jueves, 28 de abril de 2011

Los sindicatos en nuestro País

Manuel Rincón
Los sindicatos históricamente, aparecen como asociaciones obreras que tienen por misión defender los derechos de los trabajadores frente a los empresarios, para evitar ser explotados. Todo ello en la época de la Revolución Industrial. Estas organizaciones se financiaban siempre de las cuotas pagadas por sus afiliados.

Desde esa época han sufrido amplias transformaciones acordes con los tiempos y la sociedad.

Centrándonos en España, en la época de la dictadura los sindicatos verticales tuvieron gran protagonismo en toda la política social del Régimen (Obra sindical de la vivienda, Educación y Descanso, etc.), y la afiliación a ellos era obligatoria para cualquier trabajador. Los sindicatos horizontales estaban prohibidos y actuaban en la clandestinidad y sus dirigentes históricos como Marcelino Camacho de CCOO fueron muchas veces encarcelados.

Terminada la dictadura, los sindicatos verticales fueron disueltos, y se legalizaron todos los sindicatos horizontales. Los recién legalizados sindicatos lo primero que hicieron fue reclamar el llamado patrimonio sindical, que era el conjunto de bienes de los antiguos sindicatos, que en teoría pertenecería a todos los trabajadores españoles que financiaron con sus cuotas e impuestos tal patrimonio (más dudoso es el patrimonio anterior a la Guerra Civil).

Lentamente se fueron distribuyendo bienes y el modelo de clientelismo sindical, que como veremos se encuentra en su zenit actualmente, se fue configurando. Las nuevas generaciones sindicales comienzan a ver las ventajas de no depender de las cuotas de afiliados si no que lo mejor es ser alimentados por el estado.

Se da así la paradoja de que todos los trabajadores, aunque no estemos afiliados, contribuimos al sostenimiento de los sindicatos, queramos o no, vía impuestos, al igual que ocurría con los sindicatos verticales.

En un principio los líderes sindicales fueron también diputados, por lo que influyen en las leyes que a ellos interesaban.

El modelo sindical propicia la creación de la figura del “liberado”, asimilable al antiguo enlace sindical. Es una persona que trabaja parcialmente o incluso es liberado del trabajo (no del sueldo) para dedicarse en teoría a las labores del comité de empresa. Nace así una organización que pretende controlar todo lo posible la vida de la empresa, las contrataciones de personal, horario, ventajas sociales y en caso de ir mal las cosas ERE y despidos.

Se celebran elecciones sindicales y proporcionalmente al número de trabajadores se configuran los comités. En la práctica estas personas son la correa de transmisión con el aparato del sindicato.

Este modelo clientelar se ha ido enquistando en los sindicatos, convirtiéndose en una fuerza de choque, reservada por los partidos de izquierda, que los manipulan, para cuando se considera necesario sacarlos a la calle, en manifestaciones que a veces tienen arcaicas connotaciones con el antiguo bolcheviquismo ruso.

Una vez explicada sucintamente la evolución de los sindicatos españoles, veamos a continuación algunas cifras actuales. El gobierno actual les ha mimado, dándoles un protagonismo irreal, y que no corresponde al apoyo social con el que cuentan.

Empecemos por las subvenciones a las que están tan acostumbrados.

En 2.009 las ordinarias (según el BOE) fueron de 15 millones ochocientos mil euros, en números redondos, a las que hay que añadir aportaciones extraordinarias y otros ingresos varios, que elevan la cifra a unos 20 millones de euros.

Los afiliados en 2009 son apenas un 17% de los trabajadores, una de las cifras más bajas en los países desarrollados (Bélgica, Finlandia y Suecia cuenta con el 80%). Esto en tiempos de crisis indica el poco arraigo y prestigio que tienen los sindicatos entre vuestros trabajadores.
Los liberados sindicales en toda España han sido nada menos que 57 mil, que según la CEOE costaron 259 millones de euros a empresas y organismos que los soportan.

En las elecciones sindicales la abstención es alta. En 2010 superó el 50%, con centros donde solo votaron escasamente el 30% de trabajadores.

Por tanto vemos un sistema con alto coste para las empresa, generosamente subvencionado por el estado y que tiene muy escaso número de afiliados, y poco arraigo social.

La población trabajadora, en su mayoría no está de acuerdo con este modelo, duda de su eficacia, y preferiría un modelo en el que el sindicato viviese de sus afiliados, como ocurre en Finlandia. Muchos españoles recuerdan el caso PSV, de viviendas, donde modestos trabajadores fueron literalmente timados, aunque el Sr. Zapatero cubrió parte del agujero con dinero público.

Resumiendo, en mi opinión el modelo sindical español, está desacreditado en la sociedad, carece de implantación y tiene una eficacia muy limitada. Su fuerza de convocatoria es cada vez más escasa.

Sería preciso terminar con este modelo subvencionado y de liberados tan caros, que parece más propio del pasado, y buscar unos sindicatos modernos de corte europeísta donde estén por igual a gusto los empleados de banca y los de construcción. Y que este nuevo sindicalismo esté más atento que ahora a la formación y a la mejora tecnológica, olvidando de una vez reivindicaciones trasnochadas, y potenciando una actividad moderna e integradora para los trabajadores.

Por supuesto un sindicato auténtico debe de vivir de sus afiliados, ya que la afiliación es libre y voluntaria, y muchos trabajadores no quieren regalarles parte de sus impuestos.

Me temo que cuando sea necesario determinados partidos que les han subvencionado les exigirán contrapartidas políticas, y el tocar sus privilegios se presentará como un atentado a la clase trabajadora, por parte de sus dirigentes.

Otros artículos de este autor

_________________________________________________________
















































































Suscribirte a La Tercera Ola
Correo electrónico:
Consultar este grupo

20 comentarios:

  1. Si D. Manuel. Más gente a vivir del presupuesto. Son imagen y semejanza de los políticos.

    ResponderEliminar
  2. EN ESTA FALSA DEMOCRACIA LA REPRESENTACION SINDICAL OBRERA NO DEJA DE SER UNA HERENCIA DEL FRANQUISMO ASUMIDA POR TODA LA CASTA POLITICA DE FALSOS REPRESENTANTES A SI COMO TODA LA ADMINISTRACION DE LA DICTADURA MANTENIDA Y DUPLICADA PARA LA COLOCACION DE TODA LA CASTA DE FALSOS REPRESENTANTES EN ESTA ESTAFA SIN PRECEDENTES HACIA LA CIUDADANIA IGNORANTE Y REPRIMIDA A TRAVES DE LA INESISTENCIA DE SEPARACION DE PODERES Y LA INESITENCIA DE DEMOCRACIA INTERNA EN LAS ORGANIZACIONES DE REPRESENTACION PUBLICA QUE MANTENEMOS TODA LA CIUDADANIA A TRAVES DEL ATRACO COLECTIVO DE ESTA CASTA PARASITARIA.
    DESDE DEFENSA CIVIL APOYAMOS CUALQUIER INICIATIVA PARA EL CAMBIO DE ESTA ESTAFA Y ANIMAMOS A LA DENUNCIA DE CUALQUIER CONDUCTA CORRUPTA EN FUNCIONARIOS Y POLITICOS DE CUALQUIER TENDENCIA.
    FUERA ESTAFADORES PUBLICOS.
    UNETE. PASALO.

    ResponderEliminar
  3. Tradicionalmente en España la unica institucion que se ha preocupado por los trabajadores desde el periodo tecnocrata del anterior regimen ha sido y ES la Inspeccion de trabajo
    Pero la corrupcion ya ha ido minando ostensiblemente su ambito de actuacion.
    Los corgos publicos elegidos por los ciudadanos para representarles o de libre designacion no deberian cobrar mas del salario minimo interprofesional que ellos mismos marcan para todos los demas

    ResponderEliminar
  4. Como bien dices en el articulo, los parásitos de los sindicatos, y mas desde esta última época socialista, aparte de ser las mayores sanguijuelas de los trabajadores, léase los
    EREs, están vendidos al gobierno, ya que viven y trabajan para mantener y aplaudir al gobierno del psoe.

    ResponderEliminar
  5. BUITRES CARROÑEROS, A VER CUANDO EN ESTE PAÍS SE DAN CUENTA DE LA REALIDAD Y A TODOS SE LES VAN CAYENDO LAS VELAS DE LOS OJOS. CREER HOY EN DÍA Y ANTE LAS EVIDENCIAS Q ESTOS SINDICATOS NO SON + Q BUITRES CARROÑEROS DEFENDIENDO SUS PRIVILEGIOS, ES SER IDIOTA!!!!

    ResponderEliminar
  6. Aunque tienen poco arraigo entre los trabajadores a los qu dicen que defienden, están muy mimados por el gobierno: dios los cria y ellos se juntan. Yo creo que los dos están más que corruptos

    ResponderEliminar
  7. La corrupción sindical es tremenda. Baste recordar las fotos de Cándido Mendez en un restaurante de 5 tenedores, impropio de alguien que dice apoyar a los trabajadores.

    ResponderEliminar
  8. Teniamos en fábrica un carretillero, un chico joven, afiliado a ugt, a los pocos años me le encuentro de director de oficina de la Seguridad Social, supongo q habrá miles de casos así.
    En el polígono industrial, los sindicalistas rotulaban NO a los esquiroles, corría el año 1980 y pico, cuando había alguna huelga. Cobo Calleja, que ahora pertenece a los chinos, para mas datos.
    Pues bien, se aprueban las e.t.t.con el gobierno del PSOE, son lonjas de esclavos modernos, ahí vi q el autentico esquirol son los sindicatos. Que se confirma de nuevo ante la feroz y enorme llegada de" trabajadores" de fuera, fácil 8.000.000, sabiendo q eso mismo hundiría, por la ley de oferta y demanda,los sueldos y conquistas laborales del empleo de españoles, Nueva y perversa esquirolada.O mejor ¿traición?.
    Cómo era ese mantra del capitalismo¿ Todo una farsa y fraude.
    Felicidades por el artículo, si bien, muy moderado, como D. Enrique. :-)
    Saludos-------Luis Perez Expoliado nº 12.976.499

    ResponderEliminar
  9. Los sindicatos son lo mejor que tiene España, sino, mirad esta página:
    https://sites.google.com/site/tsorosenlasletras/las-dos-gallinas

    ResponderEliminar
  10. Efectivamente, los sindicatos, o mejor dicho sus miembros, (no simples afiliados de base) se han convertido en una especie de vividores del cuento, donde sus dirigentes (los liberados) han aprendido a mantenerse en la Cúpula y mantener así su estatus, con privilegios similares a cualquier ejecutivo de alto copete: Viajes, comidas y alojamiento, todo de primera, aunque no vistan de corbata, para cubrir las apariencias.
    Su sistema de elección está viciado, o mas bien, mafiado, donde se elige a sus dirigentes, de arriba para abajo y no de abajo para arriba, como lógicamente debería de ser.
    Y con respecto a la baja afiliación de los trabajadores, poca es, pero menos tendrían si no tuvieran los privilegios de la formación, donde la gente se afilia solo para poder hacer los cursos, que si no, ni eso.
    Pero no solo los sindicatos están corrompidos, es todo el sistema.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Amigos os parecerá tremendo lo que voy a decir, pero puedo demostrarlo. Los sindicatos Verticales, eran mucho más operativos y baratos para los trabajadores, que esta farsa de sindicalistas chorizos horizontales. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. SINDICATOS ESPAÑOLES, RUINA PARA LOS TRABAJADORES, GRANDES NEGOCIOS,ERES,PLANES DE PENSIONES,LIBERADOS A MILES,SIN QUE HAYAN RESUELTO NUNCA JAMÁS,LOS PROBLEMAS LABORALES,MANGANTES,SINVERGUENZAS, ETC.ETC.ETC. SOBRE TODO EN TELEFONICA DE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  13. No hay derecho a que 57 mil caraduras vivan a nuestra costa. Yo no quiero para nada estos sindicatos de pacotilla

    ResponderEliminar
  14. Cinco millones de parados oficiales, inflación del 3,8% y los sindicatos no exigen medidas al gobierno. Ya vemos lo que les preocupa la clase trabajadora. Parásitos.

    ResponderEliminar
  15. otro falso 1 de mayo, hoy en Valencia. Tunantes

    ResponderEliminar
  16. El reparto del trabajo en España está detallado en un página que la podéis leer:
    https://sites.google.com/site/tsorosenlasletras/el-trabajo-en-espana

    ResponderEliminar
  17. Los sindicatos no sirven para nada y van en contra de los trabajadores. Lo sabemos todos, pero ahí siguen, pagados de nuestro dinero y con sanguijuelas liberadas destruyendo empresas.

    ResponderEliminar
  18. Imanol Azpicueta5 may. 2011 7:45:00

    Si alguna vez se escribe la historia de estos turbulentos días, y se dedica un capítulo a los sindicatos, se pondrá de relieve como se creó una maquinaria, impuesta antidrmocráticamente, donde se apuntan los peores y más vagos, y que solo sirve para deteriorar las empresas, robar a los trabajadores y enmarañar las cosas. Si fuésemos lógicos, deberíamos despedir a esos 60 mil liberados y a las organizaciones expropiarlas nuestros bienes que se han quedado con ellos por la cara y no darles ni un céntimo público ya. Ya estamos hartos de esta irracional organización sindical

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo, hay que acabar con estos sindicatos. Es intolerable que se opongan a los recortes de derechos, al saqueo de los fondos públicos con destino a los bancos que tanto lo necesitan. No debemos consentir sindicatos como estos, que se resisten a las bajadas de sueldos y a la privatización de los servicios públicos.
    Es intolerable que siendo tan corruptos, como todo el mundo sabe, no se les vea nunca camino de los juzgados. Que mal ejemplo están dando.
    ...no entiendo nada, como es posible que estando tan desprestigiados tengan más de 3 millones de afiliados y convoquen las mayores movilizaciones de este país. Hasta me he enterado que están legitimados por millones de trabajadores que les eligen en elecciones libres (sin TV y sin Ley D´Hont) cada cuatro años.
    Es intolerable que pretendan esconder sus 15,7 millones de subvención (para negociación colectiva y para todos los sindicatos, datos de 2010) tras los más de 6.000 millones que le damos a la Iglesia, los 84,4 que le damos a nuestros políticos, o los 360 que se llevan nuestros amigos de la prensa libre (la misma que denuncia las subvenciones a los sindicatos)
    Hasta tienen el atrevimiento de decir que justifican hasta el último euro destinado a los planes de formación (que les dan nuestros amigos de los gobiernos regionales), con informe del Tribunal de Cuentas, con auditorias internas y externas. Que vergüenza y que mal ejemplo para nuestros empresarios y políticos que tienen que estar
    todos los días soportando que les exijan los mismos controles.
    A donde vamos a parar si seguimos tolerando que pongan al descubierto el fraude de la banca.
    Si ya no cuelan las mentiras del rólex, del crucero "de lujo y con asistenta" de Toxo o del restaurante cantonés del Villa Magna (pues no va la impresentabled e la dueña y dice que quiere invitar a Méndez a comer gratis ...y que de paso conozca el restaurante). Si ya no se creen que los planes de pensiones de grandes empresas son "negocios" de los sindicatos, si tampoco cuela que los liberados se quedan en casa a comer marisco ...si todo esto ya no sirve, propongo que la infamia creativa tome otras medidas, acusaciones de pederastia por ejemplo ...ya sabéis que lo importante no es la verdad sino la "realidad" y esta tenemos que construirla día a día.

    ResponderEliminar
  20. Existen otros sindicatos que están naciendo como Somos sindicalistas ,sin subvenciones sin liberados , en contra a que el dinero para la formación pase a través de los sindicatos. Somos es así y los demás sindicatos quieran o no tendrán que trasformarse.
    Pero tambien digo al igual que nosotros renunciamos a las subvenciones tambien hay que erradicar las mismas a las asociaciones empresariales a los partidos políticos y a la iglesia entre otros

    ResponderEliminar

Esta web busca la colaboración de todos quienes accedan a ella. Por lo tanto, se habilita la posibilidad de añadir comentarios al pie de los post. Rogamos a todos el buen uso de esta utilidad. Los comentarios ofensivos, vejatorios, que contengan insultos, falsas acusaciones o que sean manifiestamente ofensivos, no serán publicados. Gracias por vuestra colaboración.