan trabajar a los profesionales, practicamente los presidentes no hacen falta nada mas que para firmar, de manera que los politicos solo sirven para enredar, y para proteger su economia.El gobierno debia ser como una gran empresa, si el presidente no vale a los dos dias fuera, no hay porque aguantarle cuatro años y que en ese tiempo nos arruine.
    No deberia estar permitido por ley comprar votos a otros partidos politicos, ya que de esa manera cada uno arrima el ascua a su sardina. en fin que este pais es una mierdaaaaaaa

    ResponderEliminar
  15. Y LAS MEDIDAS QUE HARIAN QUITARNOS DE ENCIMA A ESTA MANADA DE CHUPOPTEROS CARADURAS, LAS CALIFICARIAN DE FASCISMO... MISERABLES SINDICATOS Y BUROCRATAS ESTAFADORES DE LO SOCIAL Y LO POLITICO, ES LO QUE SON.

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.