lunes, 21 de noviembre de 2011

Rajoy: Entre lo urgente y lo importante

Juan Manuel Blanco [en Vozpopuli.com]
Difícilmente podía haber imaginado Mariano Rajoy, hace algunos años, que los votantes le otorgarían su confianza en uno de los momentos más cruciales de la historia española reciente. Por una ironía del destino, la responsabilidad de aplicar las duras medidas que se avecinan recae sobre un político con imagen de buen gestor pero no de líder carismático, una persona poco inclinada a las decisiones rápidas, drásticas y radicales. Pero es muy probable que, en breve, descubramos a un distinto Rajoy, transformado por la imperiosa necesidad de acometer las reformas que puedan alejarnos del abismo ¿Cuáles son las medidas que deberá aplicar sin dilación?

La entrada en el euro permitió a España disfrutar durante años de sustanciales ventajas aunque, a cambio, quedábamos obligados a mantener una disciplina que nunca se impuso. Inútil ya buscar culpables ajenos, resta sólo asumir la propia responsabilidad: “la culpa, Bruto, no es de nuestra mala estrella sino nuestra”. Por ello, la elevada prima de riesgo no es más que un síntoma de nuestras deficiencias, un reflejo del negro futuro que nos anticipan los mercados a la vista de un presupuesto estructural deficitario, un gasto comprometido superior al que podemos permitirnos, unas pobres perspectivas de crecimiento o una tasa natural de desempleo excepcionalmente elevada. El único margen de maniobra de Rajoy consiste en acometer las oportunas reformas estructurales (que tienen la virtud de fomentar el crecimiento, elevar la productividad y reducir a medio plazo el desempleo) y poner en práctica, de inmediato, unas medidas conducentes a la consolidación fiscal.

Entre los cambios estructurales deberá incluir, de manera urgente, una reforma laboral que prime la negociación colectiva en cada empresa y ponga coto a la peligrosa dualidad entre trabajadores fijos y temporales. Y no olvidar aquellas reformas de los mercados de bienes que contribuyen a acrecentar la competencia, retirando las trabas a la apertura de nuevos negocios o eliminando las barreras al mercado único que han ido estableciendo algunas autonomías, por medio de una legislación abusiva. Y, con el fin de que vuelva a fluir el crédito, el nuevo presidente debe apresurarse a dar una salida definitiva y eficaz a nuestro sistema financiero, cargando preferentemente el coste del saneamiento sobre los deudores, no sobre los contribuyentes, y exigiendo responsabilidades a aquellos gestores de Cajas de Ahorros que actuaron con irresponsables criterios políticos.

Además de eliminar el gasto superfluo y racionalizar la Administración, el futuro presidente se verá forzado a modificar las condiciones en que se percibirán las pensiones del futuro, reconociendo que el sistema actual no es sostenible a largo plazo. Y podría verse empujado a introducir en la sanidad alguna fórmula de copago, que contribuya a racionalizar la enorme demanda.

Aunque las reformas estructurales tarden algún tiempo en dar resultado, deben ser aplicadas inmediatamente, de manera que los mercados anticipen ya sus efectos y rebajen nuestra prima de riesgo hasta niveles aceptables. En una situación tan extrema, siempre es mejor reformar con acuerdos pero, llegado el caso, Rajoy no podrá detenerse ante la oposición de aquellos que piensan, o pretenden hacer creer, que la presión en la calle puede obrar el milagro de multiplicar los panes y los peces.

Es probable, sin embargo, que las reformas económicas no sean los únicos cambios profundos que observemos en los próximos años. Las crisis generan adversidad, sufrimiento y tribulación pero abren también nuevas oportunidades de progreso y transformación. Desarrollan en los ciudadanos conscientes una distinta percepción del cambio y una aguda visión de futuro, llevándolos a abrazar nuevas formas de actuación y a repudiar aquellas otras que, por obsoletas y disfuncionales, nos han acercado al colapso. Resulta verosímil que, durante esta legislatura, se acreciente el rechazo y la contestación a aquellos aspectos de nuestro sistema político que han propiciado las graves e incorrectas decisiones del pasado: unos partidos que controlan directa o indirectamente aquellos órganos del Estado que deberían ser independientes, unos mecanismos perversos de selección de los políticos que han permitido llegar al gobierno a personas incapaces o una peligrosa politización de la justicia en sus más altas instancias.

Es deber de Rajoy percibir e interpretar correctamente las enseñanzas profundas de la crisis y mostrarse receptivo a las aspiraciones de los ciudadanos. Y comprender que, para evitar que algo tan grave se repita, España necesita una adecuada reforma política que nos aparte de la peligrosa deriva tomada en los últimos años. Unos cambios radicales que pongan freno a la omnipresente corrupción, al secular favoritismo y al pertinaz clientelismo y nos devuelvan a la cultura del mérito, el esfuerzo, la sana competencia, la seguridad jurídica y la igualdad real de todos los ciudadanos ante la ley.

Una tarea hercúlea y una enorme responsabilidad histórica esperan a Mariano Rajoy. Es en estos momentos de extrema dificultad cuando se llega a conocer el verdadero material en que cada persona está forjada.
_________________________________________________________
Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

12 comentarios:

  1. España no puede ni debe ser como Grecia; prejubilados con 50 años y cobrando el doble que un jóven con contrato temporal precario, y una familia pequeña que mantener a duras penas, o viviendo todos del desempleo y las limosnas. La gente jóven es el futuro, y lo tiene hipotecado.

    ResponderEliminar
  2. Malos tiempos se avecinan. El nuevo Rajoy no debe de ser el de la oposición, si no rodearse de gente experta en ministerios, a ser posible no políticos, y empezar a recortar para crear empleo, que es la única manera de poder salir de este negro agujero en que nos deja el Zapaterismo.

    ResponderEliminar
  3. Rosendo, Barcelona.21 nov. 2011 15:01:00

    Es el triunfo del conservadurismo en general. Soy catalán y español, lo digo así por que los 16 diputados de Convergencia, también son muy buenos. La diferencia que veo entre los que se consideran idealistas o los conservadores, es que los primeros se aferran a sus ideales, que los ven como lo perfecto, encegandose ante cualquier otro tipo de opinion, por eso salen siempre por peteneras. Los conservadores, al carecer de ideales determinados, tienen Que recurrir al sentido común. Lógicamente, entre estas dos posturas, me quedo con la segunda. Hago este comentario por que estoy muy animado. Estoy convén do que vamos a recuperar España por que, entre otras cosas, vamos a aplicar ese dicho catalán que dice: "Entre tots ho farem tot" - "Entre todos lo haremos todo". Es posible que Rajoy parezca que tiene poca imagen, pero su seriedad y serenidad, a mi me convencen por completo.

    ResponderEliminar
  4. Todo muy utópico para un partido intrinsicamente corrupto entregado a privatizaciones amiguistas

    ResponderEliminar
  5. el gallego que no se sabe ni si sube ni baja (ahora resulta que no prometió MILAGROS en la España Zp a la ruina argentina y el despiece yugoslávico), va ser el super gestor tecnocrata bobalicón que París-Berlin esperaban, pero con creces, y sin cortar el grifo a castas politicas y sindicales, ni encauzar ni resolver los problemas sociales y morales de esta ruina que le han entregado, sin merecerla para bien, ni haberla peleado para mal....


    http://kaoshispano.blogspot.com/2011/11/carta-cerrada-al-sr-rajoy-el-deseado.html

    ResponderEliminar
  6. aqui todo el mundo parece de acuerdo ,en que hay que hacer recortes ,y si es asi aganse
    la cuestion ,es que nadie dice de recortar
    en gastos suntuosos ,como el senado ,ministerios inutiles,, monarquia , etc
    todos piensan ,en recortarle a los mas deviles
    parados ,pensionostas ,trabajadores ,etc

    ResponderEliminar
  7. Caravagio48, opina:
    ¿Ya no soy fascista o lo soy con 10.000.000 de españoles mas?.
    Ah!, ya voy comprendiendo.... Ha habido una invasión marciana que se apodero de los cuerpos de los zp,los rubalcabas,las valenciano y las chaconas,y que por el quiebro electoral,acaban de abandonar la tierra dejando las inanes carnalidades de un PSOE espectral, que supuso que el millón largo de dieciochoañeros neo-votantes, habrían de seguirlos en su galáctica misión de formación de un ejercito de creyentes en la progresista religión del disfrute del estado de bienestar subvencionado por el morro; o sea sin dar palo al agua ni cotizar al fisco, que para eso están los pringaos de los ricos....Pero por suerte el "genio de la historia" es caprichoso como Cupido, y si ese, acabo con el Reich y el Telón,mas fácil lo tiene, con esta bobalicona utopía del país de Jauja y el Demonio de los Mercados...

    ResponderEliminar
  8. El Sr.Rajoy, el hombre sin carisma le ha dado una buena lección sobre todo de humildad al "carismático" Zapatero y eludo lo de señor porque no merece mis respetos. Los que ahora dicen que tendrán que salir a la calle lo van a tener complicado y no es la mejor solución para afrontar este desastre. Eso deberían de haberlo hecho antes con el de la ceja y sus secuaces. Los españoles hemos demostrado tener sentido común y tendremos que seguir unidos para levantar este país que en manos de ineptos y sinvergüenzas nos han dejado en la misería más absoluta. Debería existir alguna asociación para poder llevar a los Tribunales a estos caras de cemento que han despilfarrado nuestro dinero y han dejado nuestras vidas hipotecadas para siempre.

    ResponderEliminar
  9. Rosendo, Barcelona23 nov. 2011 2:58:00

    Comparto la opinión del último anónimo, pero para sacar a la luz las animaladas de estos perdedores, sería muy importante organizar grupos y foros de carácter social, para no dejar solos a los políticos ganadores, que se encargaran de plantear una lucha y denuncia sin descanso, que saque a la luz, todas las animaladas que han efectuado esta pandilla de indeseables que hasta la fecha, se han encargado de dirigir tan nefastamente nuestros destinos. Y esto hay que empezar a hacerlo, grupos del estilo de la Plataforma de las Clases Medias, u otros similares que se pudieran incorporar, deberían presionar para sacar a la luz, tanta barbarie y abuso de poder. Todo ese patrimonio y fortunas que se han desarrollado a costa del dinero público, no debe de quedar impune. Me gustaría estar presente y colaborar en esa tarea, en cuanto se empiece a organizar una idea como la que estoy planteando, creyendo estar sacando una conclusión convincente del último comentario, que repito, firma un anónimo.

    ResponderEliminar
  10. !QUIEN ME DA UN HACHA!..que no me importaria hacer astillas de todos los maniobreros, mangantes y sectarios, de este PSOE recien abatido.

    ResponderEliminar
  11. Rosendo, Barcelona.23 nov. 2011 21:47:00

    Solo te digo una cosa CARAVAGIO, si consigues el hacha, que la conseguiràs, no quiero que vaysa solo, cuenta conmigo. estoy a la guay

    ResponderEliminar
  12. Este es un comentario sobre la investidura de Rajoy como presidente. Es bueno, jaja.

    Yo espero que sea generoso y permita que Zapatero disfrute la nochebuena en La Moncloa. Ya habrá tiempo para mudarse después de las fiestas.

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.